La campaña oficial conduce a la segregación de los tomates. Juicio y castigo a la salsa fileto como respuesta al precio de elemento de lujo que alcanzó en las últimas semanas.

Las “asociaciones de consumidores”, siguiendo la misma línea mitológica iniciaron un boicot. Quiero declararme aliado acérrimo del tomate en esta pelea.

Dejemos la pavada muchachos. Hay pocos tomates y mucha gente que quiere comprar tomates. Eso da precio alto. Si la gente que quiere comprarlo es consecuencia de la expansión monetaria o de la pérdida de las cosechas da igual. El precio sólo nos informa la situación.

El boicot busca el mismo efecto que el precio: menos consumidores de tomates. Entonces ¿cuál corno creen que es el sentido de semejante medida, salvo aportar algo a la publicidad engañosa del gobierno?

A diferencia de la reducción de demanda por precio, la reducción de demanda por boicot lanza una señal falsa al mercado: hay pocos tomates, pero tampoco hay gente haciendo cola para comprarlos, en consecuencia  mantener la producción como está. Esto salvo que todo el mundo sepa que los precios están alterados por la expansión monetaria y por lo tanto nadie sepa que pito hacer y ninguna señal sirve para nada.

De cualquier manera esto es todo una paparruchada el servicio de la Candidata Espiritual de la Nación para desviar el tema, porque la gente hace lo que tiene que hacer, si hay tan pocos tomates que el precio se disparó, sea culpa del gobierno o del FMI no lo compra y listo.

Categories:

44 Responses

  1. A ver si entiendo

    El Sr. K y su ejército de felpudos, despues de demonizar las supuestas “cartelizaciones” de proveedores,

    Está proponiendo una “cartelización” de consumidores para no comprar.

  2. Lo peor es que la gente no se da cuenta que todo esto es por la politica monetaria y fiscal expansionista del gobierno. En todo caso el biocot se lo deben hacer a los kakistas.

  3. ….es que no es ninguna campaña, es que no se pueden comprar por falta de dinero, y asi tantas cosas mas!!!tambien la papa esta carisima…. yo, el boicot se lo hago a los kakistas pq gracias a ellos y sus no politicas no podemos comer lo que necesitamos, ellos se aprovechan de estas cuestiones para llevar agua para su molino…
    aun no se a quien votare, si se a quien no voto!!

  4. la semana pasada el Kg de Esparragos en un supermecado Norte en San Isidro estaba $44, ese mismo dia en el Jumbo del Unicenter $20. No me la contaron, no lo lei en ningun lado, lo vi con mis propios ojos. Tal vez se podian conseguir a $8 en alguna feria comunal. Indudablemente hay una especulacion e irresponsabilidad de los grandes empresarios y las cadenas de distribucion, pagandole al productor muy poco y ellos vendiendolos al precio que se les ocurre, para obtener ganancias pornograficas a costa del bolsillo de la gente y de la inaccion del gobierno, porque deberian ser objeto de sanciones y controles mas fuertes. Por cosas como estas, despues hay gente como el Secretario Moreno y sus politicas. Creo que todos somos culpables, gobierno, empresarios y consumidores.
    Y que sea un producto de estacion sujeto a clima, etc, es muchas veces la excusa que ponen.

  5. Voy a discrepar en nombre de los tomates !
    Bienvenido el Boicot, los unicos de nosotros que seremos vendidos mas baratos seremos los que ya estamos ¨pasaditos¨.
    En cuanto a los que aun estan en la planta terminaremos probablemente enlatados , si es que cumplimos con los requerimientos de calidad, a los que no estamos sujetos los que vamos a verduleria despues de largos periodos de camara fria.
    O sea que la consecuencia sera la supervivencia de los mejores, concepto liberal si los hay.
    Y los boicoteadores se habran asegurado la desaparicion de la especie ¨tomate de verduleria¨ con lo cual los unicos perjudicados seran ellos mismos.

  6. Coincido en gran medida con tu análisis político, José. Pero desde el punto de vista económico, permíteme algunas precisiones:
    1- Afirmas que “el boicot procura el mismo efecto que el precio: menos consumidores de tomates”. Pero no es lo mismo la reducción de la cantidad demandada, como consecuencia del aumento de precio, que la reducción de precios que provocaría una reducción de la demanda del tomate, sea por la causa que fuere (en este caso, el boicot). Un gráfico que creo no se puede hacer en estos comentarios sería más ilustrativo que mis palabras, pero procuraré explicarlo en forma comprensible: cuando lo que se reduce es la cantidad demandada por un aumento de precio, no hay una reducción de demanda, sino un desplazamiento dentro de la curva de demanda (en un gráfico de coordenadas cartesianas convencional, el punto se acerca al eje de las ordenadas -precio- y se aleja del eje de las abcisas -cantidad-). Cuando la reducción es de la demanda, la curva de demanda se traslada hacia la izquierda y hacia abajo, a todos los niveles de precios. Como señalan Samuelson-Nordhauss, “Economía”, decimosexta edición, 1999, McGraw-Hill/Interamericana de España, S.A.U., pág. 48: “No deben confundirse los movimientos a lo largo de las curvas con los desplazamientos de las mismas. El lector debe tener mucho cuidado de no confundir una variación de la demanda (que representa un desplazamiento de la curva de demanda) con una variación de la cantidad demandada (que significa un movimiento hacia un punto diferente de la misma curva de demanda tras la variación del precio…”.
    2- El alza de los precios del tomate es más elevada que la inflación; en otras palabras, ha habido un aumento no sólo en términos absolutos, sino relativos, probablemente por malas cosechas. La expansión monetaria explica la tasa de inflación, pero el incremento más pronunciado de un precio en particular no se debe a causas macroeconómicas, sino microeconómicas -probablemente, la escasez de tomates provocada por heladas, malas cosechas o loque fuere- que se suman a la inflación.
    3- En lo que coincido con vos es que la cartelización de los consumidores que busca el gobierno -además de procurar chivos expiatorios-por cierto que arrojaría señales erróneas al mercado. En un sistema de mercado libre, los precios altos son un indicador de escasez, y al hacerse comparativamente más rentable la producción de lo escaso y caro, esa circunstancia genera fuerzas hacia la posterior reducción de precios, pues atraídos por los beneficios superiores, los productores aumentan la oferta de lo que se ha tornado escaso y caro. El boicot, si tiene éxito en reducir la demanda, perpetúa la escasez. Dentro de las coordenadas, la demanda se traslada hacia la izquierda y hacia abajo, en un nivel más bajo de precios,pero también de producción.
    4-Finalmente, coincido que “es todo una paparruchada el servicio de la Candidata Espiritual de la Nación”. Tengo 53 años, y nunca he visto tanta sumisión de los empresarios a las versiones oficiales; tanto cobardía para expresar sus opiniones, y tanta repetición a-crítica por los medios de prensa, de las tonterías funcionales a los gobernantes.

  7. Esta mañana desayunaba en el buffet cuando escuchaba a los periodistas de canal 9 de hacer un boicot al tomate.

    El precio del tomate no es un capricho de un monopolio, se trata de un mercado de competencia perfecta en donde acuden miles de oferentes y miles de demandantes. Nadie tiene poder o influencia para fijar un precio. El mercado de las verduras no es lo mismo que el de las naftas, en donde una o dos empresas tienen un monopolio o una gran cuota del mercado que les permite decidir por si mismas el precio del producto. En el mercado de competencia perfecta, como son los de las verduras, y en general los productos agrícolas, no existe ese monopolio. Si un solo oferente subiese el precio unilateralmente quedaría en desventaja sobre los demás.
    El boicot puede hacerselo cualquier comprador individualmente. Es el precio dado por el mercado y el comprador es libre de aceptarlo o dejarlo.
    Este periodista de canal 9 que citaba más arriba, dijo que el precio debe estar a $ 3,99 por Kg, porque ese es el precio tomado por el Indec. Es decir que para este periodista el Indec no es el relevador de precios sino el indicador de precios; los comerciantes deben según este criterio vender a los precios que el Indec le de la gana y no los que dan por la libre contratación de oferta y demanda.
    Parece mentira que haya gente que crea que el Indec es un instituto serio. En el pais en serio de Kirchner todos los funcionarios de las diversas areas de gobiernos no son idóneos en la materia. Tenemos un secretario de precios que no sabe un bledo de economía y un ministro de defensa que no sabe nada de asuntos militares. Mejor no sigo hablando.

  8. Creo que Mariano está equivocado cuando dice que el comercio “vende al precio que se les ocurre”.

    Si el comercio pone un precio disparatado, simplemente, no vende o vende poco y nada.

    Del mismo modo que si yo quiero conseguir un trabajo, no puedo pedir un sueldo disparatado, porque no me contratan.

    Hay una ley de la naturaleza,ineludible:
    La Escasez.

    Es precisamente por los que piden controles que aparecen esos engendros como los Morenos, que terminan fracasando, tal como viene ocurriendo desde hace milenios.

  9. Cómo se atreven los tomates a no obedecer las órdenes de KK? qué barbaridad!

    Unámonos todos y gritemos: boicot!! boicot!! Seguro que con eso aprende la hortaliza desubicada…

    El tomate debería tener su versión subsidiada, como la “Papa KK 1.4”. Esa sí que es una verdura obediente!

    Es más… deberían incluir un premio Felpudo al Vegetal Más Obsecuente, a ver cuál se lleva el premio.

  10. Hablando con gente del mercado de Concentración, dicen que en este momento el tomate para venderle a las verdulerias está a aproximadamente $ 3.00,.
    Lo que pasa es que como las verdulerias lo compraron a precio muy alto, estan vendiendo ese stock (o eso tratan), pero en un par de días compraran a precio normal y ese se trasladará al público.
    Este boicot es una sanata ya que saben que en unos días bajará.
    Salud

  11. El error no es proponer no consumir tomate, eso me parece una propuesta sensata, si un producto es escaso, su precio sube, las señales emitidas son dos. Para los productores es: aumentar la producción del bien en cuestión (aumentar la oferta) y para los consumidores es: buscar un producto alternativo más barato (disminuir la demanda). Así se reconstruye el equilibrio.

    Nadie puede vender al precio tan alto como se le antoje, aun siendo el único productor, porque en ese caso o aparecerán otros productores o aparecerá una sustitución del producto. Sin intervención estatal NO HAY MONOPOLIO.

    Lo estúpido es la interpretación de muchos (en particular de buena parte del periodismo): hay una especie de confabulación para estafar a la gente (sin ir más lejos es lo que opina Mariano) y la solución propuesta: El estado debe hacer algo al respecto. Este razonamiento sofista muy arraigado en el país es lo que permite que esta caterva gobernante haga las barbaridades que hace.

  12. Estimado Sr. Benegas:

    Realmente los comentarios de los lectores son (como siempre) ocurrentes y humorísticos, pero me parece que el Gobierno KK debe estar contentísimo de que nos preocupemos por estas cuestiones y no por los $ 50.000.000.000.- que el Gran Jefe KK dispuso a su antojo sin dar cuentas a nadie en estos años de desgobierno.

  13. Yo puse el ejemplo de la venta al publico, es en este tramo donde existe la mayor especulacion, it’s a fact.

    Seguro que las verduras no estan carterizadas?
    Yo no me arriesgaria a afirmar eso tajantemente sin antes darse una vueltita por el Mercado Central, donde si queres vender a otros precios que los fijados, te vienen a apretar segun cuentan algunas personas que laburan ahi, y estando el Mercado Central ubicado la Argentina y no en Austria ni Dinamarca, es para creerlo.

    No dudo que al productor que quiera poner el precio “que le parezca” y no el precio que fija “el mercado” las leyes economicas que describen a la perfeccion los manuales de Economia lograrian que ese vendedor no pueda colocar sus productos.

    Tal vez no fui claro en mi ejemplo, pero en San Isidro lugar de poder adquisitivo alto, en un Supermercado Norte en la Av. Del Libertador el Kg. de Esparragos esta $44, en el Jumbo del Unicenter de Martinez $20.

    Y la gente los compra igual, sin embargo se quejan de lo caro que estan las cosas y como suben y que es todo culpa de K y su banda y bla.

    Vamos, sean todo lo liberales que quieran, ofendanse si se pide intervencion del estado, pero la realidad es que hay empresarios chorros que “cobran lo que quieren” y no entiendo porque se niegan a reconocerlo.

    Quisiera que me expliquen por que en Norte esta $44 y en Jumbo $20, simplemente eso, cual seria la explicacion Keynesiana, Randistica o Roarkistica? Pido ganzadas?

    Gracias por el espacio para expresarme.

    saludos

  14. Donde hay transacciones libres y voluntarias no puede haber choreo.

    El choreo supone alguna forma de violencia o uso de la fuerza.

    Una transacción libre y voluntaria supone beneficio de ambas partes (si no, no tendría lugar), excepto caso de fraude o error.

    si hay quien cambia 1 k de tomate por $ 20 es porque los prefiere a los $20.

    Yo creo que es bastante simple como para que lo entienda un niño.

    No me imagino que mas vueltas se le puede dar al asunto.

  15. El caso del fraude en las transacciones libres y voluntarias es casi obvio,

    en cuanto al caso del error éste generalmente proviene de insuficiencia de informacion de una de las partes en la transacción

    y esta insuficiencia suele provenir de que la información es tambien un recurso costoso.

    Un ejemplo de ésto último se ve claro en la compra de un auto usado.

    Es imposible (por costoso) obtener información completa de la historia de ese auto usado “Joya, nunca taxi” que nos queremos comprar.

  16. Mariano:
    los precios de las verduras pueden variar de un lugar a otro. Hay muchos factores que intervienen en el precio. El asunto es algo más complejo pero daré una explicación sencilla para que los participantes del blog puedan entender. El precio del tomate puede valer $ 40 en un lugar y $ 20 en otro. Puede haber especualación también en algún u otro lugar. El precio del tomate está caro en todos lados no solamente en Buenos Aires, pero este encarecimiento se debe a que la oferta (producción) no satisface la cantidad que el público demanda. No creo que exista un un ente con poder suficiente para decidir el precio. El mercado concentrador de frutas puede ser un poder en un area geográfica reducida, pero no en todo el país. En el interior donde vivo, los tomates que consumimos se plantan aquí, o pueden provenir de provincias cercanas, pero el fenómeno es similar a Buenos Aires, no hay suficiente cantidad para satisfacer el mercado.
    Si el precio está en un nivel alto es porque en ese precio están en equilibrio las cantidades ofrecidas y demandadas. Si el precio del tomate es fijado en un valor menor por un decreto del gobierno, las cosas empeorarán, porque los consumidores demandarán más y los productores ofrecerán menos, entonces aparecerá un fenómeno que hemos visto muchas veces: “escasez”.
    El consumidor es libre de comprar o no. No es necesario que se haga un boicot general, cada individuo es libre de comprar o no comprar el producto, al no comprar está haciendo su propio boicot, pero si otro consumidor está dispuesto a pagar ese precio alto, es porque valora más el kilo de tomate que los pesos que entrega a cambio, es u elección. El valor es subjetivo.

    Lo peor que puede hacerse es controlar precios. Fijar un precio bajo por una disposición política, eliminirá el incentivo que tiene el productor. En lugar de producir más para beneficiarse del alto precio por Kg de tomate, producirá menos, porque el beneficio que le correspondería ha sido eliminado por la disposición del decreto.

    Esta ley de la ciencia económica es más vieja que el cristianismo, sin embargo es la ley menos conocida.

    La URSS fue un país donde los precios eran administrados, nunca hubo libertad de precios porque tampoco había libre empresa, pero en la URSS, la escasez era la regla y finalmente fue la consecuencia que derribó todo el sistema político de ese país. La escasez de alimentos y de todos los productos en la URSS eran que el precio no era el punto de equilibrio entre cantidades ofrecidas y cantidades demandadas por el público. Al final de la historia, por no reconocer que el lucro es el incentivo para producir, este país quedó empobrecido, y perdió todo su poderío.
    Un negocio, cualquier acción que emprende el ser humano es para obtener un beneficio, para ganar, para enriquecerse en cualquier forma. Mientras más grande es el beneficio más grande es el estímulo.
    Las leyes de la economía no sólo son aplicables al intercambio de productos y medibles en dinero, sino que el beneficio es subjetivo, según lo que cada individuo valora más, y el goce que consigue con el intercambio, pues el goce o la satisfacción también es un beneficio.

  17. En una época muy lejanda en el Reino Unido de la Gran Bretaña, el precio de los cereales se había elevado mucho por una mala cosecha. El precio del trigo había subido un 130% y en consecuencia también el precio de la harína y también del pan. Esto era un problema político, que el primer ministro Benjamin Disraeli supo resolver rápida y eficazmente. Disraeli liberó completamente el mercado permitiendo que entrara trigo y productos derivados de otros paises. Los más cercanos como Francia tenían una ventaja, porque el costo del flete es parte del costo y por ende del precio final. En poco tiempo los precios bajaron en Gran Bretaña y el mercado quedó equilibrado. Los productores locales tuvieron un incentivo también porque la suba del precio los estimuló a producir más en la temporada siguiente.
    Disraeli, no cayó en la tentación demagógica de poner precios tope o fijar subsidios o cualquier otro absurdo político. Durante mucho tiempo en Gran Bretaña rigieron los principios de lizze-fire y lizze-pass; es decir dejar hacer y dejar pasar. Gran Bretaña fue la nación que estuvo más cerca de aplicar los principios de la economía libre y se convirtió en el más fabuloso imperio que haya habido jamás en la historia. Luego hicieron lo mismo los Estados Unidos con igual suerte.
    Gran Bretaña abandonó después muchos principios de la economía libre y coincidentemente comenzó la decadencia del imperio. La peor desgracia de esta nación tal vez no hayan sido las guerras, sino las políticas socialistas implementadas por Clement Attle en 1929y sostenidas por el laborismo por 50 años.

    Hubo en la historia de Gran Bretaña un primer ministro que su apellido era Wholpole, (lord marqués de Salisbury). Fue el primer de los primeros ministros, y su ministerio fue largo porque permaneció en él por 17 años. Wholpole aplicó mejor que ninguno los principios de lizze-fire ; lizze-pass. Raras veces tomaba decisiones políticas porque confiaba en las leyes naturales para la resolución de problemas. Se dice que gobernó bien porque gobernó poco, no porque duró poco tiempo sino porque tomó pocas decisiones.
    Pero hoy en día es una manía regular, intervenir, prohibir. Para todo lo que ocurra los políticos tienen un reglamento, sin embargo vemos que todos los reglamentos terminan en fracaso, y sobre todo aquellos que ignoran las leyes naturales de la lógica.
    Aprendan de Wholpole, Disraeli y Gladstone.

  18. Roark, desde ya te agradezco la buena voluntad y predisposicion de explicarme detalladamente a mi y al resto de los lectores.

    El Mercado Central de Buenos Aires es EL poder concentrador de todo el AMBA, y su influencia llega mas lejos todavia. Si te estoy diciendo que en el Supercado Norte de Av. del Libertador sale $44 el kg, a 20 cuadras sale $20 y a 10 km $8 el kg del mismo producto, indudablemente el grupo Carrefour estan pasandose de vivos. Y no me digas que el Gerente de Compras es un incompentente y compro a costos mas caros para la empresa, no seamos inocentes.

    Muchachos, pareciera que viven en otro pais, esto es Argentina.

    E insisto con esto, porque me encantaria que por una vez se hagan cargo que hay responsabilidad empresarial en la inflacion, no son solo malas politicas de un gobierno o la ausencia de ellas.

    Justamente al equilibrio entre la oferta y la demanda en este caso parece no respetarse.

    Con anterioridad mencionaste el mercado de los combustibles y como estan carterizados. Efectivamente es asi y no solo a nivel de las grandes petroleras, sino tambien en el retail.
    Te sorprenderias (o tal vez no) de como las Estaciones de Servicio se ponen de acuerdo (las que no venden consignado) para fijar el precio de los combustibles iguales en un mismo barrio o zona geografica. Esta practica es super comun, conocida por todos, y la misma entierra todos los beneficios que puede tener el Consumidor en la libre competencia entre distintas Petroleras que tanto destacan que sucederia si dejan actuar por si solo a los mercados.

    Si lo hacen con los combustibles, no lo van a hacer con otros bienes de cambio? Como algo tan simple como una verdura.

    Creo que hay se sincerarse.

    Te vuelvo agradecer por el tiempo que te tomaste en explicarme, pero como dice el titulo de este blog, no me parece! 😀

  19. Mariano, tu mismo dices que el mercado concentrador está diciendo que el precio a 10 Km es de $ 8 y donde está el poder concentrador a $ 20 es porque el poder de fijar precios en un mercado de competencia perfecta como el de las verduras es reducido a un area. Como ves a 10 km el poder no llega. Pero el consumidor es quien tiene más poder que nadie, pues si cree que pagar $ 20 por Kg no le es beneficioso es libre de no comprarlo, pero si valora más el kilo de tomates que los $ 20, tambien es libre de comprar. El consumidor tiene el poder.

    En el caso de las naftas es diferente porque se trata de un mercado oligopólico, es decir, los oferentes son poco y esto les permite realizar acuerdos entre ellos. En un mercado oligopólico el consumidor (demandante) tiene menos poder decisorio sobre el precio, pero también tiene la libertad de comprar o no. El consumidor siempre tiene libertad para buscar formas de reducir su dependencia, sea ingeniándose como consumir menos o buscando sustitutos próximos.

    Todas las formas de mercado tienen competencia a largo plazo. Un monopolio puede tener poder para fijar el precio, pero en el largo plazo el monopolio sufre una competencia indirecta de otros bienes y servicios, cuando los consumidores van encontrando sustitutos al producto del monopolísta.

  20. Qué culpa tiene el tomate
    Que está tranquilo en su mata
    Y viene un HDP
    Y lo mete en una lata

    Me parece que las leyes económicas son aproximaciones a la realidad. En cualquier manual de economía se empieza diciendo: “En un mercado perfecto…”
    Y no hay mercados perfectos, menos que menos en Argentina, donde parece que nos encantan la intervención, los monopolios, carteles, oligopolios y toda clase de distorsiones.

  21. No roark, no distorsiones mis dichos.

    Yo digo que en la cadena de distribucion, Carrefour (Norte) cobran el kg del mismo producto a $20 mas caro que su competencia localizada a 20 cuadras de distancia (Jumbo) y en una Feria de Barrio localizada a 10km de estos dos lugares esta $8 el kg.

    Obvio que sabiendo esto uno elige y va a comprarlo a otro lado.

    Asi funciona barbaro la economia, todas esas leyes de manuales se cumplen…

    Pero decime, no te parece una practica un poco especulativa tanta diferencia de precio?

    No estamos hablando de la industria del Software, estamos hablando de productos que hacen a la canasta basica alimenticia y que se utilizan para medir la inflacion, tema que tanto preocupa.

    Como di el ejemplo de los esparragos, tambien pasaba con el tomate y otras verduras.

    Como es el caso de los famosos tomates? Despues del anuncio del boicot, ya empezaron a bajar los precios en el Mercado Central, justo de un dia para el otro?

    Claro seguro hay una explicacion de libro de economia, que produjeron tomates copiandole el metodo a Homero Simpsons (por si no lo viste el capitulo donde hace crecer tomates de un dia para el otro te lo recomiendo)…?

    Segun Ambito Financiero (no invoco a Pagina 12 ni al Grandma de Fidel), en el dia de hoy, en el Mercado Central el precio se redujo una vez que el tema del boicot tuvo prensa en un %30.

    Creo que esta clarito. Por lo menos asi lo veo yo!

    saludos

  22. Me tomé el esfuerzo mental de leer todos los comentarios y con poca reflexión creo que tanto mariano como roark tienen razón, solo que discrepan en su apreciación de los intermediarios en la cadena que determinan el precio final al consumidor: para mariano son unos especuladores hdp y para roark están apenas haciendo uso de su libertad de vender al precio que se les cante.

    Las asociaciones de consumidores, a pesar de que José las mencione irónicamente entre comillas, están, asimismo, en todo su derecho de sugerirle a la gente que no compre un producto y decirle a los intermediarios que el tomate se lo metan en el toor. Recordemos que en paises un poquito mas civilizados que el nuestro, donde los consumidores se hacen respetar y no se bancan la estafa o la propaganda engañosa, el boicot es un recurso muy usado y con gran efectividad. En lo que están orinando fuera del receptáculo, y ahi si les paso la derecha a José y Roark, es en pedir que el tomate cueste $3.99, lo que tienen que pedir es lo contrario, que el indec diga las cosas como son, que cuesta 18 mangos.

    Saludos y gracias por la información

  23. Posdata:
    #13 German me alegraste el dia con lo de la convertibilidad del tomate, me rei mucho.

    #23 totalmente de acuerdo, los libros no funcionan acá! Esto es Argentina… hasta las leyes de la fisica son diferentes.

  24. Me entere que algunos restaurantes en el centro tienen carteles que dicen “No vendemos ensalada con tomate”. esto es verdad? llegamos a este punto? Claramente el problema no son los gobernantes.. es la gente!!

  25. Muchachos al que no le gusta el precio del tomate tiene dos opciones, o no lo compra o planta sus propios tomates, la tercera opcion que es obligarle a alguien a producir tomates y obligarlo a vendermelos a mi al precio que a mi se me ocurre que es justo es escalvizarlo (con la carne, la leche y el maiz sucedio lo mismo), y por lo tanto no es una opcion valida desde le punto de vista del respeto por la libertad y del derecho de propiedad de los ciudadanos, solo es una opciòn para aquellos que por alguna razon reclaman el derecho a ser mantenidos o provistos de ciertos bienes y servicios y remunerarlos a su antojo.

    Seria conveneinte que los que asi piensan justifiquen que parametro utilizan para afirmar que el tomate esta injustificadamente caro por que por lo que yo escuho el unico argumento que tienen para afirmar eso es que la plata no les alcanza para comprar todo lo que tienen que comprar mas los tomates. Para eso sirve precisamente el sistema de precios para que pongas prioridades y veas si el tomate es tan necesario para satisfcer tus necesidades que justifique el aplazamiento de la compra de otros articulos, pretender lo contrario significa ignorar el principio de escacez, que rige casi todas las interacciones humanas, y actuar como si estuviesemos en un eden de superabudnancia. Romper la señal de precios no cambia la realidad fisica del mercado, si bajan artificialmente el precio los tomates iran a parar no a los que mas los “necesitan” y estan dispuestos a pagar mas por ello sino a aquellos que llegaron primeros a la cola de la feria. Puede que a algunos esta ultima alternativa les resulte mas “justa” , no lo discuto, simplemente señalo que esta no es una forma eficaz (y menos aùn eficiente) de asignar los escasos recursos economicos para la producciòn de bienes y servicios y que por este camino solo se llega a un lugar …a la miseria y la pobreza. Si los que se quejan realemnte queiren realemnte acceder a mas tomates, lejos de pedir mas intervenciones, controles o llamar a estupidos e inconducentes actos de protesta deberian abogar por una liberalizaciòn total del mercado, de baja y/o eliminaciòn de impuestos y de claridad en las reglas de juego…solo asi aseguraremos que en la proxima siembra el quintero en vez de sembrar rabanitos siemmbre tomates…

    Los precios pueden subir solo por dos causas o por una cuestion de mercado (reducciòn de oferta o aumento de demanda) o desvalorizaciòn de la moneda (producto de la emisiòn inflacionaria) en este caso estamos viendo la combinaciòn de ambos efectos ya que ademas del tomate esta subiendo todo. El resto de las razones son inveciones y racionalizaciones fantasiosas realizadas por ignorantes (conscientes o inconscientes de las mas elemntales leyes de la economia) con la pretensiòn de justificar su deseo de esclavizar a los productores.

  26. A quienes piden que el estado intervenga para modificar los precios,

    les recuerdo que las intervenciones del estado no son gratuitas en términos de “costos sociales”,

    es más, siempre son mayores que las regulaciones naturales de la competencia y el juego de la oferta y la demanda,

    sobre las que, por lo demás carece de sentido calcular “costos sociales”, ya que son intrínsecas a la dinámica del mercado.

    Y para quines no lo crean así hagan el cálculo global de lo que costó la intervencion estatal en el mercado ganadero.

  27. La señora K dice que “la dinámica de los precios es razonable”

    Y el coro de felpudos se abalanza a interpretar sus dichos siempre dentro de la “corrección política”,

    y suponiendo que se trata de una profunda reflexión que amerita un cuidadoso análisis.

    Me hace acordar a Chauncey Gardiner el personaje magistralmente interpretado por Peter Sellers en “Desde el jardín”, de Jerzy Kozinski.

    La historia de un infradotado que mantiene empaquetado con enigmáticas reflexiones al “establishment” por un tiempo mas allá de lo razonable.

  28. Pablito: (#34)
    El libro de Kosinsky es excelente, no ví la película, pero el libro no tiene desperdicio.

    Pero creo que Mrs Cristina the Gardener, es tomada como lo que es. En el libro, por lo menos, los dichos monotematicos de Chance, eran puestos contra su voluntad en un contexto
    de tensión internacional, y gracias a ésto,
    y a la manera ridícula en que pasaban a la opinión pública, eran tomados como “paños de agua fría” y como “replanteos filosóficos”.
    Chance era tomado muy en serio, al punto de que se arma una intriga internacional para ver quien carajo era (en el libro, la URSS pierde dos agentes secretos en el intento).

    En el caso de la perra es distinto. Todos saben con quien hablan, saben que la mina es una inútil. Todo lo que dicen de ella es adulación y franela, para agradar al poder, pero con la esperanza de que las cosas no se les pongan difíciles.

    Y sobre el tema del tomate… (a mariano y Roark) creo que es una “interacción de variables” o dicho de otro modo, un conjunto de situaciones. Por un lado, los “mercados centrales” (o agrupaciones centralizadas por caso) siempre fueron una mafia. Ahí haces lo que te dicen o te cagan a balazos. Así que puede ser que se especule de manera sistemática, por lo menos por un tiempo. Yo conocí de primera mano la interna en el mercado del gas envasado, y te puedo decir que se hacían reuniones, acuerdos, consejos,
    asociaciones, y después todos salían a vender al precio que se les cantaba el culo y a cagarse entre sí. Y peor cuando acordaban no venderle a ciertos distribuidores a garrafa cerrada por que éstos las abrían y llenaban la mitad de la garrafa con aceite, nunca faltaba el que les vendía por lo bajo.

    Así que son muchas cosas: la depreciación de la moneda, la falta de combustibles (no olvidemos que en el interior el gasoil está racionado y los precios varían por zona) la falta de fertilizantes, producto directo de la falta de gas (se fabrican con el proceso Haber-Bosch con sintesis del gas natural) el encarecimiento de insumos, y toda una laaaaaarga lista de variables que sería largo de enumerar. Y no falta por cierto la especulación. Que aumentó es cierto. Cuanto aumentó es variable por contexto y zona, pero todo aumentó mas o menos de la misma manera.

  29. pero mariano, eso que llamas especulacion no es mas que querer sacar lo maximo posible…si vos queres vender tu casa la vas a querer vender a lo mas que puedas, si la pones a 100000000 de dolares nadie te la va a comprar y vas a tener que bajar el precio.

    Si hay quienes venden tomates a 40 es porque alguien se los está comprando, nadie pone tomates para decorar el supermercado y que se le pudran ahi

    Obvio, van a “tirar” lo mas que puedan para sacar lo mas que puedan que es su objetivo, hacer guita.

    El que no quiera a 40 que se vaya a la feria barrial o que se la banque un tiempo sin tomates.

    que podrian ser mas baratos, podrían serlo, pero podrían serlo de la misma manera que casi cualquier cosa que hayas vendido en tu vida podrias haberla vendido por un precio menor…

  30. Mire, José, yo apoyo en parte su alegato en favor del libre mercado y la oferta y la demanda, ocurre que quizás en este caso resulte un tanto excesiva, teniendo en cuenta el incremento del 500% del que estamos tratando. ¿Acaso hay TANTA gente en busca de tomates por estas semanas?

    Esto me huele más a avivada típica de los intermediarios, de las que no están exentos ni en Europa: conocidos son los distintos boicots que los consumidores europeos han perpetrado con todo exito en contra de una buena cantidad de aumentos arbitrarios de precios.

  31. Aglaya el asunto es que el precio no es el problema. El precio es la expresión del problema. Si alguien en la cadena tiene la oportunidad circunstancial de hacer una diferencia grande es porque hay pocos tomates y gente dispuesta a pagar precios altos. Pero aunque ese no hiciera el gran negocio los tomates faltarían igual.
    Supongamos que hay tres tomates en el mercado y Amalita Fortabar, Nestor Kirchner y Alfredo Coto, por nombrar tres ricachones, los quieren y están dispuestos a pagar 10 mil dólares por ellos. Alguien será muy vivo y ganará mucha plata con los tres tomates. Pero aunque decidiera ser desprendido y los regalara, solo tres personas tendrían tomates.
    Estas sospechas conspirativas son viejas como la historia de los controles de precios. Recomiendo mucho leer el libro “4000 años de controles de precios”. Ahí se ve el problema.La gente, nosotros, somos igual de vivos cuando el tomate está a 15 como cuando está a 3 pesos. Nadie se ha vuelto ambicioso de repente, ni nadie era generoso antes.

  32. Algunos de los comentarios hacen referencia a la cartelización, a los vicios de la competencia, a que los mercados no son perfectos, que el mercado concentrador, que Carrefour, que estamos en Argentina, etcétera. Todas esas explicaciones, que no entraré a analizar una por una, en el mejor de los casos sirven para buscar razones de los precios altos por una sola vez, no de la inflación, que es un incremento presistente del nivel de precios.
    Cualquier economista -aclaro que no lo soy, pero si leo sobre economía- incluido un marxista como Paul Sweezy (que escribió sobre la curva de demanda quebrada del oligopolio) les diría que la inflación -que es una magnitud incremental, no absoluta- no depende de un determinado nivel de precios, por altos que sean. Un país puede tener precios estables, aunque altos y a la inversa, podría haber un alto grado de competencia, y existir inflación.

  33. el tomate ha subido 500% comparado con los precios del Sr Moreno que son una farsa total, pero comprarado con los precios de mercado, el incremento es aproximadamente 130%.

    El boicot al tomate es una parodia del gobierno para poner la culpa en otro de un problema que el mismo gobierno ha generado. No necesitamos que el gobierno actúe por nosotros, sino que cada individuo debe decidir lo que más le convenga.

  34. José, su explicación ha sido muy didáctica y ahora comprendo su punto. Tiene razón, si hubiera suficientes proveedores de tomates, a ninguno se le ocurriría hacer un globo de ensayo con el tomate a 6 dólares el kilo.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: