Quiero completar la idea del post “Tomates unidos jamás serán vencidos” porque de acuerdo a los comentarios veo que no fui claro.

No hace falta un boicot contra un precio. La gente sola deja de comprar lo que no le conviene. Plantear el tema en términos de boicot es darle un contenido político al asunto que no tiene pero que al gobierno le conviene para plantear la cuestión en términos conflictivos y mostrar que si necesitamos al señor Moreno para seguir comiendo tomate. Pero no necesitamos a Moreno ni a ninguna asociación de consumidores para defendernos de ninguna verdura.

Quiero decir con esto que frente a un precio alto, sea por inflación o alguna cuestión estacional, el comportamiento racional de las asociaciones de consumidores es informar que tal producto se consigue en tal lado más barato, que se ponga atención porque hay diferencias de precios a veces importantes (“camine señora” Lita dixit), que sustitutos se encuentran en oferta, pero “boicot” es un absurdo extra económico sin ningún sentido. No hay gente complotando del otro lado, sino personas que tratan de obtener el mayor beneficio de su venta como nosotros que tratamos de obtener el mayor beneficio con nuestra compra y que con nuestras decisiones influimos en los precios (que de perfectos no tienen ni han tenido nada jamás, no parto de esa base) y eso hace que quienes producen y distribuyen sepan dónde está su negocio que también es dónde está el nuestro. No hay complot ni boicot, todo lo que se debe hacer es decidir.

También podríamos razonar así: Complot para comprar todos los tomates a cualquier precio. Lo más probable es que incentive el aumento de la producción del tomate más rápido y el problema estacional se solucione. Con la misma mentalidad sería la solución opuesta, pero igual de irracional. Querer influir en los precios por otra vía que no sea nuestro propio cálculo de costo beneficio no tiene ningún sentido, porque la utilidad del precio está justamente en resumir de un modo muy eficiente esos cálculos en un número que sirve de referencia y nada más que de referencia. Comportarnos de un modo “simulado” lleva a resultados “simulados”

Los precios no requieren conspiradores ni defensores, sólo decisiones particulares. Esa energía hay que guardarla para los impuestos. Ahí no hay decisiones individuales, ni mecanismos de información. Son gabelas. Ahí si se trata de una voluntad que se impones sobre las otras y de lo que se trata es de ponerse firme y pujar para ver quién le tuerce el brazo al otro. No dejemos que nos distraigan.

Categories:

10 Responses

  1. Como bien nos advierte Jose en su último párrafo,

    mientras estamos entretenidos en la batalla del tomate

    El titular de la AFIP nos esta tratando de hacer entender que la “nueva cultura tributaria”

    consiste en separar el 50% de nuestros ingresos para contribuir con las bolsitas de Miceli

    los sobreprecios de las obras públicas de DeVido, Madaro, Ulloa, pagar los viajes de campaña de la Sra. Kristina, subsidiar a los felpudos,

    y pagar los aviones rentados a razón U$ 90.000,00 por Uberti para buscar las valijas.

  2. Yo no tengo la menor duda de que esto del tomate y la verdurita es una maniobra distractiva hecha con la complicidad de los medios. A 20 días de las elecciones la sociedad argentina discute sobre el “Lycopersicum esculentum” en lugar de preocuparse y alarmarse por los días que nos esperan. Realmente, como dicen los muchachos del tablón, “estamos todos del tomate”.

  3. Además el boicot es pan para hoy y hambre para mañana. Digamoslo cualquiera que planta tomate o lo que sea que produzca, lo hace por dinero. Nadie es 100% altruista. Y si no le compran el tomate no gana dinero y si el gobierno es el culpable de que no gane dinero no lo va a hacer mas en este país y asi habrá cada vez menos tomate como esta pasando con los productores de carne y con un montón de productos mas. terminaremos como la Cuba que todos quieren pero que nadie quiere vivir (aclaro que la quieren solo los utópicos izquierdistas hipócritas y mentirosos).

  4. Yo esto ya lo reitere en varias oportunidades, el unico boicot que hay que hacer es contra el gobierno, principal responsable de la suba generalizada del nivel de precios, lease inflacion.

  5. Hay que fabricar enemigos, adudjicarse vicotrias (nada mas facil que derrotar a un enemigo inexistente)..todos los atropellos estaran justificados ya que es necesario actuar en defensa de los conspiradores que solo quieren nuestro mal…total que es la violacion de los derechos de propiedad de una minoria especuladora que produce alimentos comparado con el bienestar de millones?

  6. Lo del tomate es como la papa, los colegios, las computadoras y siguen las firmas. Todos sabemos que nadie compra lo que no le conviene, o por lo caro o por lo feo o por lo que sea. Los socialistas siempre creyeron que los funcionarios saben mas del precio de la papa, que el que las siembra, cultiva y vende. Eso se llama soberbia, uno de los siete pecados capitales y arma estupenda para someter a muchos.Mientras tanto la señora del puño crispado dice que “sabe lo que falta….” porque no lo dice?

  7. Jua, muy bueno lo de ‘Lita dixit’. El mercado fuciona solito, como la selección natural, es apenas un algoritmo libre de fuerzas externas. De acuerdo, eso lo sabe cualquiera que haya leido un par de libros José, pero esto es ARGENTINA!!! No hay gente complotando del otro lado? En el pais donde hay hasta mafias de lavacoches?! Por favor… Llevando tu razonamiento(‘personas que tratan de obtener el mayor beneficio de su venta’) al extremo, qué impide entonces que los supermercados se pongan de acuerdo y lleven los precios a las nubes? Al final, es apenas otra estrategia para obtener el mayor beneficio de su venta. Te repito, esto es Argieland, andá al Mercado Central y preguntale a alguien si conoce a Adam Smith o a Keynes… eso si, andá silbando la marcha peronista, es una de esas zafás de ligar como perro abajo de la mesa…

    Otra cosa que no veo es como al gobierno le puede ser funcional que discutamos los precios, si K dice que no hay inflación? Es importante recordarlo a la hora de votar, asi que no me parece ‘una cortina de humo’.

    Por ultimo, Ricardo, hace poco le cambiaron el nombre a la preciada solanácea, ahora se llama ‘Solanum lycopersicum’.

    Saludos.

  8. Habría que estatizar las verdulerías de una vez y dejarse de joder. Si total K quiere decidir el precio de todo. Al menos yo no me olvido de la imagen por TV de la ahora desaparecida Mujer de la Bolsa, Felisa Miceli, leyendo una lista donde decía el “precio sugerido” de artículos varios que iban desde la carnaza de caldo al jabón de tocador. Mejor no hacer las cosas a medias, que se dejen de caretear y pongan las cartas sobre la mesa. ¡Papa KK a 1.40 y larga vida a la Reina Patata!

  9. Un nuevo acuerdo del precios con el Sr.K.

    ¿Pero cómo?

    ¿No estaban vigentes los anteriores?.

    ¿Cuando se derogaron?

    !No me digan que “pistolita” Moreno fracasó!

    Ahora resulta que recomiendan no comprar para que bajen los precios.

    !Pero eso no es la “heterodoxia económica” prometida!.

    eso es simplemente la Ley de Oferta y Demanda.

    Parece que terminaron mordiendo el polvo.

    de las leyes de la Economía.

    Las que iban a “doblegar”.

  10. La comida está cara, la gran solucion es que se adueñen de La Biela, Piegari, La Parolacchia y Plaza Mayor, que se come riquisimo así podemos comer rico y barato ahi todos los dias

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: