1. La Argentina es un país tan lleno de oportunidades, que a la hija de un sindicalista cuando le roban la casa se llevan “joyas y otros valores
  2. La juez Arroyo Salgado supone lo único que podría suponer para no enojar al sector que podría mandarla a su casa: Febres iba a hablar ¿En qué se basa señora? ¿Qué es lo que iba a decir? ¿Qué beneficio podría causar a alguien que no hablara? ¿Algún militar estaría a punto de recuperar su libertad como consecuencia de los “datos” que iba a dar Febres? ¿Alguna otra hipótesis o por ahora nos quedamos con esa para no enojar a Verbitsky? Reitero ¿en qué se basa señora?
  3. Nadie le preguntó a Telerman por qué hizo contratos temporarios a la gente a la que Macri decidió no renovar contratos.
  4. Acabo de pasar por la puerte del Teatro San Martín. Un cartel decía “No anda el ascensor del director Macri, arreglalo vos”. En un país en serio al que escribió eso lo echarían a patadas por el sólo hecho de pegar el cartel en un lugar público. El sindicalismo se apoderó del estado hace décadas y nos hemos acostumbrado.

Categories:

12 Responses

  1. 1. Ahora vamos a ver a la policía en acción, y en menos de tres días la señora Moyano va a haber recuperado todos nuestros valores, porque si es como su hermano, seguramente se los pagamos nosotros.

    2. Lo de la jueza es patético, necesitaban una excusa para seguir humillando a los militares, y ahora esto les viene perfecto, porque ahora pueden investigar a los superiores de los prefectos. Sería más creíble si se decidiera a investigar a algunas personas que pudieran haber matado a Febres por venganza, porque no es necesario también humillar a la familia, como vienen haciendo.

    3. Si son temporales, ¿no tienen una fecha límite?, ¿o por el solo hecho de estar con un sindicato tienen una cláusula de renovación instantánea?, más milagros de la Argentina progresindicalissta.

    4. Esto no es un país en serio, ni siquiera es un país ya, sino un montón de mafias-estado que comercian y se matan entre sí según haya elecciones o un enemigo no-peronista en común. Además, los empleados PÚBLICOS se creen dueños y propietarios de los edificios PÚBLICOS, quién sabe porqué, pero así es cómo se comportan, y por eso un trámite en un edificio público es un par de veces más insoportable que en una entidad privada que funcione como se debe.

    Pero por las dudas, la Reina descansa en el Calafate y mira todo por televisión de alta definición.

  2. El fin de semana me contaba un conocido sobre la familia paraguaya que maneja el narcotrafico, armas, y demás en la villa de Av. Constituyentes y Melo (prov). Pizza con delibery de drogas, los dueños viven en la villa pero tienen una mansión en un country de Pilar. El patriarca llegó a tener una Ferrari, y la estacionaba en la puerta de su casa en la villa. Esto no es un país son varios países dentro del otro, cada uno con sus propias leyes escritas o no. En suma esto es tierra de nadie.

  3. “¿Algún militar estaría a punto de recuperar su libertad como consecuencia de los “datos” que iba a dar Febres?”

    Me parece al vesre, que el tipo, a cuya misericordia nadie hubise deseado someterse, podría haber hablado para encanar a alguien más o deschavar listas de desaparecidos, etc.
    Igual, es medio raro, porque sus compañeritos de armas están atroden.

  4. Yo pienso que hay que acabar con el sindicalismo de una vez por todas y desalojarlo del estado.
    Un país sin sindicatos sería muchísimo más próspero, eso sí, los sindicalistas deberían buscarse un trabajo.

  5. El caso Febres muestra la importancia para el gobierno de tener siempre a mano a los “demonios” para agitarlos oportunamente y que les proporcionen “legitimidad” en el poder,

    y de paso son útiles para desviar la atención de los temas que pueden hacerles perder esa legitimidad,

    como lo es el caso de las valijas bolivarianas.

    que ya pasó de la tapa de los diarios a las páginas interiores.

  6. Hay algunos pasajes del fallo del caso Febres que llaman poderosamente la atención (aclaro: pasajes según los reporta la prensa, no leí el fallo original). Uno de ellos decía algo así como que es un hecho conocido que los cuadros montoneros usaban cianuro para suicidarse si eran capturados, y entonces, que la muerte de Febres haya sido provocada por cianuro es un claro mensaje mafioso. Menos mal que el tipo no se cortó las venas… si no, a los ojos de la jueza, todo hubiese sido una macabra conspiración de la corporación Gillette.

  7. Por lo de Febres, es otra víctima de asesinato de la que nunca se conocerá el culpable; las teorías conspirativas son BULLSHIT!, y solamente sirven para distraer a la gilada de los hechos.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: