Se le complicó la cosa de entrada. Ya no estaba para gritar a sus colegas y se le rebelaron. Durante los últimos cuatro años Cristina K evitó estar presente en el recinto cuando se discutía la concesión de superpoderes al Jefe de Gabinete porque se había pasado los años anteriores jugando a la “calidad institucional” cuando el poder lo tenían otros y se había opuesto a otorgarlos por razones de principios. Que como su nombre lo indica, se perdieron en el principio.

Claro que el recurso de no asistir a la sesión es nada más que una hipocresía para no verse en una contradicción que existe igual y del peor modo. Lo mismo pasa con pasarle el problema al futuro primer damo. Sin embargo no se salvará, será ella la que tendrá que empezar por empeorar la “calidad institucional” desde el primer día.

El desafío lo tiene hacia adentro porque afuera pasa poco. Lo único que falta es que aparezca Marta Oyhanarte a protestar, pero tengo pocas esperanzas al respecto porque hace mucho que no se sabe nada de la funcionaria.

Estoy convencido de que no hay instituciones sin política. La fe en las reglas santas que nos libren de los abusos es errónea. Las buenas reglas de juego, las constituciones, las instituciones se sostienen en una tensión política bien establecida entre el sector privado y el poder, entre la oposición y el oficialismo y nuestra historia política está llena de lecciones sobre eso. Las reglas perdidas y no sostenidas actúan al final como una forma de autoengaño. Tengo mucha curiosidad por ver cómo se podría desenvolver el kakismo si empieza a encontrar resistencia. Algo que posibilite que haya alguna regla a la que estén sometidos y no puedan manejar a su antojo.

Categories:

4 Responses

  1. Parafraseando a DeLaDuda…

    ¡Qué lindo es recibir buenas noticias!
    (Aunque no duren mucho:…Los traidores constitucionales que se aproximan venderán bien cara su sodomización…)

    Tienen la oportunidad de realmente producir un cambio pero son tan bestias y malnacidos…

    Cuesta pero… ¿Te imaginás a los kakistócratas gobernando sin superpoderes?…

  2. Ahora, ¿No era que la economía está 10 puntos?. O no será cosa que las superpoderes sean la condición especial para gobernar.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: