Signos en Cuba

“Coincidimos con quienes han alertado sobre el exceso de prohibiciones y medidas legales, que hacen más daño que beneficio”

Muchos de quienes conocen desde adentro lo que ocurre en el gobierno cubano y en perticular la relación entre los hermanos Castro, aseguran que Raúl prepara flexibilizar el régimen y solo espera que Fidel pase a mejor vida (si es que hay una mejor que la que ha tenido) para no contrariarlo.

Otros son escépticos y creen que algunas de sus manifestaciones como la citada más arriba son meros operativos cosméticos. La dijo el viernes al clausurar las sesiones de la Asamblea Nacional; la misma a la que Fidel dijo mediante una carta que ya no se aferraba al poder y pensaba en dejar lugar a los más jóvenes.

Por un lado están los jóvenes “talibanes” seguidores de Fidel que no quieren que nada cambie. Buscan la continuidad del más puro stalinismo como su jefe que siempre resistió los vientos moderadores que venían de Europa del este y de la propia Unión Soviética. De haber accedido es posible que hubiera terminado como sus colegas de detrás del muro.

Sin embargo hasta que no muera “el comandante” no se sabrá si estos seguidores incondicionales de la ortodoxia marxista son convencidos o nada más se trata de los que no han conseguido acomodarse de un modo aceptable del otro lado.

El raulismo desliza deseos de una apertura económica moderada y un menor control de la vida privada, algo que podrá parecer poco pero que para los cubanos que han vivido en el oscurantismo durante cincuenta años sería muy importante.

Hacer predicciones sería absurdo, pero es un hecho que hablar de “menos prohibiciones” en Cuba es revolucionario. O tal vez contra revolucionario, como prefieran verlo.

28 thoughts on “Signos en Cuba

  • December 30, 2007 at 8:46 pm
    Permalink

    José:
    Hoy por el cambio horario me perdí la mitad del programa de radio. No me había percatado de este cambio, pero la hora que escuché estuvo estupenda. Justamente estaba hablando el ex presidente uruguayo Julio María Sanguinetti,cuando me conecté. Me encantó el reporte y sus declaraciones. Veo que en Uruguay como en Chile la dirigencia política está en un nivel muy muy superior al de Argentina.
    Me gustó mucho también el reporte del Dr Miguens cuando hablaba del socialismo y del chantismo en las universidades argentinas. Recordé en ese instante que una vez me referí en su blog acerca del putrefacto estado de la educación en las universidades estatales de Argentina y fui recriminado por algunos comentaristas de este blog que se sintieron ofendidos por mis opiniones. Para mi que soy un desconocido y un don nadie es fácil descalificarme e insultarme como lo hicieron es vez, pero esta vez el Dr Miguens ha dicho en su programa de radio lo mismo que dije yo aquella vez, solo que mis palabras fueron más rústicas y consideradas de menos valor por no ser profesionales; pero lo que veo de las universidades estatales que he conocido: la UNSJ y la UNC, y supongo que en las otras universidades debe ser similar,es que el nivel el nivel académico es pésimo: no solo están mal los programas, sino el cuerpo docente. Terroristas, subversivos, y locos resentidos están copando el cuerpo docente universitario, y están intentando imponer sus depravadas ideas sea como sea a los alumnos. La verdad es lo que ellos quieren que sea.
    En las universidades hoy en día no se busca el conocimiento, la investigación o la búsqueda de la verdad, sino el adoctrinamiento, el oscurantismo y la falsificación de la realidad. La Universidad se ha convertido en un centro subversivo, y lo que produce son mentes enfermas como algunos que opinan en este blog y en el post anterior.
    Cuando Miguens dijo que los alumnos leen apuntes de cuarta, coincido plenamente con él. Yo he leído esos apuntes escritos por gente hace años y años, apuntes que están repletos de errores y de interpretaciones intencionadas y de mala fe. No es fácil, mejor dicho imposible leer un libro que no haya sido escrito por un colectivista. Todos los programas y las cátedras están basadas en Kant, Hegel, Marx, y Keynes, y muchos personajes nefastos personajes del mundo intelectual franco-germano. En Ciencias Económicas, casi nadie o tal vez un 10% sabe quien es Milton Friedman o Fiedrich A Von Hayek. No se consiguen libros escritos por ellos, y si alguien se atreve a nombrar los autores citados queda desaprobado por los tribunales examinadores que están integrados por depravados de la calaña del Che Guevara. Este último personaje es Dios en la universidad.

    Han salido noticias en los periodicos de San Juan y Mendoza referidos a la pérdida de estudiantes en las universidades estatales y por consiguiente un aumento en las universidades privadas. Las incripciones en la UNSJ, este año han sido representativas del 39% de los inscriptos en el año anterior, algo similar sucede en la UNC. Es decir han perdido el 61% de los estudiantes. Que piensan hacer: obligar a los estudiantes a acudir a las universidades públicas, estatizar las privadas, o encargarle al Sr Guillermo Moreno que dibuje las estadísticas del ministerio de educación.
    Es obvio que ante semejante pudredumbre, los alumnos decidan estudiar en univesidades privadas excentas de activismo político. Las universidades deben ser para estudiar, investigar, y conocer la verdad acerca de las cosas; no es un lugar para subvertir los valores y empobrecer la mente de la gente.
    La noticia de la pérdida de alumnos me llena de alegría. Ojalá suceda con todas las cosas que controla el estado. El asqueroso manoseo de la izquierda en todos los ámbitos de la vida, como la religión, la educación, las intituciones políticas, los medios de comunicación, están provocando unos sentimientos de revancha y odio que harán insoportable la vida. La izquierda ha prostituído las cosas más valiosas y sagradas.
    Citar a Sarmiento o Juan Bautista Alberdi es pasible de convertirse en un paria. Ahora el odio también se extiende a San Martín, Belgrano y Julio A. Roca. El Papa es un nazi, Bush un criminal, Estados Unidos en un infierno que debe ser exterminado por un millón de bombas atómicas. Los españoles son unos genocidas, los bolivianos que vienen a trabajar son unos sarnosos, los coreanos y los chinos unos degenerados, y así sigue una larga lista de gente odiada por la izquierda.
    Todo esto es lo que se dice en la universidad y lo que se dicen también en la prensa. Ambas universidad y medios de prensa han sido dominados absolutamente por los subversivos que en el pasado empuñaron las armas contra la Nación Argentina y perdieron, pero siguen luchando desde los lugares donde pueden dominar las mentes de la gente que no está consciente de ser manipulada mentalmente.
    Estamos cerca de cumplir doscientos años como estado independiente, y la Nación se acerca al calamitoso estado de anarquía que había en aquellas épocas. Doscientos años sin evolucionar. Lo que se consiguió gracias a la Constitución de 1853, ha sido sólo un bello sueño, que pasará a la historia sin pena ni gloria.
    Se que los cambios políticos no vendrán por obra de la clase política. Sólo se que debo esperar que la pudredumbre mate a la Nación Argentina, porque me he dado cuenta, que no se aprende de los errores y de los hechos. Si Argentina tuviese un nivel educativo como el que se cree tener no estaría pasando esto. Tendremos que soportar violencia, muertes, habrunas, y calamidades para conseguir un cambio, porque estos van a llegar por la fuerza de los hechos y no por la voluntad de la clase política. No será la clase política ni las mayorías las produzcan las que acaben con el cáncer, porque ellas son el cáncer.
    Asi que pues no se extrañen de mis deseos para el 2008. Deseo que en Argentina se pudra todo, que el 2008 sea el año en que el estado nacional se desintegre, y no se vuelva a reconstituir, pese al profundo respeto que me inspiran Sarmiento y Alberdi, mis héroes. El estado se ha convertido hoy en día en todo lo opuesto a lo que buscaban los constituyentes, y soñaban nuestros próceres. El estado es el lugar donde se cobijan criminales, ladrones, y degenerados de todas las clases.

    Muchos de los comentaristas de este blog me inspiran el máximo respeto. Me encantan sus opiniones y su educación. Estos comentaristas no pertenecen a la Argentina de hoy en día, sino a otro lugar, supongo que la Atlántida. A ellos les deseo prosperidad, salud y sobre todo paz para el 2008. A José Benegas, por sus excelentes comentarios y reportes; porque nadie tiene más agallas para enfrentar a la pandilla de rufianes que nos gobierna, exponiéndose ante el peligro de sufrir agresiones físicas de estas lacras al servicio del Gran Padrino, y exponerse ante el peligro de sufrir represalias y bajezas de cualquier índole. José Benegas, es el mejor soldado de la libertad, a él mi mayor respeto. Mis saludos y buenos deseos a: Pablito, Ricardo, Leonardo, Juanjo, Dario Damián, Iván, Julio, Teresa, y FZerox por sus ricos aportes al blog, y sobre todo a Martín Benegas, Manuel (Doble Doble V) y Deivid (David) por su amistad, y los lindos mensajes que me invían. A todos ellos ¡Salud!

    Reply
  • December 30, 2007 at 9:37 pm
    Permalink

    A mí lo que más me intriga ante cualquier cambio en Cuba es cómo van a reaccionar los cubanos, que no están acostumbrados a ningún tipo de liberalización ni apaertura.
    Por supuesto que tengo la esperanza (y todas las ganas) de una democratización, pero no deja de ser un desafío para un pueblo no acostumbrado.
    Saludos.

    Reply
  • December 31, 2007 at 12:38 am
    Permalink

    Roark: no te imaginás lo identificado que me siento con tu mensaje. Todo es absolutamente cierto, y por eso mi pesimismo es infinito.
    Cada guardia semanal en mi hospital significa darme un baño de realidad que me deja el ánimo por el suelo, y no por obra de pacientes ni personal no profesional, sino por las conversaciones en la sobremesa de las cenas, donde podemos hacer un alto en las tareas y charlar de todo un poco con mis colegas.
    Siempre, de acuerdo a las enseñanzas de la historia universal, tuve la idea de que la Historia Humana es una lucha incesante por la libertad. Pero JAMAS imaginé que defender la LIBERTAD me acarrearía tantos sinsabores y sería objeto de tantas críticas.
    Un compañero anestesiólogo, actividad excelentemente remunerada en muchos hospitales públicos y ni hablar de la actividad privada, pues tienen su propio régimen de honorarios, y cuyos ingresos no deben bajar de 20000 $ mensuales( y creo que me quedo muy corto), suele criticar abiertamente al capitalismo como creador de pobreza y desigualdades, reivindicando al socialismo al estilo europeo como la panacea universal. El otro día me decía que él acéptaría que se le sacara un porcentaje de sus ingresos(tipo retenciones al agro, supongo), mayor al que ya sufre con los impuestos, si eso fuera destinado a mejorar la situación de los necesitados.
    De nada valieron mis argumentaciones sobre el saqueo estatal, el parasitismo y las víctimas del que habla Ayn Rand, y cualquier argumento de corte liberal que pueda esgrimir.
    Si esta gente tiene esa mentalidad qué se puede esperar de los menos instruídos. Hasta los que reniegan de estos pésimos gobiernos que sufrimos están infestados de ideas dirigistas, estatistas y colectivistas.
    Las Universidades, como acertadamente describís, son antros de marxismo y de intolerancia por las ideas diferentes.
    Argentina no tiene el destino de grandeza que nos inculcaron de chicos. Sólo hay podredumbre, como vos decís, y nada bueno puede salir del ¿pensamiento? de millones.
    Pero temo que tus deseos no se cumplan. No avizoro un derrumbe sino una lenta agonía de decadencia, cuyo fin no alcanzo a vislumbrar.
    Recordemos que, aunque se produjera una crisis profunda, igual o mayor a la de 2001/02, nada garantiza que de ella saliera algo mejor.
    Perdón por mi pesimismo. Feliz Año en lo personal a José y a todos los brillantes co-bloggistas. Son el oxígeno que me nutre de fuerzas diariamente.

    Reply
  • December 31, 2007 at 4:09 am
    Permalink

    Raúl: nos identificamos plenamente con las sensaciones que describís; como médicos hemos padecido experiencias muy similares, ambos en hospitales públicos (de capital y GBA).

    Fuimos tildados de fascistas por esa turba de parásitos, en su gran mayoría incapaces de sobrevivir fuera del ámbito estatal, pero capaces de arrancarse mutuamente los ojos para ocupar su lugar de privilegio eterno.

    Quienes aspiran a esa jubilación prematura pueden reventar esperando, porque los años de permanente felpudismo no garantizan el anhelado nombramiento, en general reservado para secuaces y amigos.

    Estos caraduras matriculados llegan tranquilos, con su delantal blanco, a eso de las 9, firman por sus compañeros remolones, y luego de sentarse a la única mesa para tomar no menos de 2 cafés (dificultando el trabajo a los residentes), comerse las galletitas de los espectros que tras una guardia luchan por mantener los ojos abiertos, hablar de lo estúpidas que son sus mucamas y contar lo bien que andan sus criaturas en la escuela privada, abandonan el club a eso de las 11, unos para ejercer la medicina, el resto para dirigirse a otro espacio recreativo.

    Expertos únicamente en los infinitos curros que ofrece el hospital, la mayoría los denominados “médicos de planta” (acaso por su impenitente vegetar) prefieren dejar morir a un paciente antes que interrumpir su interminable siesta. Eso sí, cuando sienten amenazado el status quo se quitan el pijama, se cuelgan el bombo y salen a combatir furiosamente a los “enemigos de la salud pública”.

    Sin embargo, nuestro pesimismo no es infinito: lo dicho es percibido también por los pacientes y sus conocidos, quienes huyen, si pueden, del sistema público. El descontento predispone al cambio, y ejemplos de cambio encauzado por un buen liderazgo no faltan en la historia reciente.

    Estimados nomeparecistas: los partidarios de la libertad somos como el junco que se dobla pero siempre sigue en pie; gracias a nuestras poderosas convicciones resistiremos erguidos frente a todos los felpudos.

    Feliz año nuevo para todos los náufragos que un buen día encontraron este oasis!

    Reply
  • December 31, 2007 at 6:55 am
    Permalink

    Cuando finalmente Castro desaparezca debemos recordar algunas de sus frases históricas,

    como cuando le negó la salida a Hilda Molina:

    “El cerebro de Hilda, le pertenece al estado cubano”.

    Eso es casi la síntesis del marxismo

    La esclavitud del ser humano.

    Reply
  • December 31, 2007 at 10:53 am
    Permalink

    Sobre todo a Raul y a Roark:
    Tienen razón, pero la depreseión es la retirada de la libido, y eso es algo que no podemos permitirnos.
    Así que es cierto que todo está mal, pero arriba ese ánimo y a imaginar que un mundo mejor está ahí, a un click… (pero no el de De la Rua…)
    Feliz 2008 para todos.

    Reply
  • December 31, 2007 at 12:22 pm
    Permalink

    Muchas gracias roark. Feliz año para vos también, para José y todos los lectores del blog.
    Con respecto a lo de Cuba, no soy muy optimista que digamos pero ojalá que pueda progresar más y que se llegue a respetar la vida privada de la población.
    Feliz 2008!.

    Reply
  • December 31, 2007 at 12:46 pm
    Permalink

    En este momento parto de vacaciones. Estaré un tanto ausente del blog aunque trataré de seguirlos lo más asiduamente posible. Felicidades para todos

    Reply
  • December 31, 2007 at 1:52 pm
    Permalink

    Raúl:
    Trabajo en la administración de una clínica privada en la ciudad de San Juan, y aquí como en Bs As y en todas partes los médicos son enemigos del capitalismo. Esta clínica privada donde trabajo es una sociedad anónima y todos sus accionistas son médicos. Todos socialistas o casi todos. Solo se que el gerente no lo es, pero el resto si. La profesión de médico está muy bien remunerada. Casi todos están recibiendo honorarios por $ 20.000, $ 30.000 y hasta $ 55.000 por mes. Por lejos es la profesión mejor remunerada. Todos son defensores de los pobres, de las injusticias, y de cuanto verso inventado por la izquierda.
    Como me toca liquidarles honorarios, no te imaginas los lamentos y berrinches que hacen cuando se les hace un descuentos en los honorarios. Les gusta que el estado intervenga, que les cobren impuestos como tu dices al agro, pero los honorarios de ellos no se tocan. Los honorarios se liquidan el primer día hábil del mes, y si hubiese algún problema que no podamos pagarles ese día, llegan a la oficina llorando como pordioseros.
    Los médicos no son diferentes de los demás habitantes, son socialistas para las pérdidas pero son y quieren ser capitalistas para las ganancias. Todo esto es producto de la enseñanza pública, y casi todos los médicos han estudiado en universidades estatales. La mayoría de ellos y principalmente los médicos más veteranos, pertenecen a una generación que ha sido formada y educada bajo los principios del estado-providencia.

    Raúl, disculpame por no haberte nombrado más arriba. Ha sido un error imperdonable.

    También mis mejores deseos a Mariana y Marcelo. Y les ruego disculpas por una infortunada malinterpretación mía de unos de sus comentarios. Creí que me estaban atacando. Me dijeron melenudo, en ese comentario. Les advierto que no hay nada más lejos de la realidad, estoy bastante calvo.

    Reply
  • December 31, 2007 at 2:30 pm
    Permalink

    Feliz Año para todos los participantes de buena voluntad y amantes de la libertad de este blog y a su incansable impulsor, José.

    Reply
  • December 31, 2007 at 2:41 pm
    Permalink

    Feliz 2008 a todos los noparecistas, y que en el año que empieza una hora antes de lo debido puedan ser libres de hacer y pensar como quieran.

    Que el 2008 les traiga valijas bolivoladoras a todos 😉

    Reply
  • December 31, 2007 at 3:39 pm
    Permalink

    María del Carmen: no te preocupes por mi líbido, que está perfecta. Lo mío no es depresión, es desesperanza. Igualmente gracias.
    Roark: es así, el socialismo impera en mi profesión, de la boca para afuera. Por favor, no te culpes por no nombrarme. Visito el blog varias veces por día, pero no soy un comentarista tan asiduo, porque vos y los que nombraste son brillantes en sus opíniones y a mí no me queda mucho por agregar.

    Saludos y Felices Fiestas para todos nuevamente.

    Reply
  • December 31, 2007 at 3:42 pm
    Permalink

    María del Carmen: te agradezco tu preocupación por mi líbido, pero está perfecta. Lo mío no es depresión, es desesperanza por el país.
    Roark: es así, el socialismo impera en mi profesión, de la boca para afuera. Por favor, no te culpes por no nombrarme. Visito el blog varias veces por día, pero no soy un comentarista tan asiduo, porque vos y los que nombraste son muy buenos en sus opíniones y a mí no me queda mucho por agregar.

    Saludos y Felices Fiestas para todos nuevamente.

    Reply
  • December 31, 2007 at 4:25 pm
    Permalink

    Es de público conocimiento que los presos políticos, por este gobierno; que estaban alojados en Río Santiago que posteriormente fueron alojados en Campo de mayo no gozaban de privilegios.

    Tal es la prueba que no conforme con esa situación alojaron poco tiempo después a todos; en una unidad carcelaria de Marcos Paz.

    Lo que no se sabe, a priori, es la situación de los presos, como redundancia hacia lo que le pasó a Febres, por no tener garantías del estado; nuestros presos están sufriendo los desmanejos del ministerio de defensa, la falta de celeridad de la Cámara y la ineptitud de los jueces que operan a tal efecto.

    Como consecuencia de esto; el 27 de Diciembre, el Capitán Carlos Octavio Capdevila es trasladado de la unidad penitenciaria de Marcos Paz hacia el Hospital Naval. Según pericias de los doctores forenses de la unidad penitenciaria. Así mismo el día 28 del corrientes patovicas del século ministerial de Nilda, visitaron al Capitán Capdevila en el Hospital Naval, cual situación arrojó que en las vísperas del día 29 del corriente lo despacharan al Hospital Psiquiátrico Borda, sin autorización judicial, ni médica, sin previo aviso a la familia y sin poder comunicarse con la abogada que lo representa.

    Cabe mencionar que el estado de salud que reviste el Capitán Carlos Capdevila es cáncer a la próstata avanzado y con falta de tratamiento por razones obvias; diabetes, si bien no es insulina dependiente, las características de la diabetes debe ser tratada diariamente, esto agravado por el alto Stress que el mismo presenta, derivan en picos de presión que de no ser tratados; culminarían en un infarto cardiovascular y/o cerebral debido a las connotaciones de la diabetes.

    Para tal motivo el Capitán perdió dos veces la posibilidad de la prisión domiciliaria por capricho exclusivo del juez Torres. Para tal efecto los médicos del Hospital Borda concluyen que NO es un paciente para ser tratado en ese nosocomio. Como broche de oro la merced del Capitan Capdevila hace ya 72 horas que no ingiere alimentos y bebidas, por temor a correr la misma suerte del Prefecto.

    Estas irregularidades y otras más como las del Capitán Pablo García Velasco. Dan como resultado la inoperancia de la Armada Nacional, la Ineptitud de los letrados que los defienden y la asociación del estado para suministrar sufrimiento, capacidad subrrogante de los terroristas, sin mediar para tal efecto las medidas judiciales.

    Atte.

    Horacio Felauto
    Dni 21522130

    Reply
  • December 31, 2007 at 8:53 pm
    Permalink

    Feliz Año Nuevo!!! que lo termines bárbaro y lo empieces mejor!

    Que venga con exitos, prosperidad y salud!

    Besos!!!!!!!!!!!!!

    Reply
  • January 1, 2008 at 11:25 am
    Permalink

    Ultimo momento:

    Fracasó la payasada promocional del dictador caribeño montada alrededor de una genuina operación humanitaria.

    Volvió tambien el cipayo del Huguito aspirante a “garante” con las manos vacías.

    Ahora despues de la fracasada operación promocional del matrimonio, a devolver la guita del viaje, los viaticos y los costos de los 18 acompañantes que pagaron los contribuyentes argentinos.

    Gastos que no tienen justificación alguna para salir de los fondos públicos.

    Nestor, pedile otra valija mas al payaso para pagar por los gastos del circo.

    Y por favor, a la basuras populistas que defraudaron a los rehenes y a sus parientes, pedir al menos, perdón.

    Reply
  • January 1, 2008 at 12:59 pm
    Permalink

    Con rspecto a lo de los médicos. En realidad muchos profesionales también tienen fama de socialistas.
    De hecho, conozco a un abogado comunista que hasta hace poco tenía un BMW y lo cambió por otro cero km.
    A la hora de elegir un auto optan por los de marca del capitalismo salvaje.

    Reply
  • January 1, 2008 at 2:59 pm
    Permalink

    A los pesimistas:

    No bajar los brazos, pero no crean que es un camino fácil.

    La humanidad vivió muchisimos siglos sin conocer ni apreciar los beneficios de la libertad

    de ellos recién se están cosechando resultados sociales desde hace no más de 300 años

    y con involuciones, por cierto, como los 2 experimentos sociales contra natura del siglo XX.

    Cambiar esta suerte de paradigmas colectivistas es la misión de las elites pensantes, e intelectualmente honestas.

    Reply
  • January 1, 2008 at 3:36 pm
    Permalink

    Y para aliento de los pesimistas,

    nada mejor que saber que el peor enemigo de la libertad reside en nosotros mismos y se llama: vocación de servidumbre.

    Una refrescante lectura del siglo XVI

    “Sobre la servidumbre voluntaria”

    Por Etienne de la Boètie

    (circa 1548)

    http://www.sindominio.net/oxigeno/archivo/servidumbre.htm

    Reply
  • January 1, 2008 at 5:45 pm
    Permalink

    La lectura sugerida anterior es algo extensa (unas 14 carillas) por ello extraigo sólo un frase para hacer una síntesis algo salvaje del texto:

    “Es el pueblo quien se esclaviza y suicida cuando, pudiendo escoger entre la servidumbre y la libertad, prefiere abandonar los derechos que recibió de la naturaleza para cargar con un yugo que causa su daño y le embrutece”.

    Reply
  • January 1, 2008 at 6:13 pm
    Permalink

    Muchas gracias Pablito. 14 carillas me las leo volando.

    Reply
  • January 2, 2008 at 1:11 am
    Permalink

    Gracias Roark! les deseo a José y a los comentaristas inteligentes un feliz 2008, y a los otros… bueno, espero que por fin consigan un cerebro, felicidades a todos.

    Reply
  • January 2, 2008 at 11:58 am
    Permalink

    Hola Roark: ¡Feliz año nuevo!

    Coincido con vos en muchas cosas, inclusive en el socialismo y el chantismo de la mayor parte de las universidades argentinas. Pero quiero hacer algunas salvedades, en mi condición de profesor -por concurso- en la universidad estatal:

    1- El nivel académico de las universidades privadas no es mejor. De hecho, algunos de los mejores profesores de las universidades privadas son o fueron profesores en la estatal, al menos en Derecho y Ciencias Económicas.

    Muchos de los principales economistas liberales argentinos cursaron sus estudios de grado en universidades estatales, y lo mismo puede decirse de los juristas. Sociología, Ciencias de la Comunicación, Filosofía y Letras son un mundo aparte, pero así es en todo el mundo. Un izquierdista rabioso como Naom Chomsky ha sido profesor en Yale, en Harvard y en otras prestigiosas universidades.

    Creo que más grave que el nivel académico, es la centralización de los contenidos y de los programas. El Ministerio de Educación ha infectado con abundantes dosis de izquierdismo todos los programas de estudios, desde la escuela primaria. Los colegios privados están obligados a impartir contenidos zurdos en distintas materias, y por el solo hecho de ser obligatorios, se está cercenando la libertad de los padres, y la libertad de conciencias de los alumnos. En ese ministerio y en el CONICET medran los burócratas al estilo Nun, Filmus y compañía; pasan los gobiernos, incluido Menem, y ellos siguen, digitando entre bambalinas la política cultural. Eso no es idea mía; lo dice un insospechado izquierdista como Feinman en Página 12(” los gobiernos le dan la cultura a la izquierda y la economía a la derecha. ¿Qué duda cabe de semejante axioma? ¿O no le dio Onganía la cultura a la izquierda? ¿No se la dio Menem? El tercer Perón, en medio de los tumultos del ‘73, ¿acaso no mantuvo a Puigross, a Kestelboim?”).

    Reply
  • January 2, 2008 at 9:11 pm
    Permalink

    Respuesta para Julio:

    Antes de responder a Julio, pido disculpas a José por haberme desviado tanto del tema de este post.

    Concuerdo contigo en que el nivel de las universidades privadas no es demasiado mejor que el de las universidades estatales. De hecho muchos profesores de una universidad dan cátedras en las otras, sólo que las privadas están libres del activismo político del que la izquierda hace uso y abuso. No debemos esperar tampoco grandes diferencias. Tú mismo has dicho que el ministerio de educación da instrucciones a los colegios privados y universidades bajo su jurisdicción; también debemos tener en cuenta que en Argentina, todo el mundo ha recibido una educación estatista-socialista durante décadas y décadas.
    Tú que eres profesor de una universidad debes haber tenido interrupciones en tus clases, cuando estás hablando a tus alumnos y de pronto un grupo de activistas ingresan al recinto, interrumpen al profesor y les dan un discurso político a la clase sin pedir permiso y que a la mayoría no les interesa escuchar, y luego se retiran sin agradecer la atención, ni pedir disculpas por el tiempo perdido.

    He sentido mucho fastidio por ese atropello y he visto a muchos profesores sentirse ofendidos por ser interrumpidos. Hemos llegado a un estado de degradación tan grande, en que el respeto a la gente y a las autoridades ha desaparecido por completo.

    Muchos activistas son alumnos crónicos de las universidades. En el caso de la UNSJ, donde yo he estudiado hay alumnos que llevan treinta años en la carrera y algunos hacen 5, 7. o 10 años que no aprueban materias. Van a la universidad a aprovecharse de sus recursos, de sus comodidades, de sus confortables instalaciones, a aprovecharse de sus equipamientos, y a la vez hacen campaña política para partidos políticos o grupos marginales de la población; en definitiva a molestar a la gente, pero junto a estas lacras hay muchos profesores que le siguen la corriente, tienen los mismos intereses que ellos. No son profesores que le hacen honor al oficio, no les gusta que los llamen Profesores sino “trabajadores de la educación”. Son profesores que no les interesa discutir ideas, sino imponérselas a los alumnos. Quien disiente o lee algún libro que no son los que la izquierda aprueba, queda marginado, le hacen las cosas imposibles dentro de la universidad. La verdad es lo que ellos quieren que sea. La excelencia en la educación les importa un bledo, solo obedecen bajas de linea de vaya a saber quien.

    La desnaturalización de estas instituciones de enseñanza está llegando a límites absurdos. En los hechos la universidad es un estado en sí mismo, tiene un presupuesto que es casi la mitad del presupuesto del gobierno provincial; tiene un plantel administrativo gigantesco; y un ejército de parásitos que viven a expensas del presupuesto universitario bajo el disfraz de becas, subsidios y partidas para investigación; pero la universidad no investiga nada. A este paso ni en los próximos 300 años se conseguirá un premio; es más probable que el hombre llegue a Marte, que conseguir un premio o un descubrimiento significativo.

    La educación irá de mal en peor mientras haya un mandamás que diga lo que se debe enseñar. El ministerio de educación debe desaparecer. Esta institución es una metástasis cancerosa, como casi todos los organismos del estado, pero incluso peor, porque están formando o mejor dicho deformando mentes. El propósito del ministerio es crear un ejército de idiotas que no piensen sino que obedezcan.
    Como en una época se planteó la separación de la iglesia del estado, ahora debemos plantearnos seriamente separar la educación del estado, dejar a la educación fuera de la jurisdicción del gobierno y lo más alejada posible de la clase política. Cada individuo debe estudiar lo que desee, debe leer lo que desee, debe buscar el conocimiento por sí mismo y la universidad debe ser el ámbito que contribuya a ese propósito. La universidad debe ser el ámbito para hallar la verdad, para intercambiar ideas, y para enriquecerse mutuamente por el intercambio. No debe ser la universidad para escuchar discursos políticos, leer libros elegidos por otros, y apuntes escritos por gente desconocida que tiene malas intenciones, ser un centro de adoctrinamiento, ni servirse de los impuestos pagados por los contribuyentes que no reciben ningún beneficio por los impuestos que pagan.

    Reply
  • January 3, 2008 at 12:02 pm
    Permalink

    Concuerdo en muchas cosas. Te aclaro que una o dos veces intentaron interrumpir mi clase, y no los dejé.

    Procuraré ser breve:

    1) El nivel de las universidades privadas, a nivel de estudios de grado, no es que no sea demasiado mejor que el de las universidades estatales, sino que es peor, por un problema de incentivos: un título vale igual que el otro, y se piensa que la excelencia en educación debe estar reservada a los estudios de posgrado (que a la vez, suelen padecer una patética insuficiencia).

    2) El activismo político recién se desató desde el año 2002, lo que no significa que los vicios que enumeras no existiesen.

    3) Pienso que la educación -así como la economía, y la radiodifusión, y tantas otras cosas- debería desregularse, como en Estados Unidos. Si una universidad privada brinda un servicio bueno, malo o regular, y con aspiraciones altas o modestas -para las que también hay demanda- el mercado se ocupa de separar la paja del trigo. No ocurre lo mismo en la educación elemental y secundaria, que en Estados Unidos está hiperregulada -como lo dice Milton Friedman- y ha conducido a un desastroso nivel, en las evaluaciones comparativas.

    Tampoco en Estados Unidos la educación superior ha podido sustraerse a la tiranía de la “corrección política”; por el contrario, llega a niveles ridículos, como lo denuncia George Sowell.

    4) Es cierto que muchos activistas son alumnos crónicos de las universidades; como es igualmente cierto que hay muchos profesores que, por oportunismo o por convicción, les siguen la corriente; pero no conozco -pueden existir- quienes en mi Facultad (Derecho en Tucumán) se haya minusvalorado como “trabajador de la educación”.

    5) La censura ideológica de la correción política y la autocensura se da no sólo en las facultades, sino hasta en las librerías. Una visita a El Ateneo o Yenny, por dar dos ejemplos, es desmoralizante. En Argentina se publican las idioteces de Pigna, los “Diálogos en Motocicleta”, Susan Sontag, Claire Blessing, las estupideces de Walter Graziano (Hitler ganó la guerra), otrora periodista del Ambito Financiero y defensor de la convertibilidad; Günter Grass, Saramago y todo el tontaje culturoso de la izquierda.

    6) Concuerdo que la universidad es un estado en sí mismo, y tiene abultados e inútiles presupuestos, en que se paga a muchos profesores para que des-eduquen a múltiples alumnos crónicos.

    La investigación o su ausencia es otro problema; hay carreras en las que la investigación no existe y tampoco tiene por qué existir. Muchos de los que se califican como “investigadores” en realidad son succionadores del pezón del presupuesto.

    7) Coincido que la educación irá de mal en peor mientras haya un mandamás que diga lo que se debe enseñar. La analogía con la separación de la iglesia del estado es adecuada, pues su fundamento es idéntico: si coarta la libertad de conciencias obligar a los no creyentes o a quienes creen otra cosa, a recibir enseñanza de un determinado credo, lo mismo ocurre con las distintas religiones laicas que se han sucedido a lo largo del siglo XX y comienzos del siglo XXI.

    Comporta una violencia mayor aún que imponer un determinado culto, obligar al hijo de un militar que proclame, so pena de no proseguir sus estudios, que su padre o sus amigos son genocidas, o cómplices de un genocidio; al hijo de un empresario asesinado por el terrorismo, que en realidad lo que se vivió en una época en la que era niño o no había nacido, fue el terrorismo de estado. Hacer que los hijos se avergüencen de los padres y luego los delaten fue una constante del totalitarismo soviético, castrista y maoísta.

    Saludos cordiales.

    Reply

Leave a Reply