Mary Anastasia O’Grady le llama “rebelión fiscal”

Tax Rebellion in Argentina
MARY ANASTASIA O’GRADY
The Wall Street Journal
March 31, 2008; Page A18

Violence broke out in Buenos Aires last week when demonstrators protesting food shortages and inflation were set upon by stick-wielding supporters of President Cristina Kirchner. The attackers were led by a sworn enemy of the private sector who was once an official in former President Nestor Kirchner’s government.
“The only thing that motivates me,” Luis D’elía said, after his assault on a protestor was caught on camera and his actions were justified by Mrs. Kirchner’s chief of cabinet, “is hatred against the whorish oligarchs.” He then announced that he and his men would patrol the city streets to defend their view that the country’s producers are immoral. National police, who answer to the president, did nothing to quell the violence.
Argentina has been growing fast — better than 8% a year — since 2003. But this has largely been the result of the combination of a natural bounce after a collapse and a global boom in commodities. Meanwhile, simmering just beneath the surface of the recovery remains the fundamental contradiction that provoked the 2001 economic crisis. To wit, while a strong peso made Argentines prosperous in the 1990s, it was incompatible with the rigid, closed economy. The situation is the same today: Either the economy is opened, labor markets are made flexible and the business climate improves or the government clings to a weak peso policy as a way to compensate for an uncompetitive economic model and inflation comes back. Take your pick.
By choosing the latter, the Kirchners have won the support of that segment of the Argentine economy loyal to the principles of 20th-century fascist Juan Peron. These include labor militants, government bureaucrats, the Peronist political machine and the likes of Mr. D’elía, whose thugs act as Mrs. Kirchner’s informal enforcers. But by generating inflation and provoking shortages Kirchneromics is also fueling widespread discontent.
The recent trouble began not in Buenos Aires but in the provinces, where agriculture is the main economic activity. Farmers rebelled earlier this month when the government announced an increase in export taxes on agricultural products. Claims that the government’s new “retention” rates — aka export taxes — are close to an expropriation are not without merit.
Take, for example, soy beans. The new export tax will be raised to 44% from 35%. But since farmers also have to pay a 35% income tax on profits, the effective tax rate is significantly higher. “The farmer ends up paying essentially a 63% tax on gross income,” says Pablo Guidotti, dean of the school of government at Argentina’s DiTella University. If the price of soy goes up, Mr. Guidotti adds, the “retention rate” increases until the government can end up taking as much as 95% of any marginal increase in farmers’ gross income.
In response to the tax increases, farmers have blocked roads in some 300 locations around the country, pledging not to allow their goods to reach markets. The effects of the action have been felt in the capital, where demonstrators have taken to the streets in sympathy for the farmers and against what they say is government arrogance. The strike is now in its third week.
Mrs. Kirchner says the tax increase is a redistribution mechanism, suggesting that growers and ranchers have to be forced to share more of their good fortune with others. But the greater motivation behind the export-tax increase is inflation.
This government, it seems, will do just about anything to reduce inflation except the one thing that would solve the problem: Let the peso strengthen. It has imposed price controls on businesses; frozen, and then subsidized, energy prices; and prohibited the export of beef. Last year it fired the director of the government’s agency for inflation data because she refused to fudge the numbers. Even so, prices rose by an estimated 20% in 2007 and expectations for this year remain high. This would explain the new round of confiscatory export taxes. By discouraging farmers from sending food abroad, the government thinks it can increase food supplies inside the country and damp prices.
While making farmers furious and reducing the incentive to produce, this does nothing to address the causes of the inflation, which are monetary expansion and the failure of the economy to attract investment and expand productive capacity. A strong peso and a commitment from the government to respect private property are what’s needed to confront rising prices.
Instead, like loyal minions desperate to plug holes in a leaky dike, Mrs. Kirchner’s economics team is running around trying to compensate for the many Kirchner policy errors without freeing the economy. The inflation crisis is only the latest fiasco. Subsidies to offset the new export taxes cannot be far behind.
But never mind. Kirchner power does not lie in a rational economic model. The first couple’s idea of running an economy is to tax, prohibit, regulate, subsidize and otherwise micromanage every aspect of Argentine life so that no decision can be made without checking first with them. They are, at bottom, unreconstructed authoritarians.
If you doubt this, consider the fact that Mr. Kirchner spent the past five years dismantling institutional checks and balances so that when this moment came, all the power would be in the presidential palace. He and his wife now control the judiciary, the legislature, the central bank, the national police and discretionary spending in the provinces. The only avenue left open to express dissent is civil disobedience.
As we saw last week, that path may be closing down too since the Kirchners now have their own military on the streets of Buenos Aires, led by Mr. D’Elía. The anger and envy behind the rage of this mob is what kirchnerismo has sown since 2002. Those who dare to differ are likely to be met with more savagery.

27 thoughts on “Mary Anastasia O’Grady le llama “rebelión fiscal”

  • March 31, 2008 at 12:08 pm
    Permalink

    Mas claro echale lavandina. Por lo menos es un alivio que ya no se puede vender hacia afuera otra imagen que la realidad.

    Reply
  • March 31, 2008 at 12:10 pm
    Permalink

    Hace rato que me viene gustando la expresión rebelión fiscal.

    debe ser porque en la historia fué siempre el preanuncio de grandes cambios.

    Reply
  • March 31, 2008 at 12:46 pm
    Permalink

    A mí me encantó eso de que el gobierno hace todo menos lo necesario para que se reduzca la inflación: dejar que se aprecie el peso.
    José, vos quizás sabrás de esto, en 2002 el campo no quiso la devaluación y la pesificación asmimétrica, y trabó una alianza con Duhalde y sus secuaces?
    Saludos,
    Pablo

    Reply
  • March 31, 2008 at 1:13 pm
    Permalink

    Este articulo salio en el Wall Street journal? Impresionante!!

    Reply
  • March 31, 2008 at 1:17 pm
    Permalink

    Parecen justificar la actitud de los productores y ciudadanos cuando dicen que los K han dejado una sola vía que es la de la desobediencia civil…

    Reply
  • March 31, 2008 at 1:36 pm
    Permalink

    Pablo, fue la Unión Industrial la que propició el dolar super alto más que el campo que pedía terminar con la convertibilidad. De cualquier modo decir “el campo” es una simplificación. Las restenciones se cobran a personas en particular que pueden no tener ninguna responsabilidad en esto.

    Reply
  • March 31, 2008 at 1:53 pm
    Permalink

    No he leído reflexión alguna sobre la promesa oficial de “asegurar la rentabilidad del pequeño productor”,

    una fórmula demagógica e impracticable que apunta a dividir la unidad ruralista.

    Así, como para empezar, me planteo una pregunta:

    ¿Que pasará con cosechas afectadas por sequías o granizo, por ejemplo?.

    Reply
  • March 31, 2008 at 1:57 pm
    Permalink

    Por fin los yankis se dieron cuenta de la verdadera naturaleza “ceausescana” de los K, hasta hace unos meses los trataban como “modernos estadistas” sobre todo porque la imbécil es “amiga” de la pelotuda de Hillary.

    Reply
  • March 31, 2008 at 2:05 pm
    Permalink

    Pablito, ayer en el programa de Grondona, un grupo de representantes de las organizaciones de productores, comentaba entretelones de la reunión cumbre con Fernández & Co, uno de ellos bastante divertido decía que Moreno, asumiendo un papel de cachorro bonachón les dijo algo asi como: -Bueno, muchachos por la rentabilidad no se preocupen que YO (¿?) estoy para garantizarla…-
    Así que tranquilo, está todo pensado.

    Reply
  • March 31, 2008 at 2:07 pm
    Permalink

    Donde parece que todavía no se dieron cuenta Martín es en Rosario según cuentan en las charlas de quincho hoy.

    Reply
  • March 31, 2008 at 2:12 pm
    Permalink

    Es bueno ver que la señora O´Grady piensa lo mismo que nosotros. Claro, la diferencia es que ella vive en un pais en serio y puede expresarse libremente porque existe una democracia en serio.

    Reply
  • March 31, 2008 at 2:49 pm
    Permalink

    Muy buena nota. Si realmente la rebelión fiscal prospera y el gobierno es derrotado, por primera vez en la vida me sentiría orgulloso del pueblo argentino.

    Reply
  • March 31, 2008 at 4:02 pm
    Permalink

    Yo no soy optimista respecto a que esta protesta pueda significar cambios. Hace unos dias la nacion publico una nota sobre las encuestas que encargaba Macri, y que arrojaban que el 86% de los porteños consideraba positivos los recitales “gratuitos”. Son los mismos porteños que se quejaron del aumento de ABL. Entonces me parece que a mucha gente le esta faltando comprender que nada es gratis y que los aumentos de impuestos no son solo para que se los roben los politicos y asociados sino que son para costear todas esas cosas maravillosas que tenemos “gratis”. Si les repartieran “veneno gratis”, con solo ver esa etiqueta se lo tomaran felices y contentos….

    Reply
  • March 31, 2008 at 4:10 pm
    Permalink

    D´Elía debe ser hoy el hombre más feliz del mundo: Por fin se hizo famoso en EEUU!!!
    Ahora sí debe creer que la CIA lo va a mandar a matar… Ojalá sea verdad…

    Reply
  • March 31, 2008 at 4:27 pm
    Permalink

    Quienes hayan viajado por Italia habrán podido ver en en la Catedral de Asís un fresco del Ghiotto titulado “San Francisco expulsa a los demonios de la ciudad de Arezzo”

    El cuadro ilustra uno de los tantos milagros del Santo de Asis y, precisamente, este se refiere a los terribles tributos que Florencia cargó sobre Arezzo hacia 1226 cuando la invadió.

    San Francisco dió la orden de que se expulsaran de la ciudad los más pérfidos demonios; a saber: el ansia de poder, la frivolidad, la avaricia, el odio, la hogazanería, la venganza y LA EXPOLIACION FISCAL que sufrían los habitantes de Arezzo.

    La historia cuenta que a los pocos dias se redujeron los impuestos y las gabelas que habían determinado los florentinos y Arezzo recuperó su prosperidad. Todo un milgaro del pobrecito de Asís.

    ¿Será posible repetirlo en la Argentina?

    Reply
  • March 31, 2008 at 5:16 pm
    Permalink

    Ojalá la Argentina se transformara en un Arezzo, Ricardo.

    Reply
  • March 31, 2008 at 6:09 pm
    Permalink

    Buen recuerdo Ricardo…Y ya que estamos vamos con algunos ejemplos mas…Sabian que la famosisima piedra de Rosetta es una aviso para los recaudadores del Faraon acerca de la intangibilidad de los bienes que pertenecian al templo de fulano-ra y que por lo tanto ellos no podian ni debian traspasar esos limites para cobrar sus impuestos(muchos disidentes se refugiaban en las tierras de los templos para evitar la confizcación y decidian cambiar de amo , seguramente los calvos sacerdotes cobraban un tributo menor), sabian que gran parte del Codigo de Hamurabi es un compendio de controles y regulaciones de precios y salarios y que hay evidencias arqueologicas de una disminución brutal de la actividad economica en la zona en la epoca del codigo? De que se quejaban los Judios que escribieron la Bibilia cuando se referian a la opresión babilonica, egipcia, romana etc?? no era por la falta de democracia y por no experimentar, tal como nosotros, el “inmenso placer” de votar a sus “representates?” sino que se quejaban de los tributos que debian abonarle a ellos, en eso consistia, consiste y consistirá la opresión, no en encadenar a la gente y ponerla a picar piedras y podriamos seguir dando ejemplos de la historia, no quiero aburrirlos pero hay miles de ejemplos mas, lo importante son las conclusiones:

    1° no estoy tan seguro que las putas tengan el privilegio de ejecer la profesión más antigua del mundo, creo que en el mejor de los casos lo compraten con el recaudador (y lo mas probalbe es que este ultimo sea anterior y que haya estado el recaudador para sacarle parte de su ganancia)

    2° Nadie, salvo la AFIP y los que no pagan consideran que los impuestos sean justos o que haya algo de moralidad detras de su imposición . En todo caso la percepción del tributo deberia venir acompañada de un sincero agradecimiento al pagador del mismo

    3° La historia demuestra que todos los que llevaron la opresión hasta limites intolerables terminaron o bien “expulsados del paraiso” , o derrocados por una revolución.

    4° La situación fiscal no era tan buena como decian y repetian hasta el cansancio desde adentro y desde afuera (en mas de una vez hasta el mismo Wall Street Journal al que pertenece Mary “elogió” la recuperación argenta, es cierto que no fueron mchas veces pero si lo hicieron los bancos de inversion). Ergo lo de los superkavits gemelos era sencillamente una licencia poetica de los aspirantes a analistas, o de los alquimistas dedicados a hacer razonamientos ekonomicos….(Economistas en argentina hay pocos, muy pocos, el resto repite insensateces sin ningun grado de analisis ni consistencia…y menos aún de conocimiento)

    5° La estupidez e ignorancia de la tilinga botoxica esta poniendo en tela de juicio la supervivencia de la maquinaria expoliadora impuesta hace 70 años en argentina y es por eso que los politicos mas sagaces e inteligentes le estan pidiendo desesperadamente que negocie (por no decir que recule que para la estetica K es intolerable). Es cuestion de tiempo que se comiencen a cuestionar todo el enfermizo y expoliador regimen impositivo argentino, ergo su medio de superviviencia y financiacion de extravagancias.

    6° Si bien el conflicto esta evolucionando en una dirección favorable para los ciudadanos de a pie en el largo plazo, en el corto plazo esta forma tan argentina de tratar con la realidad (que tal como dijo Jose en un post anterior consiste en padecer en vez de entender y evitarse los costos) acarreara grandes costos. Me preocupa de sobremanera que todos los que tienen un microfono o una pluma pongan el foco en una cuestion de grado (% de retenciones) cuando en realidad hay que cuestonar de especie que es la existencia de este disparatado regimen. Y peor aún las cuestiones de grado las asumen como cuestiones de especie cuando intentan buscar el medio geometrico entre dos posiciones antagonicas (es como si entre los 6 millones de judios que extermino Hitler y el cero pretendido por la colectividad algun Grondona o un Carrio saliera a decir bueno muchachos no seamos extremistas….6 es mucho pero en 3 o 2 millones hay que cerrar por los campos de concentración necesitan trabajadores) e intentas separar a los productores chicos de los grandes en vez de ver son dos estadios de desarrollo y escala distintos del mismo proceso…el de producción (es como si entre los 6 millones de judios que extermino Hitler y el cero pretendido por la colectividad algun Grondona o un Carrio saliera a decir bueno muchachos no seamos extremistas….6 es mucho pero en 3 o 2 millones hay que cerrar por los campos de concentración necesitan trabajadores). Es decir para variar los opinologos, politicos , periokistas etc. entienden todo al reves.

    Esta ultima cuestion me preocupa de sobremanera por que al cuestionar los % y no las retenciones estamos legitimando el medio y condenando solo su alcance (es exactametne lo mismo que cuando los imbeciles se congratulaban cuando el parlamento Chino sancionó la propiedad privada en China sin ver que si la propiedad era una conseción del PC Chino, este puede quitartela a gusto y placer). Si no entendemos el fondo del tema corremos el serio riesgo de pagar los costos y encima de no derivar ningún beneficio…

    Bueno me extendi mas de la cuenta…ahi van las diculpas del caso…pero reitero, me parece importante que extraigamos las lecciones y no nos quedemos en la anecdota

    Reply
  • March 31, 2008 at 6:18 pm
    Permalink

    Si el gobierno elige seguir tensando la cuerda

    Yo creo que ni se imaginan lo creativa y eficaz que puede ser una resistencia/desobediencia civil con la moderna tecnología.

    Es alli donde podrán conocer el poder del “conocimiento disperso” en la sociedad que han querido reemplazar interviniendo el mercado.

    Reply
  • March 31, 2008 at 7:57 pm
    Permalink

    Termino de escuchar a la Presidenta ratificando las medidas que anunció este muchacho que simula el rol de Ministro de Economía. Me causó mucha gracia que le pidiera a los productores que, en todo caso que quisieran seguir su protesta, lo hiciera a la vera de las rutas, sin molestar el paso de camiones ni obstaculizar la llegada de productos al mercado.

    Hace más de un siglo -anticipándose a este insólito pedido- Carlos Pellegrini le respondió en 1904:

    “Se le reconoce al obrero el derecho indiscutible de no trabajar pero se le exige que lo ejerza tranquilamente y respetando todos los derechos ajenos…pero se olvida que esto importa en realidad reconocerle el derecho de morirse de hambre él y los suyos, pero exigiéndole que muera tranquilamente sin defenderse..”

    Reply
  • March 31, 2008 at 8:15 pm
    Permalink

    Ricardo…oportuno recuerdo….mas pateitca resulta aún la pretensión que no sean yan los empleados los que protestan (en definitiva el puesto de trabajo es del propietario de la empresa) sino que se les pida a los propietarios que acepten ser saqueados pero sin molestar a los saqueadores

    Reply
  • March 31, 2008 at 8:55 pm
    Permalink

    Otro patetismo: la presidenta ha descubierto que la soja es…un yuyo, algo asi como una mala hierba.

    No se quien o quienes la asesoran pero indudablemente no han de ser los amigos.

    Un kilo de soja integral tiene el valor proteico de 11 litros de leche, dos kilos y medio de carne sin hueso, 60 nuevos o 5 kg. de arroz.

    Tres mil años antes de Cristo, los chinos ya consideraban a la soja como una de las semillas sagradas, incluso una leyenda dice que fue enviada por los dioses para agasajar a un niño rey otorgándole fortaleza, sabiduría y larga vida.

    En la Argentina se la cultiva desde 1862 cuando el ministro Le Bretón importó las primeras semillas.

    A nadie nunca se le ocurrió decir que era un yuyo hasta que la novedad apareció en boca de nuestra presidenta.

    Entre la laguna Picasa y la soja los papelones de Cristina van en aumento.

    Reply
  • March 31, 2008 at 10:16 pm
    Permalink

    La soja ahora es mala, no hay que plantar mas soja. A pesar de que tiene excelentes precios internacionales.
    Recibieron a Grobocopatel en la casa de gobierno luego Chávez lo recibió y llamó “asesor” para informarlo sobre ese cultivo. Pero resulta que ahora no hay que sembrar mas soja porque es un yuyo invasor…no entiendo nada.

    Reply
  • April 1, 2008 at 1:48 am
    Permalink

    No quieren que se plante mas soja porque ahora que Moyano compro un campito para sembrar no quiere competencia.

    Reply
  • April 1, 2008 at 9:03 pm
    Permalink

    Me sorprendió que la presidenta se preocupe por la preservación del recurso suelo. Su accionar siempre me hizo pensar que pensaba EXCLUSIVAMENTE en las próximas elecciones.

    Reply

Leave a Reply