El circulo perfecto de la autodestrucción

Empezó como un juego culposo sobre las empresas, quienes lo tomaron creyendo que harían con eso una forma de publicidad institucional, un marketing izquierdista. Se trata de la “responsabilidad social empresaria” basada en el axioma envidioso “ya que ganan tanto podrían repartir un poco ¿no?”. Lo aceptaron fácil porque total era poquita plata ¿A quién le podía hacer daño? ¿Se aceptaba un falso principio? A nadie le importaba, esas son cosas para gente ideologizada; cosas gratuitas en las que no hay en juego nada concreto.

Ahora llegamos a la consecuencia. Ninguna cabeza va a rodar entre los “pragmáticos” cuando se den cuenta del problema de que para la política esa “responsabilidad social” es una obligación y tienen a un policía perfecto para su cumplimiento en el señor Moreno.

¿Las empresas no estaban para ganar plata? Si lo están. Mantener el sistema que les permite ganar plata, es decir la vigencia del derecho de propiedad, sí es una obligación con los accionistas que terminan pagando muy caro la negligencia gerencial en esa material. También pagan estas formas de demagogia, no en el largo sino en el mediano plazo. Un día se van a avivar.

Desde ya señora enteresé: No hay lamparitas en el mercado por buenos sentimientos de nadie, mucho menos por la bondad de los políticos respecto de lo que es de otro. Las hay por puro egoísmo, por ambición, por deseo de lucro. Por alguien que tal vez se quiere levantar a una rubia y necesita la plata para comprarle el anillo. Para que le sirva de referencia, por motivos muy parecidos a los que la llevaron a usted al poder, solo que en su caso no dio como resultado ninguna lamparita.

25 thoughts on “El circulo perfecto de la autodestrucción

  • December 21, 2007 at 4:32 pm
    Permalink

    La señora dice que el modelo de los 90 no requería energía.

    Por favor señora cambie al que le escribe los discursos.

    El modelo actual despilfarra energía por su precio político,

    y escasea para la industria porque su marido decidió crear la ilusión de la energía regalada para el consumo domestico.

    No hable como si supiera de lo que no entiende.

    Cuando venga el apagón se tendrá que callar la boca.

    Reply
  • December 21, 2007 at 4:39 pm
    Permalink

    Gracias a ese modelo maléfico de los 90 todavía hoy tenemos algo de energía.

    Reply
  • December 21, 2007 at 4:59 pm
    Permalink

    Nos están tomando por idiotas a todos. No se puede creer.

    Reply
  • December 21, 2007 at 5:05 pm
    Permalink

    Escuche -fragmentadas- las palabras de la presidenta con motivo de lo que llama “programa para la racionalización del uso de la energía”.

    Me pareció casi un chiste porque, en definitiva, mueve a risa.

    Por un lado crea una demanda masiva de lámparas de bajo consumo y, por otro, pretende que, contrariando la ley de la ofera y la demanda, no suban de precio o tal vez -Moreno dixit- bajen.

    Ayer lo escuché al Ing. Biolcatti, vicepresidente de la SRA, aceptando como legítimo el control de la exportación de leche para que se abastezca el mercado interno, aún a costa de que el productor gane menos de lo que obtendría en los mercados externos.

    ¿No hubiera sido mas sensato reclamar la reducción o la eliminación de los impuestos que gravan la comercialización de la leche?

    ¿Por qué el sacrificio ha de hacerlo el productor y no el estado?

    Lo mismo sucede con las lamparitas de bajo consumo. Pero ningún empresario habrá de contrariar a doña Cristina para no sufrir las consecuencias de su ira.

    Reply
  • December 21, 2007 at 5:07 pm
    Permalink

    “Serán los propios capitalistas los que fabricarán las sogas con las que los ahorcaremos”
    Vladimir Illich Ulianov (Lenin)

    Reply
  • December 21, 2007 at 5:20 pm
    Permalink

    Sabra la señora que estas lamparas no se fabrican en el pais? Tendrá pensado pedirle a los chinos y holandeses que nos hagan un precio “social” para las lamparas (no sea cosa que no podamos usar los aires acondicionados en verano)? Ademas con lo maleficas que son las importaciones, tan noventosas, supongo que no estara sugiriendo invadir el mercado local con estos satanicos productos…

    Reply
  • December 21, 2007 at 5:29 pm
    Permalink

    “Responsabilidad Social Empresaria”?????????
    juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.
    Eso en la Argentina de empresarios prebendarios y corruptos es una tomada de pelo. Para que haya funcionarios corruptos tiene que haber, condición sine qua non, empresarios corruptos. Esta piara de “empresarios”, en USA no llegarían a jefe de sección en una pyme. Pero para ellos siempre hay tajada. Eso sí, tienen que ir un turnito al telo con morenito para hacerse romper un rato la colita y después: A COBRARRRRRRR.
    En cmbio, los productores agropecuarios que sí laburan y arriesgan tiene que soportar las mariconadas de moreno y los desplntes del este gobierno indigno y sinverguenza.
    Dan asco

    Reply
  • December 21, 2007 at 6:00 pm
    Permalink

    Observen a la señora en sus discursos

    Siempre en esa postura admonitoria y sermoneando al auditorio, con crispación y abanicando su revestimiento facial.

    Hablando como si supiera del tema.

    Siempre sostendré que no hay peor cosa que un ignorante con poder.

    Reply
  • December 21, 2007 at 7:04 pm
    Permalink

    Es cierto que la mayoria de las empresas usan la RSE como marketing y para lavar sus putrefactas conciencias, pero no se puede generalizar.

    Hay muchos que lo hace naturalmente “porque si”. Aparte tiene -beneficios economicos medibles- en el mediano y largo plazo.

    Se lo que estoy diciendo.

    Saludos

    Reply
  • December 21, 2007 at 9:17 pm
    Permalink

    Victor,
    cuando una empresa realiza tareas de caridad (llamemos las cosas por su nombre) por iniciativa propia, y porque sus ganancias lo permiten, bienvenido sea.
    El problema es que en las universidades (y lo digo con conocimiento de causa) están enseñando que la caridad es parte de las funciones de una empresa, maquillándolo como Responsabilidad Social Empresaria, cuando la responsabilidad de la empresa es guiar todos sus esfuerzos para dar un mejor producto o servicio.
    Al realizar trabajos prácticos te hacen hacer un plan de negocios, y seguido, te preguntan qué política de RSE tomará la empresa. Lo dan por sentado. Institucionalizan la RSE.
    La verdadera responsabilidad social de una empresa es ofrecer el mejor servicio, al menor precio, pagar a sus empleados el sueldo que se merecen y acrecentar así su capital. Lo demás es accesorio. Cuántas empresas existen que no dudan en pagar 2 mangos al mismo empleado que después tiene que diagramar sus exquisitas políticas de RSE?

    Reply
  • December 21, 2007 at 10:55 pm
    Permalink

    Figarillo: Caridad es caridad, RSE es otra cosa y la principal RSE de un compañía es trascender, y para eso necesita tener rentabilidad. Ok?

    Coincido en el uso publicitario que hacen muchas empresas de la RSE es nefasto. En realidad el empresariado argentino es execrable, ciertamente no tiene muchas alternativas de ser muy diferente al resto de la sociedad.

    Volviendo al RSE digo que es una lastima que se le haga una “mala prensa” a un concepto que es bueno en si mismo.

    Saludos

    Reply
  • December 21, 2007 at 10:58 pm
    Permalink

    Jose: discupla, nos fuimos por las ramas de Úbeda con la lata esta de la RSE … nada que ver con el post original.

    Saludos

    Reply
  • December 22, 2007 at 1:15 am
    Permalink

    Victor, es que no creo que sea un concepto bueno en si mismo. No hay ninguna “responsabilidad social” de la empresa, que es un emprendimiento privado para fines privados.

    Reply
  • December 22, 2007 at 3:04 am
    Permalink

    Jose, estoy con insomnio como veras. Antes de seguir hay que definir RSE. Pienso.

    Creo hasta un peatón debería tener RS ¿Como no lo tendría que tener una empresa? Lo digo en el sentido de entender que haciendo las cosas bien también se gana. Por ahí no inmediatamente pero si a la larga. Como en el fútbol, podes ganar como lo hizo Lanús o haciendo goles con la mano y envenenado el agua de los contrarios.

    (creo que estoy medio incoherente…)

    Saludos.

    Reply
  • December 22, 2007 at 11:31 am
    Permalink

    Victor,
    yo ayer también estaba con insomnio, por eso abandoné la conversación. Creo que lo que vos llamás RSE, es lo que toda empresa DEBERÍA hacer. Pagar salarios acordes a la situación económica y el mercado, proteger a sus empleados de riesgos innecesarios, no contaminar, no ensuciar, no jugar sucio transando con sectores del gobierno… Eso para mí no es lo que hoy se llama RSE. Eso es lo que una empresa está obligada a hacer, moralmente.

    Reply
  • December 22, 2007 at 12:24 pm
    Permalink

    No existe un criterio unánime para defintiri que es, o a qué se llama,Responsabilidad Social Empresarial (RSE)también conocida como Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Pero en general se dice que es “la contribución activa y voluntaria de las empresas al mejoramiento social, económico y ambiental con el objetivo de mejorar su situación competitiva y su valor añadido”.

    Pero, en todo caso, no se trata más que del cumplimiento de las normas establecidas para la actividad que realiza.

    Darle un sentido extraordinario o de una magnitud ajena a estas circunstancias, sería como aceptar que cumplen con la legislación por puro voluntarismo, lo que que nos conduciría inevitablemente a un absurdo.

    Ahora, si quieren llamarle RSE al hecho de que las empresas aceptan las imposiciones del gobierno en materia de producción, exportación, precios, etc., eso corre por cuenta de los que así lo interpretan.

    Reply
  • December 22, 2007 at 12:26 pm
    Permalink

    Me olvide de agregar un párrafo para Figarillo: pagar los salarios que corresponden,proteger a los empleados, no contaminar, etc. no son obligaciones morales sino legales de las empresas. Creo que ahi residen gran parte de la confusión.

    Reply
  • December 22, 2007 at 1:01 pm
    Permalink

    Al hablar de RSE no me refiero acatar las imposiciones del gobierno via aprietes, tampoco a cumplir con la ley pagando los impuestos y sueldos que corresponden.

    Me refiero, por ejemplo en el caso de una actividad agrícola. Podes destruir el suelo en 3 años sin incumplir ninguna ley. Si lo cuidas seguramente la rentabilidad en esos primeros años va a ser menor pero a la larga es conveniente.

    Otro ejemplo: Si destinas recursos a mejorar la salud y educación de los empleados pasa lo mismo. Es “mas caro” pero el resultado a la larga es mejor.

    Entiendo a la empresa como una asociación armónica entre recursos, trabajo y capital destinada a generar riqueza. Se lo puede hacer con responsabilidad o no.

    La mayoria de los progres bienpensantes que habla de “la voracidad de los empresarios” y de los que deberían hacer, etc, etc… seguramente tiene la mucama en negro, compran ropa trucha y repuestos robados, en la gran mayoría de los casos.

    Eso nomás.

    Saludos.

    Reply
  • December 22, 2007 at 2:11 pm
    Permalink

    Ricardo,
    actualmente creo que muchos empresarios amigos (Klarin por ejemplo) logran la aprobación de leyes en claro perjuicio de la competencia y aprovechandose de situaciones que le son favorables logran que se voten leyes que le jueguen a favor. El cumplimiento de esas leyes no los hacen ver como responsables frente a los individuos. Al contrario, el cumplimiento de esas leyes inmorales los beneficia, y perjudica a la sociedad.
    Podemos lograr la aprobación de una ley que establezca un salario mínimo de 200$. Eso no me va a convertir automáticamente en un ser responsable si le pago 400$ a un empleado por una jornada de 8 horas, porque yo se que con esa guita no le alcanza para hacer dos compras en el supermercado. Ni hablar de comprarse un remedio.
    En cuanto a lo que dice Victor, me parece que que una empresa agrícola cuide el suelo que le da su rentabilidad es una cuestión de sentido común, y de asegurarse ganancias a largo plazo.
    Hay empresas enormes como minera de la alumbrera o aceitera general deheza, que prácticamente fundaron pueblos para sus empleados (con escuelas y hospitales de alta complejidad incluidos). Eso no los hace merecedores del premio nobel de la paz. De esa forma se aseguran mano de obra calificada por varias generaciones para poder continuar en el negocio.
    No estoy diciendo que esto está mal, al contrario, es lo que deberían hacer las empresas para continuar en el negocio. En muchos casos supliendo lo que el estado se arrogó como su responsabilidad y no cumple (educación, salud, seguridad).

    Creo que la “responsabilidad social” de una empresa es la misma que la de cualquier individuo que actúa en la misma. Cada uno en su nivel, claro está.

    Reply
  • December 22, 2007 at 3:25 pm
    Permalink

    La única responsabilidad social que le compete a las empresas es no perjudicar derechos de terceros. La misma responsabilidad que tienen los individuos particulares.
    Los derechos tienen un límite, y ese límite marca el comienzo del derecho de otro individuo.
    El gobierno no tiene derecho a imponer obigaciones de modo unilateral, las obligaciones solo pueden ser tomadas por la parte afectada. Mucho menos, el gobierno tiene derecho a distribuir lo que no ha producido.

    Reply
  • December 23, 2007 at 10:56 am
    Permalink

    LAS ESTUPIDECES NO REBATIDAS DE HOY SE CONVERTIRAN EN LOS DOGMAS POLITICAMENTE CORRECTOS DE MAÑANA.

    La RSE (como les gusta decir a todos los mogolicos que en su incompetencia, ignonrancia y estupidez se hacen adictos a la sigliofilia) no es mas ni menos un conceptos inventado por los rojos en su afan de seguir esquilmando (esta vez con sogfismas y estupidas moralinas) a los ciudadanos que deciden arreigar su capital para satisfacer deseos y necesidades de otras persoans .

    Las contibuciones a la satisfacciòn de deseos y necesidades de los individuos ya de por si son voluntarias. Una empresa no es otra cosa que la entidad legal que adquiera la agregaciòn VOLUNTARIA de recursos para la satisfacciòn de deseos y necesidades de los individuos, el resultado de esa actividad VOLUNTARIA es la recompensa o perjucio que los propietarios de los recursos obtienen por su exito o fracaso.

    El objetivo de este aperente macanudo e inofensivo concepto es manipular moralmente a los capitalistas para seguir extrayendoles lo que legitamente es de ellos, no esta lejos el dia que este tipo de aportes se convierta en una imposiciòn obligatoria y todo esto se hara con la complicidad de las burocracias empresariales (gerentes profesionales les dicen) que cobran sus salarios y bonos (independientemente del resultado obtenido para el accionista) apoyados “academica y moralemnte” por “consultoras” y pomposas escuelas de negocios que en vez de instruir a los “gerentes” en la preservaciòn del sistema que les permite realizar su actividad empresaria, han creado la religiòn del management (en la que el gerente es uno de sus sacerdotes) y segun uno de los preceptos de esta religion el accionista (eufemismo para referirse al legitimo propietario del capital con el que la empresa realiza su funciòn)no tiene otra cosa que hacer que satisfacer los caprichos y demandas de la “gente” (entelequia en la que se esconde en realidad el poder politico que quiere influir en todos los aspectos de la vida privada de los ciudadanos)…sin advertir que el propio exito de una empresa comercial es señal que esta agregaciòn de propiedad (denominada empresa) esta cumpliendo con el deber de hacer algo por la “gente” que en este caso son sus clientes, es decir las personas que deciden cambiar el dinero de su propiedad por los bienes y servicios que ofrece la empresa…

    Ahora bien si los gerentes (que no son otra cosa que empleados jerarquizados), politicos, accionistas y demàs deciden hacer caridad con SU dinero obtenido mediante dividendos, salarios, herencias, etc etc. nada les impide realizarlo. El hecho que no lo hagan es un indicador inequivoco que o bien o no quieren hacerlo o que consideran que ya han aportado suficiente en forma de impuestos y todo tipo de contribuciones adicionales. Los motivos de esta negativa son personales y mas alla de la opinion de cada uno, lo inmoral es imponerle, mediante todo tipo de coaccones, a estos individuos una acciòn (en este caso la donaciòn compulsiva de recursos) que voluntariamente no hubiesen realizado. Eso mas que responsabilidad para mi constituye el pago de una extorsiòn.

    Lo que los “empresarios” no se dan cuenta que es el pago de tantas extorsiones los va a dejar con el tiempo sin nada, ya pagan una tasa de impuestos absolutamente ridicula, estan sujetos s todo tipo de bizarras y disparatadas regulaciones y encima lo unico que falta que tengan que pedir perdon por haber ganado dinero despues de todo….

    La unica explicaciòn por la cual este tipo de estupideces se siguen repitiendo (el hecho que ya se le haya asignado una sigla es signo inequivoco de la mutaciòn de este concepto a la categoria de dogma politicamente correcto) es que los gernetes en realidad no tienen incentivos para trabajar para los accionistas sino para encaramarse en la piramide de la burocracia y es por ello que los unicos que hablan de esto son los politicos, escuelas de negocios y los directivos de grandes empresas , es decir tres clases de individuos que no ponen en riesgo su propiedad al tomar decisiones y en cambio el gerente propietario (es decri el dueño de una pequeña empresa)lo unico que le interesa es huir de la politica y los politicos todo lo posible.

    Reply
  • December 24, 2007 at 6:18 pm
    Permalink

    La RSE de una empresa es la de crear riqueza. Punto…

    Es decir, fabricar y poner a disposición de la gente algo que ésta valore y por lo cual recibirá un precio. Nada más…

    El Estado sólo es el buitre paciente que se apodera de parte de la riqueza que sólo generan la empresa y el trabajo privados…

    Reply
  • December 27, 2007 at 6:08 am
    Permalink

    Supongo que muchos de ustedes se considerarán cristianos. Pues el egoismo absoluto que profesan (tipo Ayn Rand) me parece más cercano a la religión de Sandor Lavey.
    no existe ningún sistema socio-político “natural”. Todo depende de decisiones políticas. En otras palabras, lo que los capitalistas consideran “suyo” es en verdad lo que la sociedad les permite considerarlo de su propiedad, pero que puede ser modificado, por ejemplo a través del sistema impositivo. En Argentina los impuestos no son altos, y menos aún lo son los directos. El sistema descansa sobre el IVA,cuya enorme alícuota es uno de los grandes aportes de las eras neoliberales (la dictadura y el menemismo). Lo concreto es que los ricachones que se pavonean exhibiendo lujo por doquier no quieren largar un mango para ayudar a nadie. No lo quieren hacer por su cuenta y tampoco a través del Estado. Después no se quejen.

    Reply
  • December 27, 2007 at 3:46 pm
    Permalink

    Las suposiciones de la izquierda me tiene podrido. Viven dialogando consigo mismos y con sus fantasmas.

    Reply

Leave a Reply