Patricio Murray, el fiscal federal que ordenó detener a los dirigentes rurales en San Pedro por cortes de rutas y "tirar humo" siguiendo los espasmos verbales del señor Kirchner y la Picolotti, es uno de los fiscales preferidos de Horacio Verbitsky, el Rasputín del dueño de la presidente de la nación y creador de la doctrina de la impunidad de la protesta socialista.

Habitual asistente a eventos con el gran justificador oficial, Murray es de los que se olvidaron, si es que algún día supieron, que la justicia busca determinar si los imputados son culpables y no simplemente condenarlos y castigarlos como una forma de réplica que reemplaza a la militar. La justicia es un trámite necesario engorroso y molesto para obtener condenas según esta óptica parcial y bélica de la función judicial. Decía Murray:

“Un compromiso muy grande que tenemos desde todos los estamentos del Estado comprometidos con esta problemática, consiste en hacer lo posible para que obtengamos la elevación en el lapso mas breve posible de las causas a juicio y obtener las condenas de los culpables”… “Algo muy importante en esta tarea, sería poder redireccionar todas las investigaciones que aún se encuentran desarrollando y que todavía no han sido elevadas a juicio con una lógica geográfica similar a lo que fue la lógica de la represión, es decir, dividiendo en zonas, subzonas y áreas”

El uso del término "problemática" habla mucho sobre el nivel intelectual de una persona. Casi de la misma categoría que "articular" pertenece a la misma fauna.

Esta versión del derechohumanismo construida por alguien comprometido en los enfrentamientos violentos de los setenta como el mencionado jefe de la inteligencia de la organización terrorista montoneros, es la réplica sin balas de los vencidos y una verdadera parodia de justicia. La justicia verdadera busca el conocimiento de los hechos y la determinación de las responsabilidades. Está tan interesada en condenar como en absolver. Pero estos fiscales jamás han pedido la absolución de nadie. Eso no es justicia, si no simple hostilidad. Y Murray es de los pichones favoritos de Verbitsky quien lo destaca de manera permanente en sus columnas. En el párrafo citado se ve cómo se siente parte de una respuesta "similar a lo que fue la lógica de la represión".

Ahora se ha vuelto el fiscal un oportuno lector del artículo 194 del Código Penal (ese que su mentor intelectual le habrá dicho tantas veces que mejor era dejarlo de lado). Justo cuando las negociaciones se complicaron. Como cuando Patti se convirtió en un objeto útil para distraer después del escándalo de la compra a la luz del día del señor Borocotó. Hacía falta convertir a ese ex policía que era poco más que un adolescente en aquellos años en el gran cuco que necesitaban en Casa de Gobierno. Murray se encargó de pedir su detención.

Tags: , , ,

Categories:

15 Responses

  1. Ya no queda ni una gota de república. Argentina parece un prostítubulo. Está dominada por la peor lacra del mundo.
    Estos abusos de poder, esta grosera violación del Estado de Derecho debe ser denunciada en todos los foros del mundo. No esperemos nada del Congreso, ni de la Suprema Corte, esas instituciones no existen. Debemos pedir el auxilio del mundo civilizado y pedir a los gobiernos de las demás naciones que tomen medidas contra el gobierno de Argentina.

  2. Estos arrestos arbitrarios ordenados por fiscales subversivos les va a salir caro, muy caro. Con el exitoso congreso en Rosario y las broncas de estos arrestos, los chacareros están ahora con más ánimo de lucha, tienen la moral más alta. Un dirigente rural dijo que antes del inicio de las protestas debía persuadir a los chacareros a manifestarse, pero ahora no sabe como contenerlos. Ahora parece que planean marchar hacia Capital Federal y congregarse allá el 20 de junio. Por otro lado, el kirchnerismo se va a tener que vérselas con piquetes dentro del partido. Viene en camino una rebelión de peronistas disidentes que por lo que parece son muchos.

    http://www.losandes.com.ar/notas/2008/6/1/politica-361866.asp

    http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2008/06/01/noticia_5480.html

    http://www2.lavoz.com.ar/08/06/01/secciones/opinion/nota.asp?nota_id=208264

  3. Ayer, estaba escuchando los programas de Roberto Cachanosky y luego el de Marcelo Gioffré en FM Identidad y escuché en el segundo programa un posible suceso, creo que se han aventurado mucho en decir, pero lo que dijeron es que renunciarían Cristina Kirchner y también Julio Cobos, dejando el poder ejecutivo acéfalo y que sería ocupado por Pampuro. No le doy mucho crédito a esta hipótesis. Tal vez sea un rumor hecho circular por el gobierno con alguna trampa, pero quien sabe.

  4. Lo que me llama la atención es el enorme desgaste que tiene el gobierno, leyendo los mensajes de los lectores en los diarios,y blogs, también los comentarios que dejan en los programas de radio. También veo que muchos periodistas que eran aduladores del gobierno están cambiando de posición.
    Hoy leyendo un diario vi un mensaje escrito por un lector de Urgente 24, firmado por una lectora llamada Abuela Estela y dice esto:
    1. Este es uno de los días más difíciles de la historia argentina.

    Los señores de la corrupción reunidos en el cónclave del Partido Justicialista decidieron declararle la guerra a la sociedad argentina. Hay que destacar la determinación y decisión de nuestros gobernantes para llevar a la Argentina hacia la guerra civil.

    Realmente no creía que nuestra clase dirigente era capaz de semejante actitud, puesto que si hubieran actuado de la misma manera en la educación, salud, seguridad, protección de la ancianidad y la administración de justicia no estaríamos en la situación en la que estamos viviendo y seríamos una de las cinco mayores superpotencias del planeta.

    Después de haber visto la barbarie kirchnerista, más de uno se debe estar arrepintiendo de no haber linchado a aquel funcionario, concejal, diputado o senador al cual “le perdonó la vida” en el desastre del 2001.

    Haga memoria, aquella vez que usted fue a manifestarse frente a su lujosa casa y usted decidió irse a su casa en paz cuando aparecieron las fuerzas de seguridad.

    Sí, señor. Tiene razón. La clase dirigente no escarmentó y ahora vienen por la revancha.

    Ellos piensan que hay que debemos ser castigados por habernos atrevido a desafiar su autoridad avalada por la Constitución Nacional, los jueces de la servilleta y las asociaciones de derechos humanos y defensoras de la ecología y el medio ambiente.

    Ahora vienen por nuestras casas, por nuestros ahorros, por nuestras familias, por nuestros hijos.

    La clase política argentina nos quiere convertir en sus esclavos, transformar a nuestros hijos en su carne de cañón para aventuras bélicas impredecibles de las manos de las superpotencias del terrorismo internacional.

    En estos momentos, las bestias piqueteras y las asociaciones de derechos humanos se están regodeando con el festin de sangre y muerte que está a punto de regar el suelo de nuestra amada Argentina. Para ellos es la revancha soñada por habernos resistido a formar parte de las potencias cautivas por el comunismo durante las décadas del sesenta y del setenta.

    Esa clase media a la cual odian y le pegan en la Plaza de Mayo va a ser aniquilada en los campos de concentración para disidentes que prepara el kirchnerismo. Mas vale que los que caigamos en las garras de nuestros carceleros no les pidamos ni agua ni comida. Para los disidentes solamente hay un solo menú: un disparo en la nuca para que la voracidad de los gusanos devoren nuestros cuerpos apilados en las fosas comunes de la barbarie kirchnerista.

    Pero claro, ellos no saben a quien se enfrentan.

    Están frente a un pueblo decidido a defenderse hasta las últimas consecuencias.

    No puedo creer que te hayas olvidado.

    ¿Pasaron tantos años que les tengo que recordar quienes soportaron el peso de los combates en Malvinas?

    ¿Los gobernantes? ¿los torturadores? ¿los economistas? ¿los subversivos?

    No, fueron nuestros hijos.

    Los hijos del pueblo argentino con sus 18 y pico de años fueron a calzarse el casco y el fusil para defender cada puñado de turba en el sagrado suelo malvinero. Nuestros pibes que sin una preparación profesional pelearon hasta la muerte en cada trinchera de la Patria.

    ¿Y de donde salieron nuestros hijos?

    De nosotros.

    ¿Y sabés qué?

    No nos van a robar la Patria.

    Leíste bien.

    No nos van a robar la Patria.

    Ni vos y yo vamos a permitir que una manga de bestias humanas nos venga a decir lo que tenemos que hacer.

    Tenemos que defender todo lo que construímos durante nuestras vidas.

    No tenemos que dejar que venga un “comisario del pueblo piquetero” a golpear a la puerta de nuestros hogares para decidir sobre nuestra vida, nuestra familia, nuestros bienes y nuestro futuro.

    ¿Y sabés qué?

    Estas bestias son tan pero tan brutas que no se dan cuenta de que cuando corra la primera gota de sangre de un ciudadano honesto y trabajador vamos a salir todos a pelear en todas y cada una de las calles de nuestra Patria.

    Y no nos van a ganar.

    No importa que la lucha dure 12 horas o 12 años.

    No los vamos a dejar gobernar.

    No los vamos a dejar salir de sus casas.

    No los vamos a dejar comprar en los shoppings.

    No los vamos a dejar comer en los restaurants.

    No los vamos a dejar pasearse en sus coches.

    No los vamos a dejar caminar por las calles.

    No los vamos a dejar dormir en paz.

    No los vamos a dejar vivir.

    Les vamos a hacer sus vidas tan pero tan miserables que van a tener miedo de acostarse en su cama y de que en la oscuridad de la noche lo pase a deguello un cacerolero con un cuchillo de cocina.

    Sus crías van a ser apaleadas todos los días en los colegios por los hijos de la Patria.

    La única alegría que nuestros gobernantes van a ser es cuando su descendencia vuelva sana y salva a sus casas.

    Metan a todos los custodios que quieran. Igual vamos a entrar.

    Pongan todos los servicios de inteligencia que quieran en las calles, en los bares, en los lugares públicos y en el kiosco de la esquina.

    Saquen a la calle a todos los militantes sociales para cumplir funciones policíacas recorriendo casa por casa, como intentó hacer la desaparecida “Guardia Urbana” de Aníbal Ibarra.

    ¿O se olvidaron que en la Ciudad de Buenos Aires los esbirros del “genocida de Cromagnon” fueron con sus planillitas y su flamante uniforme casa por casa y departamento por departamento para saber quién vivía, cuantos eran en cada hogar o si ese inmueble estaba desocupado para que sea usurpado por los villeros amigos del ex-jefe de gobierno del Frepaso?

    ¿Viste que los terroristas kirchneristas son amantes del odio, de la violencia, del aguante y de la muerte?

    ¿Sabés qué?

    Podrán seguir en el poder, pero no van a poder aplicar ni una ley.

    No los vamos a dejar en paz.

    Cada declaración, cada acción, cada movimiento va a ser repudiada en forma masiva.

    Cada noche vamos a salir a cacerolear.

    Ellos imaginan su Líbano setentista con sus milicias victoriosas en los fortines del enemigo capitalista.

    Yo no vivo en el Líbano, vivo en la Argentina y estoy rodeado de Argentinos.

    Estos no saben como somos los argentinos.

    Estos no se imaginan lo que somos capaces de hacer los argentinos.

    No necesitamos fedayines, ni siquiera tenemos que mandar a nadie a entrenarse a Venezuela, Cuba o Irán.

    Esos son países de mierda que no tienen nada que enseñarnos.

    Vos lo sabés tanto como yo.

    Contra nosotros no van a poder.

    No nos van a robar la Patria.

    Aunque ellos estén festejando el comienzo del gran baño de sangre nacional, no se han dado cuenta que han comenzado las honras fúnebres al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

    Se ha dado inicio al sepelio de la “utopía progresista”, del gobierno de los “derechos humanos”, de las “organizaciones no gubernamentales”, de las “madres y abuelas de todos los argentinos”, de los “piqueteros”, de los “militantes sociales”, del “ecologismo fashion” que vende remeras verdes y llena de humo a las ciudades, de las “garantías constitucionales” para los delincuentes y del terror para los ciudadanos.

    Ya tiene fecha de vencimiento el “progresismo” berreta de los periodistas y artistas adictos al régimen kirchnerista, los “planes de estudios” dirigistas y con una gran carga ideológica que infecta a nuestros niños y adolescentes en las aulas de unos institutos educativos que parecen diseñados para que fracasen generaciones enteras de argentinos que cuando se atreven a cursar el ciclo básico de la universidad demuestran que son incapaces de comprender un texto o de escribir y leer correctamente.

    Se acaba la universidad pública “libre y gratuita” degradada y convertida en un campo de adoctrinamiento de la juventud que sirve para enriquecer los bolsillos de decenas de estudiantes crónicos que se esconden detrás de los “centros de estudiantes” y desvirtúan el verdadero rol de la educación terciaria que es la de darle a la sociedad los profesionales universitarios que necesita para cubrir las necesidades de un país en crisis.

    Pero principalmente ha comenzado el velatorio de toda una clase dirigente que sigue demostrando que responde a la chequera oficial y no a sus legítimos mandatarios que son el pueblo argentino. Gobernadores, senadores, diputados, intendentes, concejales y consejeros escolares tendrán que salir de sus cargos en forma pacífica o se tendrán que ir por la ventana.

    También serán sepultados todos aquellos jueces que suscribieron sus nombres a las servilletas del poder. Los funcionarios judiciales que se arrodillaron ante el régimen kirchnerista se tendrán que ir a sus casas porque han demostrado que son incapaces de impartir justicia. Y si se resisten a salir de sus despachos invocando inmunidades y prerrogativas, también serán eyectados de sus cargos.

    La administración pública nacional, provincial y municipal debe salir de sus oficinas, porque ya no hay más lugar para la rosca política y la borocoteada que les permite a los burócratas pasar alegremente del liberalismo económico de Carlos Menem al terrorismo montonero de Cristina Fernández de Kirchner.

    Néstor Kirchner apostó a la guerra para someternos a su voluntad.

    Que ponga en la calle a todas tus bestias.

    Que saque a todo tu ejército privado a la calle.

    No va a poder contra los ciudadanos.

    Aún tenemos un derecho que jamás nos van a poder sacar, el de resistirnos a la opresión.

    Vengan a buscarme cuando quieran.

    Aquí los estoy esperando.

    No me van a robar mi Patria.

    • Lo que hay que tener cuidado es que por proteger lo que realmente nos importa, no terminemos siendo un calco en ellos. Por eso hay tener mucho cuidado, los medios que escojamos, son los que nos representan como persona y lo que queremos proyectar y crear en nuestra sociedad. Tenemos que ser mejores personas. Siempre.

  5. Roark, yo creo que todo lo que stà pasando es el precio que està pagando èsta naciòn, por algo.
    No lo dudo. Causa y efecto.
    En definitiva, vivimos èstas barbaridades como las detenciones, la inoperancia de la justicia y los polìticos (sòlo para citar lo de èsta nota de Josè) porque simplemente, nunca antes hubo reacciòn ANTE NADA.
    Y ahora, como la oveja y el lobo juntos y hermanados por el miedo en el Arca de Noè, se une la gente en parte.
    Argentina, su sociedad efuè siempre indolente (“no te metàs”).
    Repito, no nos podemos espantar por tamañas violaciones a todo derecho fundamental, cuando antes no se hizo nada.
    Hace pocos dìas, ni siquiera hubo cuòrum de la “oposiciòn” para tratar el tema retenciones.
    Una sociedad adolescente, ignorante, que sòlo reacciona cuando el Tsunami està ahì nomàs.
    Era lògico en definitiva, que el monstruo creciera a èste tamaño.
    Nada es casual.
    Lo que sigue, sòlo Dios los sabe.

  6. Agrego…cuan parecido es èsto a cuando los polìticos se lavaron las manos en los’70, no se unieron para evitar el caos que finalmente (y a pedido de la mayorìa) desembocò en la acciòn militar.
    Una vuelta de tuerca, un paralelismo sin duda.

  7. Amigos:
    El gran problema de nuestra sociedad es que tenemos una manga de pseudo politicos “opositores” como Carrió, Macri, Rodriguez Saa, Stolbizer, Macaluse, etc etc.
    Estos, (hablando mal y pronto) son unos reverendos CAGONES, SI CAGONES. Con todo el desastre que está haciendo la mafia a cargo de la administración del estado. Si fueran algo de politicos estarían haciendo frente a la dictadura de estos mafiosos.
    Lo minimo que les pido es que tengan los huevos suficientes como para pararse frente a las camaras y decir que estos fiscales y jueces K, serán depuestos cuando el gobierno cambie.
    Que se les hará el debido proceso de juicio politico y seran destituidos y enjuiciados por falta a los deberes de funcionario publico y estrago doloso, ya que su accionar esta permitiendo el descalabro de nuestro pais.
    En cuanto vean las encuestas y sepan que esto cambiará de signo (ojala) en el 2009, verán que el parlamento se transformará en opositor y facilmente se obtendrá la votacion para pasarlos a juicio politico.
    Lamentablemente tenemos una manga de mal paridos que se hacen llamar opositores y que, a mi entender, estan arreglados para colocar un poco de cosmetica de opositor y permitir lo que nos esta pasando.
    Me imagino a De la Rua que haya hecho una décima de lo que le estan permitiendo a estos…………
    Hay que actuar como los bolches amigos de “nuestras abuelas”. Los “opositores” tienen que empezar escraches en los domicilios de los fiscales y jueces, armar campañas para que no sean aceptados en ningun local comercial, restaurante, peluquería, cine, teatro, club, etc etc.
    Armar piquetes en casa rosada con pintadas en todas las calles y muros aclarando que son unos delincuentes.
    Sorry, pero estoy recontrapodrido de ver a esa gorda inutil con sonrisa de mona lisa, que cuando tuvo que presentar cargos contra la reina cristina por lavado de dinero se fue al maso…….
    Un abrazo

  8. Hacía falta convertir a ese ex policía que era poco más que un adolescente en aquellos años en el gran cuco que necesitaban en Casa de Gobierno.

    Que argumento tan sólido para defender a Patti!! por Dios, hay que ser para decir tamaña boludez. Con ese mismo criterio de cuarta, los militares no deberían haber actuado porque muchos de los montoneros eran más que adolescentes. Viva los buenos argumentos para defender al electricista Patti!!

  9. Scotta parecés Jaime el robot de Maxuell Smart. Un oficial de 21 años en la policía es nadie, no se le puede inventar ningún progantonismo más allá de cumplir estrictamente las órdenes de detneción que le den sus superiores. Los montoneros no formaban parte de una institución arraigada, sus jefes eran tan jóvenes como ellos, pero no es el caso de la policía. Si no lo entendés te hago un cuadrito.

  10. Cumplir órdenes para torturar? Pues se hubiera negado. Cualquiera sabe que eso es un delito. Hasta un pendejo de 15 años sabe que es un delito. Vos que tanto creés en el individuo, no se podía negar a hacerlo acaso?? Vamos, no nos engañemos.

    Los casos que se le imputan a Patti son de mayo del ´83 (lo de Cambiasso y Pereyra Rossi) cuando Patti tenía ya 31 años (nació en el ´52) Todo un adolescente….

  11. Nadie habló de ordenes para torturar, sino de órdenes para detener, que cuando se reinterpretan pasan a ser ordenes para secuestrar. De cualquier modo, el caso de Peryra Rossi y Cambiáso no es de torturas, sino que se le imputa a Patti haber sido parte de un simulacro de tiroteo cuando, según la versión oficial (ahora oficial) en realidad los habrían matado. Esa orden tampoco la hubiera tenido que cumplir. Pero no hay ninguna garantía para que Patti sea juzgado de verdad en todo caso en un proceso limpio.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: