Sigue el misterio sobre la aboguitud de la señora del puño crispado. Juan Cruz Sanz hizo su investigación. Dio con la ficha de doña Cristina Elizabet que era solo Fernández y ahora además es Kirchner. No se trata de un documento sino solo de una constancia administrativa, pero ahí, al contrario de su página y otras menciones a su status profesional mucho más vagas que hace la señora en sitios como el del senado, se señala una fecha de egreso: el 1 de octubre de 1979 y la expedición del título el 22 del mismo mes.

El problema de esta punta del ovillo es que la tarjeta en cuestión parece adulterada en el lugar donde figura el número de documento y la fecha de nacimiento. No puedo llegar a una conclusión respecto al número de documento debajo del borroneado, pero la fecha que fue borrada me parece que es 10 de agosto.

dudas

Sigo preguntando ¿es abogada o colega de Blumberg?

Categories:

17 Responses

  1. Depende para qué Martín. En todo caso despierta curiosidad si engrosa la lista de los que quieren aparentar algo que no son.

    Creo como seguramente vos que no importa nada ser abogado ni tener ningún otro título. Son certificados que sirven laboralmente pero no le agregan nada a nadie ni crean una categoría personal superior. Pero aparentar que se lo es para alguien que quiere asumir una responsabilidad como la de presidir un país si es un problema. Al menos indica que esa persona se siente menos y que cree que los que tienen título son más. Algo triste de verdad.

  2. !Que suerte que tienen los egresados de La Plata, en 21 días le entregan el título!.

    En ese breve lapso la burocracia de la universidad debe revisar y verificar todas y cada una de las actas de exámenes de varias decenas de asignaturas.

    En la UBA este proceso toma varios meses y hasta un año.

    En cuanto al título, es cierto que no supone una categoría personal superior, pero su utilización fraudulenta sí habla de la confiabilidad y credibilidad de esa persona.

  3. Dos sugerencias para el espíritu investigador de Juan Cruz.

    1)La alteración de la fecha de nacimiento y DNI,(¿Los 2 corregidos?) relacionada con lo difundido que está el apellido Fernández.¿No puede haber una homónima?.

    2) Revisar todas las fechas administrativas, no es la primera vez que en un documento fraguado se registra un acto administrativo en un feriado.

  4. Mas sugerencias para Juan Cruz:

    En la fecha de nacimiento están corregidos el día y el mes, y no el año.

    En ese lapso de pocos meses los primeros dígitos del DNI se supone que no cambian, sin embargo, estos son los que están corregidos y no lo están los últimos dígitos que serían los de mas probable rectificación en la hipótesis de una homónima contemporánea.

  5. che falsificar documentos públicos ¿no es delito? yo soy muy ingenuo o esta señora debería ir en cana? porque que esté borroneado es evidencia irrefutable de adulteración.

  6. Mas sugerencias para Juan Cruz:

    tratá de recorrer otras fichas de otros egresados para ver si hay mas casos de correcciones y observá si se salvan las correcciones con la firma de quien las hace.

    ¿ éste documento hace fé de la obtención del título?.

    ¿Es el único que hay, o hay otra registración de lo mismo?.

    En ese caso creo que puede tener el carácter de documento público.

    ¿se siguen llenando las fichas de los egresados de esta forma?.

  7. Qué cosa rara desde el día que dí mi último final hasta el día que recibí mi título con el certificado analítico debidamente legalizado pasaron 7 meses justos, y en una Universidad privada, imagino que en una pública los tiempos son otros.
    Qué suerte esta gente en 21 días les dan todas las papeletas….!!!

  8. Más que el título importa la verdad y, tratándose de una figura pública (que aspira a convertirsde en Presidente), cobra relevancia la imagen que proyecta y la percepción de la opinión pública (aunque se trate de un reducido e inquieto grupo). Es decir, ella (aunque sea desde el atril que hereda) o su agemnte de prensa debería aclarar la duda que nos carcome (por no decir, inquieta, a tal punto que ya no sabemos hasta dónde llegan los engaños). También debería desmentir públicamente que los gastos de sus giras faraónicas (e inútiles, que provocan vergüenza ajena)las paga de su bolsillo.

    Todo sea por creer (en algo) de nuestros políticos.

Leave a Reply to vinka Cancel reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: