La izquierda le enseña a los liberales cómo deben pensar

Mira tú a lo que hemos llegado. La señora quiere que se publiquen buenas noticias como en El Periódico Austral, D’Elía quiere que apoyes a sus jefes y otros haciendo el papel de intelectuales pretenden sentenciar quienes son los “liberales-demócratas”, que son por supuesto, liberales que no son liberales sino progres.

Llenos de prejuicios y admoniciones este par de personajes invocan su di tellismo como argumento para escribir una zoncera mayúscula. Desde esa pose de los que están en condiciones de decirles a los demás cómo deben pensar, nuestros gurúes nos señalan el infierno. Si no los seguimos caeremos en la terrible “tradición liberal argentina, esto es, la inconsistencia de sólo avalar un marco de reglas de juego político cuando éstas no afectan los propios intereses políticos o económicos“.

¿Quiénes, cuándo, cómo? ¿Quién es mejor? ¿Por qué está mal actuar cuando se afectan los propios intereses políticos o económicos? ¿Quién es más altruísta? ¿Ellos? Estas preguntas deben ser de ultra derecha. Felices los que crean sin haber visto.

Su politología ditellense los coloca en posición de sostener que la rebelión fiscal del campo fue una “huelga patronal antisistema”. ¿Cuál sistema muchachos? Suficiente para no seguir leyendo ¿no? Que fácil es la vida para alguna gente. Me quedo con D’Elía, su hostilidad es franca y transparente.

En lugar de dedicarme a decirles como debería pensar un progre políticamente correcto, me permito señalarle a estos dos analistas, que no han hecho honor a las teorías permisivas de la extorsión pública, ni de los ríos de tinta desperdiciados en ideas sobre la discriminación, ni en otros tantos litros puestos en definir el terrorismo de estado. Pequeño problema.

20 thoughts on “La izquierda le enseña a los liberales cómo deben pensar

  • April 5, 2008 at 11:53 am
    Permalink

    Parecen confundir liberal en latino con líberal (en anglosajón).

    Reply
  • April 5, 2008 at 1:18 pm
    Permalink

    Muy bueno Benegas. Otro ejemplar de este ditellismo es tu colega RG. Qué suerte que no me anoté en Di Tella. Son progres de clase alta que quieren contar con la protección del estado, aborrecen a la clase media cuando esta quiere más apertura económica (porque la clase media, queda bien decir, es fascista, lo que a ellos los sitúa como elite defensora de los derechos de los pobres) y se creen elite cultural.
    A Etchemendy habría que citarle el “No taxation without representation”, de cuya cepa liberal espero que no duden.
    De ETchemendy leí un ensayo sobre los federalistas y Alberdi. Tiene la tesis de que Alberdi no era un liberal tan principista como estos otros sino que abrevaba por razones economicistas y etapistas (aquello de la república posible antes que la verdadera). Obvio que en USA mirarían con cierta extrañeza la tesis de Etchemendy, porque el Federalista es visto como Madisoniano y no como liberal (para esos están los antifederalistas, Jefferson y Mason incluidos). Algo similar ocurre con tu colega RG, que dice que el gobierno norteamericano se basa sobre una concepción muy pobre de la democracia que aborrece el debate público y quiere poner frenos a las instituciones republicanas. Obvio que esto también resulta de la incomprensión de la democracia norteamericana y los textos de Jefferson que él cita. Obvio, porque no eran liberales-“demócratas” tipo Rousseau. Es como leer la carta del Lavoro y decir que se asienta en una concepción totalitaria y una visión pobre del individuo.
    Digo todo esto porque veo que en el ditellismo es una constante este tipo de cosas.
    Saludos,
    Pablo

    Reply
  • April 5, 2008 at 1:22 pm
    Permalink

    Una cosa más. fiajte el cambio: primero se habla de liberales (primer parrafo), luego se pasa mágicamente a liberales-demócratas como si el liberal aceptara la regla de la mayoría, sea cual fuere (en este caso la suba de impuestos).

    Reply
  • April 5, 2008 at 1:24 pm
    Permalink

    Muy bueno! Mueran los proges fashion de Di Tella y San Andrés (Lousteau).

    Reply
  • April 5, 2008 at 2:11 pm
    Permalink

    Estimado José: Gasté unos años de mi vida, dinero, paz conyugal y paciencia tratando de explicar en una provincia del Sur que era el liberalismo. Me consta que lo mismo hizo otra gente en todo el país. La conclusión es que nunca se enseñó el liberalismo a partir de Alberdi por distintas razones políticas y para colmo apareció el “neoliberalismo” que nadie definió ni explicó y solo sirvió para denostar aun más al liberalismo.
    Por otra parte el liberalismo es más promocionado por sus detractores que por sus promotores.
    ¡¡Adelante la izmierda!!!, coman bosta, millones de moscas no pueden estar equivocadas.

    Reply
  • April 5, 2008 at 2:37 pm
    Permalink

    Creo que la discusión sobre si liberales, demócratas, progres, en el contexto de estos últimos acontecimientos, pasa ser aleatoria. En realidad, lo más importante, y es ahí donde el gobierno espanta, es en el respeto a la Ley y la Constitución. Podemos pasarnos horas discutiendo que sistema es mejor. Pero hay Ley y hay Constitución, aunque a muchos no nos guste la reforma mamarracho del 94. Pero es el gobierno el que se caga todos los días en la Ley y la Constitución. Nuestros gobernantes le han tomado el gusto a ese cagarse en la Ley y en nosotros. Total, ¿quién lo va a impedir?

    Aún en circunstancias terribles de nuestro pasado reciente, siempre el Poder Judicial, la Justicia, era el último recurso que teníamos los ciudadanos ante cualquier atropello del gobernante. Desde chico aprendí que un Juez de la Nación era lo más respetable. Incluso durante el denostado “Proceso”, me consta que hubo jueces que demostraron independencia en esos momentos difíciles.

    Hoy, ese último refugio, especialmente el fuero federal, lo componen una banda de corruptos, chupamedias del gobierno y que, en razón de tener todos el culo muy sucio, el gobierno los maneja a su antojo. Y a los que no entran en esa categoría, los tienen con la Damocles del consejo de la magistratura, manejado por la esperpéntica Conti, la reina del “contrato peaje” como le dicen por lo bajo los que la conocen de cerca y el impresentable asesino y buchón Kunkel.

    Y ahora el gobierno, al que nada le alcanza, ha decidido que los medios lo tratan mal. Le hacen la contra mostrando lo malo y disimulando los enormes aciertos de este maravilloso gobierno. Y me pregunto, ¿ cúales? Porque todos, casi sin excepción leen el libreto de la secretaría de medios. Casi todos obtienen la preciada puta, quise decir pauta, a cambio de hacerse los boludos. Por suerte existe Internet, último refugio contra los crápulas de periodismo y la mentira cada vez más asquerosa de Kristina y Néstor.

    Hoy hablaba con mi hijo menor, que vive en Holanda, donde estudia y trabaja. Me comentaba su preocupaación por la situación del país. Pero tranquilo en su circunstancia. Claro, él vive en un país donde el sistema quiere que progrese, crezca. Y para ello lo estimula con una educación excelente y una sociedad auténticamente libre. Allí el Estado no solamente no se mete con la gente que labura y no le rompe las pelotas al que produce, sino por el contrario, la deja en paz.
    abrazos

    Reply
  • April 5, 2008 at 2:45 pm
    Permalink

    Tienen la costumbre estos “zurdos de Barrio Norte y Recoleta” 😛 de ponerse en el pedestal y decretar qien es liberal y quien no (nuestro amigo Carlos V es un fiel ejemplo) el fabulador oficial Pelipe Pigna ha hecho lo mismo en varias oportunidades también.

    Reply
  • April 5, 2008 at 2:55 pm
    Permalink

    Me tomé el trabajo de tratar de leer el artículo.
    Llegue a la mitad.
    Pido disculpas por el lenguaje que voy a utilizar, pero no se me ocurre otra frase más exacta:
    ¡¡QUÉ PELOTUDEZ!!

    Reply
  • April 5, 2008 at 3:04 pm
    Permalink

    Evelynmunda, el problema de respetar la Constitución y las leyes tiene una trampa ya que la Constitución y las leyes vigentes estimulan el saqueo y el estatismo.
    O sea que si se respeta la Constitución, también se dejarían de lado los derechso individuales.

    Reply
  • April 5, 2008 at 3:20 pm
    Permalink

    Esta tipo de gente siempre dice las mismas cosas. Te embarullan con conceptos que ni siquiera ellos manejan o conocen en profundidad. Cuando les descubris las falacias a las que recurren para justificar sus discursos. Entocen te contestan que es un tema muy complejo. Son intelectuales de espejo, solo convencen a sus imagenes.

    Reply
  • April 5, 2008 at 3:56 pm
    Permalink

    A mi, que veo la situacion como la podría ver Doña Rosa, solo con un poco de sentido comun y viendo lo que sucede con la gente en la calle dia a dia, me marean con tantas clasificaciones.
    Pareciera que ahora lo que está de moda es encasillar a la gente por sus pensamientos.
    Desde el gobierno hablan de tal o cual idea politica como si fuera pecado y se la pasan hablando y pensando en los fantasmas del pasado, en vez de poner manos a la obra y hacer algo concreto para solucionar la situacion. Nos marean con palabras difíciles, nos subestiman, tomándonos por idiotas, nos quieren hacer creer que hay un complot periodístico en su contra y nos quieren hacer olvidar, con acusaciones ridículas, de que su unico proyecto es el de llenar sus propias arcas!!
    Personalmente, me tienen harta, la presidenta y sus secuases.

    Reply
  • April 5, 2008 at 4:51 pm
    Permalink

    Es Kant Jose, Kant…ese pelotudo que dijo que lo eticamente valido es aquello en donde yo no saco ninguna ventaja, justificado en unos tratados esotericos e intentendibles que poca ha gente ha leido, menos aùn entendido pero cyas conclusiones han cotnaminado el cerebro de millones de personas malpensantes…Por que carajo estarà bien apoyar aquello que nos perjudica???? alguien me lo podria explicar???.

    Jorge Fernandez, es tal como vos decìs aca el liberalismo es purismo irreal de Sarmiento, es todo lo politicamente correcto, perfecto, inmaculado. La correcciòn politica nos lleva a uno de los grandes males de nuestro tiempo (tal como señala hasta el cansancio Benedicto XVI) que no es otro que el relativismo moral….nunca digas algo muy convencido por que seràs tildado de facho, nunca expreses seguridad en algùn conocimiento por que te tildaran de soberberbio ignorante, etc. etc. etc. eso es lo que enseñan en esas pateticas universidades. El otro dia escuche a Sergio Berenstein que es de la DiTella, asombrarse por que la gente no protestaba frente al congreso…la gran sorpresa serìa que la gente haya llegado a tal nivel de desconexiòn con la realidad que crea que el congreso puede resolver algo, si hasta ha cedido “voluntariaemnte” todas sus funciones al ejecutivo, entnocnes para que carajo perder tiempo en ir al congreso Berenstein???…Pero bueno el manual del pelotudo politicamente correcto dice que hay que respetar las “insitituciones” y que la gente no delibera ni gobierna sino es atravez de sus representantes…y fue precisamente por eso protestò la gente por que los okupas de sillones no represetan nada mas ni nada menos que a ellos mismos, sus amigos, sus hinchas y a sus mascotas (que a no engañarse son muchas)….
    Pero bueno de esa tradiciòn y con esa mentalidad le lavan el cerebro anunlàndole toda capacidad de razonar y reflexionar , a los estudiantes de esa “autoprestigiada” universidad…al igual que en la montouniversidad de San Andres . En vez profesionales salen reproductores de cassetes y sofistas encargados de torcer la realidad para encuadrarla en sus pateticos y abominables esquemas mentales

    Reply
  • April 5, 2008 at 5:48 pm
    Permalink

    Está muerta sin puntilla.

    Reply
  • April 5, 2008 at 6:15 pm
    Permalink

    Siguiendo con la lìnea de Leandro, me permito decir que ademàs de las pelotudeces repetidas que “se hacen verdades” y clichès hermosos y totalmente falsos, NOS GOBIERNAN LOS PEORES, desde hade dècadas.
    De que manera se rompe? Bueno, el primer paso lo diò parte del paìs, hastiado del saqueo.
    Las Instituciones no funcionan porque lo impiden.
    Por lo tanto, la Constituciòn no afirma que hay que bancarse a una banda de ladrones, expoliando a la poblaciòn y que anularon las Instituciones…o sì?
    Todo lo escrito es maravilloso, làstima que no se aplica y es asì porque quienes usurparon el poder (recordar que nos gobierna un delincuente que sacò sòlo el 22%) LO IMPIDEN.
    Basta de escuchar imbecilidades que vomitan quienes deberìan estar entre rejas.

    Reply
  • April 5, 2008 at 9:03 pm
    Permalink

    Una pregunta ingenua ¿cuantas firmas habría que juntar para llevar al congreso una iniciativa solicitando la inmediata derogación de los “superpoderes” por ser inconstitucionales y la vigencia plena del sistema federal de acuerdo al art. 1 de nuestra Carta Magna?
    Mi esposo dice que al elefante hay que comerlo “de a poquito” ¿por qué no empezamos por la junta de firmas y de paso ponemos en un brete a nuestros holgazanes legisladores para que hagan valer el principio de división de poderes?
    Perdón si soy ilusa pero acabo de leer en Perfil que al interior del peronismo ya hay unos cuantos que se están rebelando, no les gusta nada tener que ir a mendigar a Buenos Aires cuando la ley suprema dice que lo que recauda cada provincia es para sí y su administración ¿no sería un buen momento de decirles “no sean obsecuentes y pelotudos, que la caja tambien es de ustedes”?
    Perdón por la utopía; si por mi fuera juntaría firmas pidiendo juicio político y destitución de la bruja por “abuso de autoridad” e “incapacidad para el cumplimiento de los deberes de funcionario público”.

    Reply
  • April 5, 2008 at 10:56 pm
    Permalink

    Cielo C. disculpas…es una utopìa, en mi opiniòn.
    Acà nadie se hace cargo…es una idiosincracia y no vas a encontrar jueces ni fiscales…acaso alguien en “la justicia” defendiò al juez Guillermo Tiscornia, luego de ser apartado de su funciòn (y obviamente de la causa) por iniciar indagatoria a la ex-monto, hoy “ministra de indefensiòn” Garrè?
    Esto està peor de lo que piensan muchos, la corrupciòn mafiosa no se saca sin una revuelta social.
    Demasiado enquistado todo. Nadie se les anima.

    Reply
  • April 6, 2008 at 9:34 am
    Permalink

    Tenemos empresarios MUY cagones.

    Reply
  • April 6, 2008 at 11:26 am
    Permalink

    Bueno parece que nuestros periokistas se van despertando del letargo….lean el editorial de la nacion sobre el colectivismo…despues de un mes de protesta en la redacciòn del pasquin dominical (luego de mas de 5 años de obsecuencia) se van dando cuenta de la verdadera naturaleza de este regimen y en donde esta el problema. Demosle la bienvenida a la redacciòn de la naciòn al mundo real, por fin se decidieron a tomar la pastillita azul y salir de la matrik (o serà que la matrik se esta apagando???). De todos modos es auspicioso que ya sea por convencimiento o por conveniencia (es francamente irrelevante siempre y cuando lo hagan poniendo le problam en donde realmente esta) los medios comiencen a retratar a los k por lo que realmente son. Un grupo de fascinerosos, improvisados, iresponsables, corruptos, ineptos, inmorales, soberbios y autoritarios que creen que pueden imponer a todos su visiòn patagonica y autista del mundo

    Reply
  • April 6, 2008 at 3:32 pm
    Permalink

    Creo, sin embargo, que el artículo tiene un acierto.
    Quizá sea una consecuencia involuntaria por parte de los autores o el mensaje no querido que surge en muchas comunicaciones.

    Si leen sintéticamente el artículo e ignoran ciertos adjetivos que pretetenden precisiones no logradas, surge de todo lo escrito que el único adversario político serio que tiene este gobierno frente a él, es el LIBERALISMO.

    Nos hace un honor al reconocernos como el único adversario de fuste.

    Reply

Leave a Reply