Como señaló Figarillo en un comentario al post anterior la política oficial de la macumba cualquierista en el gobierno respecto de la carne era en su origen controlar el precio de los “cortes populares“, dejando liberados las restantes partes del animal que se dedican a la exportación o al consumo de gente rica como los Kirchner, los sindicalistas, los Timermann o las Madres de la Plaza de Mayo.

Estos sectores postergados, liderados por el diputado Cabandié se ve que están cansados de ser dejados de lado y tratan de generar una inversión de aquella política.

Categories:

11 Responses

  1. jajaja buenisimo jose. Para que no haya tantas contradicciones, podriamos volver directamente a la constitucion del 49, donde las cosas estaban mas claras:
    Art. 38.- La propiedad privada tiene una función social y, en consecuencia, estará sometida a las obligaciones que establezca la ley con fines de bien común.
    Art.40.- La organización de la riqueza y su explotación tienen por fin el bienestar del pueblo, dentro de un orden económico conforme a los principioes de la justicia social. El Estado, mediante una ley, podrá intervenir en la economía y monopolizar determinada actividad, en salvaguardi de los intereses generales y dentro de los limites fijados dentro de los derechos fundamentales asegurados en esta Constitución.

  2. Muy buena la transcripción de los arts. de la CN del 49 que no conocía.

    se nota quee estaba redactada por infradotados que creían que la generación de riqueza obedecía a “fuerzas ciegas” que pondrían invariablemente a disposición de los parásitos del gobierno el fruto de sus esfuerzos.

  3. luis, cuando quieras te fotocopio un ejemplar. Tiene una introduccion hecha por el ministerio de educacion que es espectacular: “Con la Constitución Nacional Justicialista culmina el arduo, largo y glorioso camino recorrido en procura del instrumento ideal de gobiero que sumara a la enalzada perfección de sus principios y sus normas la más estrecha y acabada interpretación del pensamiento, del sentir y del obrar de los argentinos, consagrando en su texto las supremas aspiraciones, los derechos y las garantías del Pueblo y el armónico equilibrio de los poderes del Estado.” Las comparaciones con otro texto nefasto surgen solas: “En este sentido el fascismo es totalitario, y el Estado fascista, síntesis y unidad de todo valor, interpreta, desarrolla y domina toda la vida del pueblo. (El Fascismo, Capítulo primero, ideas fundamentales, punto 7)”
    Yo queria preguntar a ver si alguien me podria responder, ya que por mi edad me he perdido varias de las mayores atrocidadez del siglo XX, si conocen otro caso donde la constitucion nacional de un pais incluya el nombre de un partido politico como la “constitucion nacional justicialista”.

  4. Lo peor es que no existe esa entelequia absurda denominada “cortes populares”. Es un invento de los gobiernos populistas y bandidos.

  5. Dale Matías, o tambien, si se puede, como archivo digital mandamelo por mail y/o colgalo en el Club de lectura, creo que les puede interesar a todos (y a todas) conocer el pensamiento populista de hace 60 años

    Muchas gracias.

  6. Sería muy bueno que se pudiese poner de alguna manera para todos, si eso no origina mayores molestias. Por lo que leo es una perla negra. Me interesa.

  7. Ha sido muy ilustrativo recordar la Constituciòn de 1949 pero, lamentablemente, aunque ha sido derogada en los hechos, sigue vigente en espìritu. Para comprobarlo, ademàs de escuchar los discursos del oficialismo, hay que analizar el de gran parte de la oposiciòn. Todos coinciden en la funciòn social de todo lo que equivale a decir que el estado tiene el derecho de entrometerse en lo que se le ocurra aùn si ese artìculo 38 en vigor.

  8. Hay que cambiar la cultura ampliamente arraigada de que la libertad en la convivencia e interacción entre individuos es esencialmente desordenada y da origen a un orden social injusto,

    de allí a la tentación de aceptar un ente regulador y regimentador a quien se le reconoce poder de intervención hay un paso,

    un paso fatal.

  9. Dice Meir Zylberberg en su ensayo “Las raìces totalitarias del fracaso argentino:

    ¿Què sentido tiene la palabra social junto a tèrminos tales como Capitalismo, Bienestar, Acciòn, Desarrollo, Previsiòn, Legislaciòn, Polìca, Medicina, Educaciòn? Mi respuesta a este interrogante fue y sigue siendo, que se trata de una estafa intelectual de la que son còmplices muchos polìticos, literatos, directores y actores de cine y teatro, lideres religiosos y en gran parte los medios masivos de comunicaciòn. En todos los casos estos personajes buscan justificar, con lenguaje solemne, el uso de la fuerza por parte del estado u organizaciones corporativas y gremiales, para imponer valores que ellos consideran supremos”

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: