El Estado bueno te provee educación. Ya no estamos tan seguros de que Dios te ame, pero que el Estado te ama quién pude dudarlo. Sólo un neoliberal, insensible y reaccionario que quiere que el lucro lo gobierne todo.

¿Qué hacemos acaso con los que no pueden proveerse una educación?

Claro, hay amores que matan. El personaje de Glen Close en atracción fatal amaba tanto a Michael Douglas que estaba dispuesto a matarlo a él y a su familia si no se dejaba querer. Dios no nos mataría por algo así, pero el Estado si que sería capaz.

¿No demuestra eso que el Estado te quiere más que Dios?

Este suplantador de la divinidad se ocupa hace mucho de lo que aprendemos. Creer que no debiera meterse en tal cuestión y hasta que es incompatible con la idea de república es de locos. Locos liberales, anarquistas, soñadores, tipos peligrosos a los que tal vez haya que oír de vez en cuando por lo pintorescos que son, pero hacerles caso jamás. Que lindos, que soñadores.

No te preocupes por ellos, el Estado te protege de ellos educando a tus hijos. Y lo hace gratis. No pagás nada. Ese dicho que dice “cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía” no se aplica en este caso. Vos fumá.

¿No lo necesitás? Cómo que no, todo el mundo lo necesita. Podés si tanto te gusta pagar por ello. El Estado te va a dejar que pagues ¿Por qué no? Si vivimos en un país libre. Pero eso si, no va a renunciar a ocuparse de lo que tus hijos aprendan. No te olvides de que el Estado es bueno, te lo habíamos dicho de entrada. Más bueno que vos con tus hijos. Los niños pueden prescindir de sus padres, pero del Estado por supuesto que no.

¿Querés educar a tus hijos por vos mismo? ¿Y cómo sabemos nosotros que lo vas a hacer bien? ¿Les vas a contar por ejemplo lo linda que es la bandera para que te la mostremos cada vez que te necesitamos para alguna causa noble como ir a la guerra o comprar una compañía aérea? No podemos estar seguros de eso. Lo que les enseñes no sería oficial. ¡Imaginate!

Todo esto, te lo dijimos de entrada, lo hacemos por tu bien y el de tus criaturas. Si ellos un día no quieren ir a la guerra o comprar una compañía aérea se verán muy perjudicados. El hombre, recordemos, es un ser social.

Es evidente que alguien que no quiere nuestra educación oficial, con todas sus cosas importantes e interesantes es porque no quiere a sus hijos. No podemos admitir que el rechazo de semejante beneficio ocurra por el bien de los niños. En nuestros cálculos (y suponemos que en los de nadie sano) no está que alguien piense que hay alternativas mejores ¿Cómo puede ser eso? ¿El bien de los niños no es algo objetivo que sólo el Estado a través de una respuesta oficial puede dar? “Dejad que los niños vengan a mi” debería decir un nuevo decreto.

Por lo tanto los jueces del sistema te perseguirán pero en sus propios términos. No dirán “estas personas tienen una idea propia de cómo educar a sus hijos que compite con la nuestra; se los quitaremos y los haremos depender de nosotros”. No, jamás. Te llamarán delincuente. El que no quiere al Estado es un mal padre. Y Estado, recordemos, siempre está ahí para librarte de todo mal. Amen.

Categories:

Tags:

28 Responses

  1. Esto me hizo acordar una frase que pusieron de moda hace unos años Les Luthiers cerrando un sketch “…Y EL QUE PIENSA, PIERDE”

  2. Desde hace mucho creo -sin ser sociòlogo ni psicòlogo- que èstos estados parasitarios, cuasi-totalitarios como los que sufrimos las sociedades donde una cantidad de ignorantes e inframentales votan, son una analogìa con las TEOCRACIAS.
    Un gran engaño de Occidente si se pretende difereneciarse de aquellos gobiernos que no separaron la religiòn del estado y son claras teocracias como en el mundo del Islàm.
    La pretenciòn y el logro son paralelos, si tenemos en cuenta que -como Josè apunta- si no sos estatista, estàs contra nosotros, ò sea contra lo que el estado pretende y es el bien comùn y la felicidad.
    Los poderes religiosos, pretenden lo mismo. De la misma manera, un grupo autopretendido sabelotodo y guiador iluminado del destino individual, te maneja a cambio de que agachàndote, ganes algùn tipo de felicidad.
    Carl G. Jung, un genio comprendido por pocos, que magistralemnete -entre otras cosas- desgranò eso que denominò “inconsciente colectivo”, “arquetipos”, decìa que el hombre no cambia en su estructura simbòlica mental a travès de los siglos…simplemente reemplaza ìconos, arquetipos, sìmbolos.
    Por lo tanto si antes era el dios pirulo, ya sea tallado en madera, piedra ò fundido en oro, hoy es el puto estado.
    Una lucha colosal que debemos dar los liberales, los egoìstas (Ayn Rnd dixit), los individualistas, los que sumando y respetando nuestras diferencias como marca de nacimiento, juntamos nuestra energìa para desde esas diferencias, crear, producir, enriquecernos, y en definitiva moler, pisar esa absoluta mentira de mierda que es el colectivismo, el estado teòcrata (eso sostengo) larvario y buitre.
    Como Martìn, yo tambièn me cabreo ante lo que sufrimos diariamente.

  3. Quizàs no tenga mucho que ver pero ayer quedè fascinado con las palabras de la posible vicepresidente de USA, Sarah Palin…mucho de lo que dice en contraposiciòn con el “liberal” en el sentido yanki cuasi socialista)Obama, los impuestos y la producciòn individual, vale la pena escucharlo.
    Ni que hablar si pensamos en el contraste de esa gobernadora de Alaska, y la grotesca, vergonzoza caricatura que hoy tenemos sentada en el sillòn presidencial. Una pesadilla.
    Este es un link para escucharla y leerrla:
    http://elections.nytimes.com/2008/president/conventions/videos/20080903_PALIN_SPEECH.html#

  4. La religión estatista necesita reclutar y catequizar fieles para sostenimiento del culto y propagación de la fe.

    Recordemos en la antigüedad la adoración de falsos ídolos que reclamaban hasta sacrificios humanos.

    Los límites son inimaginables y pueden llegar a los extremos del fundamentalismo islámico que adoctrina para sacrificar hasta la vida.

  5. El camino mas eficaz para contrarrestar la prédica estatista me parece que empieza por desmitificar al estado como “falacia organicista” es decir como entidad abstracta independiente en sus resultados de las acciones de los seres de carne y hueso, falibles y relativamente autónomos que lo integran.

    (y que tienen libertades bastante amplias para perseguir sus propios intereses).

    Transcribo un párrafo del artículo de Rothbard “El manto de la ciencia” que puede leerse completo en:

    http://www.eseade.edu.ar/servicios/Libertas/23_7_Rothbard.pdf

    “Las analogías organicistas atribuyen conciencia, u otras cualidades orgánicas, a “conjuntos sociales” que no son, realmente, otra cosa que rótulos que se aplican a las interrelaciones entre los individuos.

    Así como en las metáforas mecanicistas los individuos son subsumidos y determinados, aquí se los considera apenas como células carentes de raciocinio que forman parte de una especie de organismo social.

    En la actualidad, pocas personas afirmarían categóricamente que “la sociedad es un organismo”, pero la mayoría de los teóricos sociales adhieren a doctrinas que implican precisamente esto; así lo demuestran frases como éstas: “La sociedad determina los valores de los individuos que la componen”; o “La cultura determina las acciones de los individuos”; o “Las acciones de un individuo están determinadas por el rol que desempeña en el grupo al cual pertenece”, etc.”

    Estas figuras retóricas ha sido mencionadas en este blog en varias oportunidades por Leandro bajo en título de “realismo conceptual” o “antropomorfización de entelequias”, y son ampliamente utilizadas por los sofistas endiosadores del estado.

    • Eso para el análisis intelectual está muy bien, pero a los corderitos tinellizados, creo que la única forma, es hablarles de dinero -y ésa debe ser un motivo más por el que el “faccio” estatal arma una red impositiva compleja, para que no se comprenda cúanto dinero se tira a la basura.
      Cuando lo podamos mostrar en porcentajes de modo simple, lo podrían entender.

  6. Por suerte la realidad cotidiana nos provee de abundantes ejemplos de como el estado no produce cosas distintas a la naturaleza de quienes lo integran,

    y que muestran en que medida gozan de libertades mucho mas amplias para perseguir sus intereses particulares que cuando esas mismas personas integran organizaciones privadas con fines de lucro.

  7. A que te referis específicamente cuando decis “que el estado eduque a tus hijos?” No comprendo si apuntas a un tema de educación pública (contenidos) o a la idea de que el estado todo lo acapere en todo sentido.

  8. Otra idea asociada al mito del estado es que los individuos que en él se desempeñan,

    se despojan y dejan de perseguir mágicamente sus propios intereses para pasar a atender el “bien público”,

    cuando en realidad es todo lo contrario pues encuentran mas incentivos y menos controles para orientar sus actos en provecho propio.

  9. José, espero que se plantee el debate al menos entre unos pocos, hasta que podamos iniciar un proceso donde los que no aceptemos el denigrante adoctrinamiento de estos ignorantes parásitos que se creen encarnaciones de Sarmiento, mientras chillan, amenazan, faltan para ejercer presión y ganar un poco más forzando al estado a robar más para su beneficio.
    Digamos que hasta tenemos el derecho de liquidarlos por el intento de robar a nuestros hijos cada día para adiestrarlos contra el consentimiento de los padres… pero son muchos.

  10. No debemos olvidar que un estado eficazmente constituìdo, es aquel donde un sinnùmero de cuestiones enajenan a cada paso la libertad del individuo.

  11. En reiteradas oportunidades nos ocupamos de los PRECEPTOS de la religión laica de nuestro tiempo “La Estatolatria”. Hace unos días conversábamos sobre la socialización de la atención médica y aca vemos la misma idea pero aplicada quizás a lo más sensible de una sociedad….No es correcto que hablemos de educación publica, la educación es valores, ideas , es decir en una moral, y eso es tarea de cada familia, no de la escuela…en todo caso podemos hablar de instrucción que es la introducción y transmisición de conocimientos y metodos para adquirirlos que esa si puede ser tarea de la escuela o de los padres.
    EN argenta ni siquiera tenemos eso, el proceso de instrucción de niños, adolescentes y jovenes es mas un proceso de adoctrinamiento en donde te enseñan a adorar a una entelequia y en donde te cuentan una historia oficial (que cambia según la veleta de las ideas) y te enseñana a ser autocolplaciente con el fracaso por que siemrpe la “culpa” de lo que no te gusta de otro u otros.
    Tampoco los sacerdotes y beneficiarios de la Estatolatria pueden permitir que sus dogmas y preceptos esten sujetos a revisión y competencia (igualq ue krish con las cuentas del gobierno y por eso paga al club de paris todo junto y sin negociar…es decir prefieren suicidarse antes de dar un paso atras) por que una simple comparación haria colapsar todo el tinglado con el que vienen engrupiendo a 4 generaciones de argentos (ojo en gran parte del mundo pasa lo mismo), es decir la misma motivación que con la salud y las obras sociales, hay que prohibir la comeptencia y aquellos que quieran salirse del sistema lo pagarán literalmente muy caro…priemro paguen la escuela publica y luego la cuota del colegio privado muy alta por cierto

  12. Hoy la única diferencia entre escuela pública y privada es la comodidad en las aulas, porque en las privadas todos los planes de estudio deben ser aprobados por el Ministerio de Educación.

    Algún día habrá un docente valiente que mandará un plan “progre” y dará una clase como la gente que nada tenga que ver con el plan.

  13. La educacion publica y obligatoria (una de las propuestas de marx para destruir las sociedades libres) es la piedra angular del estatismo. Cualquier persona, sin importar sus ideas, esta de acuerdo que es el estado es ineficaz, ineficiente y corrupto. Critican al estado tanto como nosotros. Pero ante el planteo de que el estado no se ocupe de tal o cual cosa, se oponen firmemente, ya que eso le enseñaron: el estado es bueno y necesita cada vez mas dinero y poder, y los procesos de mercado son el demonio. Si el estado no controla y no regula, es el caos. Los chicos salen del colegio con el cerebro arruinado. Tengo una prima de 18 años, termino el año pasado en el instituto santa ana (sobre avda del libertador, en nuñez). Qué le enseñaban? lo bien que hacia evo morales en aumentar las regalias sobre el gas! Obviamente no le decian que en 2007 la IED en bolivia cayo un 40%. En enero se va a machu pichu, y esta indignada porque la entrada cuesta US$100: dice que como es patrimonio de la humanidad, la tienen que dejar entrar gratis, que eso es lo que le enseñaron. Yo tambien estoy indignado: si ver a madonna cuesta mas de $600, machu pichu esta regalado.
    Yo no recuerdo nada util que me hayan enseñado en el colegio (san juan bautista de la salle). Si recuerdo que en las clases de historia nos enseñaban que nunca un pais en vias de desarrollo logro desarrollarse, pero nunca explicaban entonces como algunos llegaron a desarrollarse. Y otra cosa mas, ademas del tema de los planes de estudio y la bibliografia: Si el gcba no es capaz de brindar un servicio tan simple y economico como poner los carteles con la nomenclatura de las calles, ¿como mierda esperan que brinde una educacion de calidad?

  14. Yo egresé en 2003 de escuela privada de gestión pública, es decir, cobran cuota pero los sueldos los paga el estado, y tampoco recuerdo gran cosa o algo que me haya servido de 2003 en adelante.

    En Historia me enseñaron que como somos descendientes de españoles, tenemos que pedir perdón porque hace 500 años “masacraron” a los pueblos originarios, a los que de paso estafamos nosotros (efecto de herencia de culpa) cuando les cambiamos oro por espejitos de colores.

    En las clases de economía nos contaban cómo el socialismo es maravilloso pero un complot no lo dejó salvar a la humanidad, etc…

    De paso nos hacían imitar parodias de juicios contra las juntas militares (donde me tocó hacer de fiscal) y ser casi desaprobados por ir solamente con evidencias…

    Y hoy salgo de clases, universidad privada, re caliente porque estuve media hora peleando con la tutora de la carrera y una mina que fue a dar una charla que le echaban la culpa de todos los males al capitalismo, postura que OBVIAMENTE adoptaba la mayoría de mis compañeros de clases.

    Habría que eliminar el Ministerio de Educación.

  15. La humanidad vivio muchos siglos sometida al poder, apenas sospechando de su naturaleza libre,

    es decir si no fuera por unos pocos iluminados se hubiera mantenido resignada o acostumbrada a ser subdito de algún poderoso indefinidamente.

    El sometimiento causa acostumbramiento, resignación y en el peor de los casos hasta adhesión al déspota.

    Esto generalmente ocurre cuando los individuos no tienen otras referencias contra qué comparar, y eventualmente, rebelarse.

    por eso los totalitarismos procuran el aislamiento de los sometidos respecto del conocimiento de otras posibilidades de organización social.

    En nuestro medio ese aislamiento se trata de alcanzar suprimiendo o perturbando la oferta privada de bienes y servicios, sea educación , salud u otras prestaciones.

  16. Algún día, si tuviera tiempo, debería compartir con ustedes unas líneas sobre el efecto nefasto de la ley 1420 de (des) educación como forjadora de mentalidades aptas para soportar pasivamente el estatismo, el populismo y soñar con una socialdemocracia perpetua.

    O decir algo sobre lo que pienso que es la “secta pedagógica” (de la que formo parte, como disidente) con sus “mitos fundacionales”:

    – gratuidad: mentira por la cual se oculta que un servicio educativo de mala calidad se paga con los impuestos;

    – obligatoriedad: mito por el cual se pretende que una persona instruida es buena en sentido ético. ¿Cómo es posible un tipo como Goebbels con su doctorado a cuestas?

    – laicidad: mito por el cual el Estado se entromete en la patria potestad, privando a los padres del derecho de decidir si quieren una educación confesional o aconfesional para sus hijos;

    – principalidad del Estado: mito por el cual se supone que incumbe a éste garantizar el acceso universal a un servicio educativo en condiciones de igualdad, siendo que la igualdad educativa es un imposible, porque cada educando es un individuo distinto de los demás. Mito destructor de la posibilidad del homeschooling, sistema educativo que más se aproxima al sistema tutorial (un docente/un alumno) a bajo costo.

    Otro día sigo…. Perdonen la divagación.

    Saludos,

    Pavel.

  17. Hace algún tiempo me había consultado una madre “homeschooler” que quería armar junto a otros padres una asociación civil y abogar por su derecho a educar a sus hijos en su casa. Lamentablemente la cuestión no pasó de los primeros contactos, porque me hubiera parecido un tema super interesante para litigar judicialmente. Como abogado, habría sido todo un desafío.

    Sin embargo hay algo que no me convence del todo en el tema del “homeschooling” y es el tema de que me parece escasamente compatible con el ideario liberal otorgar a los padres un derecho a enseñar a sus hijos lo que se les cante y privarlos de la posibilidad de conocer otras visiones del mundo. Un niño no es una propiedad de sus padres, sino un individuo independiente y con derecho a formarse sus propios criterios. Mi temor es que, por atacar la “tiranía educativa del Estado”, terminemos dando vía libre a la “tiranía educativa de los padres”. Me vienen a la mente, por ejemplo, los casos de comunidades como las de los Menonitas, en donde me parece bastante dudoso el respeto a la libertad individual de los hijos por parte de sus padres. Estamos, me parece, frente a un problema algo más complejo de lo que parece, y me parece que la posibilidad de alcanzar una solución que no se contradiga con la idea de respeto irrestricto a la libertad individual enfrenta el riesgo de terminar chocando con conclusiones paradójicas.

    • Es el temor que utiliza el estado para arruinarle la cabeza a varias generaciones en nombre del riesgo a que los padres sean tiranos. No te diría que los padres son geniales, en general están llenos de errores. El punto por el cual son quienes deben determinar que cosa deben saber sus hijos no es su genialidad ni sus aciertos, del mismo modo (aunque te parezca muy “económico”) que la razón por la que alguien determina qué hacer con sus cosas no es que es más piola que los otros. El asunto es que los padres son los padres y los demás no son nada, ni siquiera para decir que los hijos deberían tener otras visiones y otras alternativas.
      Desde mi óptica, el gran engaño del estado es el mito de la liberación de las limitaciones. Las limitaciones de los padres, las limitaciones de los empresarios, las limitaciones de los que educan. Todas superables con actos de autoridad.
      El segundo engaño es que como alternativa el estado no será parcial. Y el estado es tan parcial como cualquier organización y como lo podría ser cualquier padre. Es una parcialidad inútil, peligrosa y esclavizante.
      Esas son las opciones.

  18. José, en algunos casos los padres pueden ser más esclavizantes que el propio Estado. El caso de los menonitas me parece claro. De cualquier modo entiendo que es un problema de difícil resolución, porque desde luego que nada puede asegurar que el Estado sea menos tiránico que los padres a la hora de impartir educación. Lo que digo es que también hay que tener ciertos reparos con la posición contraria, porque los padres definitivamente no son dueños de sus hijos. A mi lo que me importa es la posibilidad del hijo de poder acceder a distintas visiones del mundo para elegir la suya propia. ¿Cómo se alcanza eso? Es una buena pregunta, para la que no tengo una respuesta demasiado segura.
    Nota al margen, tu argumento de que el derecho de propiedad no se fundamenta en nunca cualidad particular de quien lo ostenta no me parece aplicable al caso, precisamente porque los hijos no son propiedad de sus padres.

    • Si no me equivoco los Menonitas se negaban a la educación patriótica, pero no hace falta referir a casos como esos, está lleno de malos padres. Y es cierto que no son propietarios de los hijos. Tampoco el estado es propietario. Pero los padres son padres. Si existe algún caso en el que sepas que un padre está haciéndole un mal a un hijo existe las vías legales para resolverlo sin estatizar a los hijos, que es una forma de condenarlos para siempre.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: