El juego de los 10 errores

Afirmaciones ministeriales y presidenciales:

Primero el ministro:

1. Nadie dice que producir soja es malo. Algo que nos demanda el mundo y podemos producir a muy buenos precios no tiene nada de malo per se. Pero tiene efectos profundos sobre el resto de la actividad productiva. Desplaza y encarece otras actividades porque encarece el costo de la tierra, tiene efectos sobre el propio suelo como monocultivo y tiene un impacto laboral muy bajo.

Ministro no le creo que usted crea esto. Fíjese que se la han pasado contaminando la mente de los argentinos diciendo que las importaciones eran malas, ahora viene usted a querer contaminarnos con el error opuesto. Es decir que las exportaciones son malas. Si se gana la lotería ministro, usted deja de trabajar (eso espero). Pero eso no es una mala noticia. No es que la lotería le hace perder un trabajo, es que tiene algo mejor que hacer. Esos desplazamientos que a usted le preocupan son la misma cosa. Y el incremento del precio de la tierra también. Ocurre porque esa tierra está siendo circunstancialmente más productiva.  Sobre el “impacto laboral” volveré en el siguiente error.

2. A pesar de todo el boom agropecuario, el empleo en el sector creció el 1,5% frente al 17% en el resto de la economía.

¿Amigo, no era esto lo que usted quería? O cree que la soja que “hemos” (no sabía que usted se dedicaba al campo como Moyano) producido no tiene que ver con el crecimiento en otras áreas de la economía. El único sector extraordinariamente exitoso (eso que ustedes también visten de mala noticia apelando al resentimiento y llamándolo “ganancias extraordinarias”) es el del campo, de manera que son esos ingresos los que pueden explicar el crecimiento del empleo en el resto de la economía. El crecimiento industrial corresponde en gran medida a la agroindustria, pero todos los demás sectores de la industria protegida que no se caracterizan por su éxito exportador precisamente le deben, igual que usted, gran parte de sus ingresos a la soja.

No me voy a extender sobre esto, pero hacen ustedes tanto para que la gente no pueda trabajar que creen que la falta de trabajo es un problema económico y no un problema político causado por ustedes manejando la economía como los médicos brujos. Voy a ser sintético. No se hacen negocios para trabajar, sino que se trabaja para hacer negocios.

3. Si no tuviéramos retenciones tendríamos que enfrentar precios de alimentos muy caros.

Cómo dice esto ministro si usted es un continuador de la llamada revolución productiva (cuyo único efecto hasta ahora es una argentina tradicional agroexportadora) de Duhalde que se sustenta en el dolar mantenido alto mediante inflación que es lo que coloca a los ingresos de los argentinos muy por debajo de los precios internacionales. Es su culpa que los precios internacionales estén tan alejados de nuestras posibilidades.

4. No es lo mismo producir soja que leche.

Vaya, antes decían no es lo mismo producir caramelos que acero, ahora no pueden salir de los productos agropecuarios. Tampoco es lo mismo producir leche que piqueteros que es a lo que se dedica su gobierno. Pero más allá de eso ¿no hicieron ustedes una política terrorista hacia el sector del tambo? ¿no le mandaron al energúmeno de Moreno a apretar a los tamberos? ¿Nos está jodiendo mister minister?

Los tamberos están fritos por su control de precios. En todo encontrará usted una mala noticia que haga intervenir al estado. Si mañana podemos vender aire argentino en lata usted elaborará una teoría intervencionista con eso destacando lo pernicioso que es eso para la producción de pochoclo al desplazarse la gente de una a otra actividad (cuando la gente y las actividades se desplazan ministro, lo hacen detrás de un objetivo mejor, como cuando usted va a Buzios en plena crisis).

5. A la larga lo que vamos a tener es menos leche, menos carne, menos trigo…

La respuesta es igual a la anterior. Lo que “tengamos” menos se llama costo. Lo que “tengamos” más se llama ganancia. No se preocupe por lo que tengamos menos sino por la diferencia respecto a lo que tengamos más. Y por favor no se asuste si esa diferencia es extraordinaria porque esa es justamente la buena noticia.

6. La retención móvil le da más seguridad al productor porque sube cuando el precio internacional sube y baja cuando ocurre lo contrario.

Genial este chiste ministro. Podría aplicarnos a todos retenciones móviles sobre nuestros ingresos y así otorgar una estabilidad bárbara a la economía. Sería la forma de socialismo más idiota de la historia y una forma de eliminar la relatividad entre los precios que permite saber qué producir y qué no. Me parece que después de esto habría que cerrar la London School of Economics por dejarlo egresar a usted de ahí.

7. Las retenciones y compensaciones permiten que la población pueda tener acceso a los alimentos a los precios que le corresponde.

Eso es lo que usted cree porque se compra los índices de Guillermo Moreno. La población no puede acceder a precios de los alimentos que corresponde porque la maquinaria de emisión para mantener el dolar super alto impacta sobre esos precios antes que sobre los salarios.

8. No está en el corazón de las retenciones móviles poner un precio máximo o desincentivar una producción.

Pero señor, usted nos venía diciendo que ese era el propósito, ¿por qué no se pone de acuerdo con usted mismo?

9. Ministro, las retenciones no se reparten entre productores de leche, trigo o carne. Más bien contribuyen a agrandar el aparato político de una agrupación ilícita llamada frente para la victoria, que incluye su propia oligarquía. No hace falta que me extienda sobre el punto. Usted sabe de esto más que yo.

10. El más grande error lo reconoció usted. Nos venía hablando del paro de la abundancia, ahora nos informa que estaba perjudicando al 80 por ciento de productores que son “pequeños” ¿En qué quedamos ministro?

Después la señora, que incurre en todos los errores anteriores, pero le agrega otros propios:

11. Una Argentina que con el esfuerzo de todos hemos logrado transformar en estos cuatro años y medio, pero que todavía quedan argentinos que no tiene trabajo, que tienen hambre o que aún teniendo un salario no les alcanza para vivir con la dignidad que todo hombre y toda mujer merece.

¿Cómo es esto señora? Sabemos que el campo puso ese “yuyo” que se llama soja y es como nuestro oro. Ustedes, que son los buenos, pusieron el reparto con toda esta “equidad” e “inclusión social”. Resulta que cuatro años y pico después, todavía combatimos a la soja que tantos problemas nos trae con sus extraordinarias ganancias y siguen habiendo desocupados y gente con hambre ¿Y usted nos quiere decir que quienes fallan son los productores y no los repartidores?

12. Las retenciones a la soja nos permiten incentivar determinados cultivos de productos que si consumimos (no queremos soja).

Destruyamos a aquellos afortunados que exportaban aire, así vuelve el pochoclo ¿no? ¿Cómo no se le ocurrió todavía obligarnos a comer soja?

13. Pequeños, medianos y grandes.

Este es un error común de esta política. Nadie definió el concepto de pequeño y de mediano y si lo intentan no lo lograrán. El sistema podría estar lleno de trampas pero esa es la parte buena que tiene. En definitiva si todo se transforma en un gran colador, mejor.

Pero el error conceptual persiste. Cada impuesto produce a sus propios marginales. No importa cómo se los defina primero. Si ser pequeño termina el día que se consigue la hectárea número 501, entonces la marginalidad estará ahí. Esos serán los productores en problemas. Y si la escala de cualquier modo le permitiera subsistir, el restaurante al que dejó de ir que es su última prioridad antes de que se le quitara el impuesto será el perjudicado. Trasladado el resultado de toda la cadena, el menos eficiente desaparecerá.

En ese sentido, solucionar el problema del mayor número de productores no significa resolver el problema de la mayor parte de las personas. Si se reconoce que el el 80% de los productores sólo representan al 20% de la producción, la medida busca resolver sólo el 20% del problema que no es el de la gente directamente involucrada en el cultivo sino toda la actividad productiva, sus clientes y proveedores.

14. Vio una foto impactante de un asado. Pero no está mal hacer asados.

¿En qué consiste el impacto señora? Su problema no es que le molesten los ricos o los asados. Lo que le pasa es que le molestan los ricos que no se enriquecen con usted y los asados de los que no participa. Por eso tiene esta dualidad de hacer referencia a estas cosas y después aclarar que no le parece mal. Yo vi la foto del Mini Cooper de Floppy. Y no está mal tener un Mini Cooper… Es mucho más dificil tenerlo que hacer un asado.

15 Uno puede ser multimillonario y quejarse igual por la pérdida de rentabilidad.

Debería fijarse un poco más. Nadie se está quejando por pérdida de rentabilidad, sino por afano. No se pierde la rentabilidad sino que se la roba el gobierno que no produce una sola de las plantitas.

16. La Casa de Gobierno está abierta para todos  y para todas, pero para dialogar.

La calle señora, está abierta, liberada diría, para el señor que sienta usted a su siniestra que Luis D’Elía. El único oficialista que da conferencias de prensa. No juegue, no le cree nadie.

17. No piensen como propietarios de un país, sino como parte de él.

Lo que le pasa señora es que ustedes no quieren competencia. Ustedes son quienes se han adueñado del país, los productores quieren nada más ser dueños de su producción.

18. Berni pintaba la Argentina agroexportadora de principios del siglo pasado.

Señora, Berni tiene material hoy, después de la revolución productiva, para pintar, pintar y pintar. En la Quinta Avenida esto no se ve, pero le cuento que en Buenos Aries se ve todas las noches. El resultado de políticas como la suya que antes se hacían por simple error, ahora para beneficiar a unos vivos y a su aparato político es el cordón de pobreza al rededor de todas las ciudades. Y esto ocurre después de 80 años de reparto, buena parte de los cuales fueron exactamente al estilo que prefiere usted.

La riqueza del campo no se pierde porque el estado no la robe. Permanece donde debe estar beneficiando a gente que trabaja y no a esos tipos que usted junta para que la aplaudan.

38 thoughts on “El juego de los 10 errores

  • April 1, 2008 at 12:14 pm
    Permalink

    Rulito pretende que haya mas trabajo “dentro” del campo volviendo a la recoleccion manual de los frutos? Los tractores, por ejemplo, se fabrican y venden mas o menos cuando hay mas actividad en el campo?

    Reply
  • April 1, 2008 at 12:16 pm
    Permalink

    rulito solo cuenta la gente que trabaja “tranquera adentro”? O no se da cuenta que si se produce mas en el campo hay, por ejmplo, mas tractores fabricados y vendidos en la industria?
    capaz q se le ocurre volver al arado tirado por bueyes..

    Reply
  • April 1, 2008 at 12:26 pm
    Permalink

    A mi me parece que la que tiene que dejar de pensar como propietaria (del pais) es Cristina. Y en cuanto a lousteau creo que a) la LSE deberia retractarse del titulo que le dieron; b) si le preocupan mis ingresos para poder comprar comida, no solo que deje de devaluarme la moneda, sino que aproveche y me baje los impuestos

    Reply
  • April 1, 2008 at 12:32 pm
    Permalink

    José.
    ¿Conoce Ud. los motivos de porqué desde el 10 de marzo no se actualiza el sitio de LA HISTORIA PARALELA?
    Le agradeceré una respuesta.
    Atentamente,
    Nicolas Rothen.

    Reply
  • April 1, 2008 at 12:55 pm
    Permalink

    Bien Jose…no necesitamos D’Elías con palos, sobran las palabras y las razones.

    Reply
  • April 1, 2008 at 1:09 pm
    Permalink

    Nicotina, no lo se. A raíz de la inquietud de varios lectores le escribí a la editora, pero no me respondió.

    Reply
  • April 1, 2008 at 1:42 pm
    Permalink

    A mi escaso pero leal entender, a estos asnos ilustrados que nos gobiernan les falta comprender tres cosas que los comerciantes y/o pequeños empresarios aprendimos trabajando:
    a) nadie arriesga su capital pensando en perderlo ni en donarlo.
    b) los precios se piensan de arriba para abajo y no a la inversa.
    c) los que ganan dinero no hacen como Mc´Pato que acumulaba monedas y se sentaba a contarlas, sino que lo GASTANNNN y lo reinvierten, es decir que hacen crecer la economía.
    Cualquier cosa que se haga para negar estos principios es JODER la mecánica normal del proceso económico.
    He dicho!!!!, pero con humildad.

    Reply
  • April 1, 2008 at 1:46 pm
    Permalink

    José, excelente síntesis. Menos mal que existe gente como vos en un contexto lleno de ignorantes.

    Reply
  • April 1, 2008 at 2:01 pm
    Permalink

    Cuando la botóxica comparó la cantidad de gente que se emplea en el campo con la que emplea un panadero la verdad que ni siquiera hace falta contestarle a una persona tan ignorante.

    Reply
  • April 1, 2008 at 2:22 pm
    Permalink

    Siguiendo con mi mensaje anterior, quiero agregar que si esta gente ignora esas tres cuestiones elementales como pretender que entiendan cosas más complejas. Además ellos hacen cierta esa definición que dice que “la política es el arte de complicar las soluciones fáciles”

    Reply
  • April 1, 2008 at 2:37 pm
    Permalink

    Go ahead DDV! (no me puedo quitar lo oligarca de encima!)

    Reply
  • April 1, 2008 at 2:45 pm
    Permalink

    Real Academia Española
    Totalitarismo: Régimen político que concentra la totalidad de los poderes estatales en manos de un grupo o partido que no permite la actuación de otros.
    ¿A alguien le suena esta situación?
    Que siga aguantando el campo, los porteños los apoyamos.

    Reply
  • April 1, 2008 at 2:45 pm
    Permalink

    Por favor

    Que esto no lo lean ni Lousteau ni Cristina

    porque les va a caer muy mal

    no se lo esperaban.

    Reply
  • April 1, 2008 at 4:06 pm
    Permalink

    La formula populista es pan + circo

    La suma de ambas es una constante

    Por lo tanto, cuando el pan comienza a escasear.

    Las funciones de circo deben aumentar.

    Vamos todos a la Plaza.

    Que la señora va a acomodar los micrófonos.

    Reply
  • April 1, 2008 at 4:20 pm
    Permalink

    Este no es un conflicto entre el gobierno y el campo, sino entre parásitos y productores.
    Todo el discurso de ayer ha estado dirigido a dividir a los productores y poder dominarlos. Han repetido el viejo adagio de “divide y reinarás”. Al ofrecer compensaciones del impuesto a los pequeños productores, lo que buscan es provocar una discordia entre ellos, algunos dirán que aceptan otros querrán seguir con el paro. Y en esa división que buscan impondran las retenciones y proseguiran con el saqueo. Lo peor es, que si consiguen dividir a los productores del campo luego procederán de igual modo sobre otros sectores de la producción.
    Este conflicto marca una etapa, es un precedente para casos futuros, y todo depende como se desenvuelva. Si los productores consiguen torcer la prepotencia del gobierno, este y los gobiernos que le sigan sabrán que hay un límite para los impuestos y para el gasto público, pero si el gobierno vence estamos perdidos, el estado se adueñará más tarde o más temprano hasta de nuestros calzoncillos.
    Rebeliones fiscales hubo muchas en la historia, y todas terminaron en baños de sangre. Poderosos reyes fueron asesinados por humildes campesinos. No se si hubo un conflicto de esta clase en Argentina en la historia. Creo que por la gravedad del asunto este debe ser la primera rebelión fiscal en la historia del país, y quizá uno de los conflictos más graves. No se si esto es el principio de una revolución fiscal a la americana, a la francesa, o una intrascendente que se olvide pronto, el tiempo dirá.
    Debemos extender la rebelión fiscal a los otros sectores de la economía: la industria y los servicios, y debemos poner límites al poder y tomar salvaguardas contra los abusos de la clase política. Argentina se ha fundado como una república, con constitución leyes y jurados de derecho, no como un feudo dominado por los caprichos y designios del señor feudal.

    Reply
  • April 1, 2008 at 4:23 pm
    Permalink

    Estoy mirando escenas de la Plaza de los subsidios y los planes,

    con abundantes carteles estratégicamente distribuidos para ocultar la real densidad de la concurrencia.

    Reply
  • April 1, 2008 at 4:33 pm
    Permalink

    que yunta de liberales, de derecha, catolicos anti aborto me encontre por aca, voy a venir mas seguido a leerlos!

    Reply
  • April 1, 2008 at 4:46 pm
    Permalink

    Reitero del blog anterior: Creo que estos 10 errores que José encuentra en las “exposiciones” del Ministro y de la Primera Dama, podrían reducirse sólo a uno: El error de estar vivos, como el título de aquel memorable film de Carlo Ludovico Bragaglia que interpretó el gran Vittorio De Sica por 1946

    Reply
  • April 1, 2008 at 4:59 pm
    Permalink

    El cheque que C5N debe haber recibido del gobierno debe ser muy grande. Nunca he visto gente más chupamedias y alcahueta, sin una pisca de dignidad que los periodistas de este canal. Patético, denigrante. Un periodista de apellido Feinman decía, esta es la respuesta a la oligarquía, aprendan señores. Otro flaco con aspecto de drogadicto que está en el mismo canal durante la mañana decía, estos terratientes oligarcas que quieren matar de hambre al pueblo. El periodismo siempre ha sido una profesión turbia y sospechosa, pero esto es el colmo de la bajeza.

    Reply
  • April 1, 2008 at 5:11 pm
    Permalink

    Roark, la verdad que no lo puedo creer. No estoy viendo C5N y sé que Feinmann es patético pero no puedo creer que hay dicho que esto es la respuesta a la oligarquía.
    Yo te creo y por eso me da mucha bronca.

    Reply
  • April 1, 2008 at 5:12 pm
    Permalink

    Yo no se que hace el pobre Longobardi con toda esa manga de hijos de remil putas que son los de Radio 10 y C5N.

    Reply
  • April 1, 2008 at 5:12 pm
    Permalink

    Feinmann, el mismo que era criticado por facho desde la izquierda por defender a los militares del Proceso, ladero desde siempre del Dany Cagad, ahora defiende al gobierno mas zurdo y montonero de la historia.

    Reply
  • April 1, 2008 at 5:39 pm
    Permalink

    Excelente post.
    ¡Te felicito!
    (Y te pusimos un super-link, obvio)
    Opium אופיום

    Reply
  • April 1, 2008 at 6:38 pm
    Permalink

    Por favor Marcelo Longobardi raje de ese canal. No es lugar para para gente decente.

    Reply
  • April 1, 2008 at 7:13 pm
    Permalink

    El pintor favorito del progresismo fue apadrinado por la oligarquía vacuna de aquel entonces.

    El Jockey Club de Rosario le pagó a Antonio Berni una beca para que estudiara en Europa el perfeccionamiemnto de sus técnicas a mediados de la década de 1920.

    Se le olvidó mencionarlo a la señora.

    Reply
  • April 1, 2008 at 8:01 pm
    Permalink

    Hace muy poco descubrí este Blog, y la verdad es que concuerdo totalmente con las cosas que decís, José. Te felicito. Al fin alguien que se anima a opinar diferente … claro que esto tiene que ser por este medio, porque todos sabemos que en televisión, algo como esto, nuestra PresidentA te lo censura. Ojala algún día podamos ser una Republica decente, y no la “Republiqueta” que somos hoy.

    Ah, además de Longobardi, el otro que zafa en C5N es Mariano Grondona.

    Reply
  • April 1, 2008 at 8:21 pm
    Permalink

    E X C E L E N T E …..

    Insisto y reitero lo que vengo diciendo desde hace una semana. Los damnificados no expresan claramente el problema. El problema no es el “aumento” de los impuestos a la exportacion sino la existencia del impuesto. Lo que tienen que hacer es hablar claro y decir: ” QUEREMOS DE UNA VEZ POR TODAS QUE DEFINAN UN REGIMEN IMPOSITIVO PARA LA ACTIVIDAD AGROPECUARIA, ESTABLE, PREDECIBLE Y RAZONABLE ES DECIR NO CONFIZCATORIO”.

    Es realmente grotesco que estos ignornates se quejen del desplazamiento hacia la soja cuando desde los tiempos del gran lava comenzaron a saquear (con el beneplacito de los mismos dirigentes rurales) a los productores de leche con impuestos a las exportaciones (llamemoslos por su nombre y no le digamos mas retenciones) mòviles, luego siguio con el peso minimo de faena (pregunto ¿que carajo le importa al gobierno el peso de las vacas?) , despues vino Moreno y siguio con precios a la carne, el trigo el maiz etc. Nunca se cumplio mejor la advertencia de Berthold Brech de ayer vinieron por el negro de la otra cuadra etc. etc. etc…recuerdo que mientras sucedia todo esto algunos con gestito de vivos decian …yo voy a la soja por que como no la consumimos aca a nadie le van importar cuanto gane…craso error de interpretaciòn por que el tema de los precios no les importa en lo absoluto (la prueba esta que lejos de cambiar la politica monetaria para morigerar los auemntos de precio prefirieron cambiar el indek), lo unico que les importa es la kaja y hacia ahi iran….
    Por lo tanto les hago un vaticinio a los señores de la construcciòn y de las inmobiliarias ….preparense por que ustedes son los que siguen (textiles y jugueteros no crean que ustedes estan tan a salvo tampoco)

    Reply
  • April 1, 2008 at 9:13 pm
    Permalink

    Primero vinieron por los que destilan combustibles, pero yo no dije nada porque no tengo una refinería; después vinieron por las empresas de transporte, pero no me importó porque no tengo una empresa de transporte; después vinieron por los productores de carne, pero a mi no me importó porque no crío ganado; después vinieron por los productores de leche, pero a mi no me importó porque no tengo un tambo; ahora golpean a mi puerta…

    Reply
  • April 1, 2008 at 10:02 pm
    Permalink

    Gracias Raquel.

    Reply
  • April 1, 2008 at 11:35 pm
    Permalink

    En serio, ¿Estará al tanto su prestigiosa escuela económica de las andanzas de Rulito? Sería bueno contar con la opinión de sus ex-profesores.

    Excelente, José.

    Reply
  • April 2, 2008 at 1:21 pm
    Permalink

    Muy buen post. Y eso que fuiste bastante discreto, supongo que fue para evita hacer un post de 10 páginas. Solo en ARG puede ser una mala noticia que suban los precios de su producción principal. Surrealista. s2

    Reply
  • April 2, 2008 at 3:40 pm
    Permalink

    En la primera afirmación que refutaste se puede agregar algo más. Si el precio de la tierra sube debido a ese tipo de explotación ( la soja), subirá también la renta de la tierra. Ésta como componente de costo estará mandando la siguiente señal: ojo, que con esta tierra se puede alcanzar una alta productividad y es necesario que los cultivos sobre ella la tengan, a fin de producir un alto ingreso, ya que de lo contrario quien la explota no podrá pagar su renta. La renta de la tierra de por sí es un indicador importantísimo que obliga al productor a realizar una explotación óptima.

    El segundo es que actividades con menor productividad se desplazarán hacia tierras de menores rendimientos, hasta entrar en explotación las tierras marginales ya que su renta al ser más baja permite acomodarlas allí. Entonces se expande la frontera agropecuaria .

    De qué se queja el Sr Ministro si estos efectos de por sí van regulando las explotaciónes mejor que cualquier batería de leyes que el pudiera elaborar.?

    Estas son cosas elementales para un economista.
    ¿Donde estudió economía este muchacho? ¿ En la London School of Economics, o en la Universidad de las Madres de Plaza Mayo?

    Reply
  • April 2, 2008 at 6:35 pm
    Permalink

    Es muy cierto Luis Alberto porque además justamente estas protestas están en esa nueva frotnera agropecuaria que se ve perjudicada.

    Reply

Leave a Reply