La igualdad es el peor objetivo que una política podría tener y en materia educativa su efecto es devastador.  El conocimiento depende de la diversidad y la apertura que es por su naturaleza desigualadora. Es además el peor negocio para los que están en la situación peor, los deja sin esperanza ni salida.

Sin embargo para el sucesor de Daniel que es Filmus es un problema central. Le preocupa que haya desigualdad en la educación, en algunos lugares es de muy mala calidad y en otros es sólo de mala calidad. El problema del señor Tedesco es que a él y a todos los genios que le antecedieron les toca comandar a la de “gestión pública” que es la peor de todas y lo único que va a lograr es que cualquier alternativa se le parezca. Será ministro de educación pero va a solucionar las cosas al modo orangután: con leyes y más leyes.

Categories:

Tags:

53 Responses

  1. Hay que tomar acciones legales si es como contas lo que hizo es muy grave. El famoso “aca esas cosas pasan” tenemos que dejarlo de lado si queremos crecer y cambiar.

  2. Curioso, no?: como explica Roark, según los defensores de la educación pública y “gratuita” lucrar con la enseñanza es algo inadmisible, algo inmoral; pero no hay maestro que se niegue a cobrar por su tarea, ni siquiera durante los dos meses de vacaciones reglamentarios.

  3. Si queremos cambiar la educación publica, entonces que el Estado se abstenga de realizar los planes de estudio y que se elimine el Ministerio de educación.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: