Sergio Acevedo como Gustavo Beliz estuvo en todas con el señor K. Fue su mano izquierda en la intervención de la Corte Suprema, después aceptó ser su delegado a cargo del gobierno de Santa Cruz, pero cuando se va porque cae en desgracia descubre que había estado en medio de un nido de víboras.

Está muy bien que señale aunque sea ahora que el único gobernador que ha tenido Santa Cruz ha sido Kirchner, está mal que lo haga en relación al señor peralta cuando el primer títere fue el mismo. Debería contar en todo caso como Kirchner lo manejaba a él si quiere aportar algo.

Algo peor aún. El renunció por diferencias con Kirchner, es decir que le rindió pleitesía hasta en el último acto de su gobierno.

Categories:

3 Responses

  1. Tal cual, mientras están adentro no dicen ni mú, en cuanto los rajan salen gritando ¡corruptos, los voy a denunciar! aunque a Acevedo todavía le falta para alcanzar a Gustavito, el rey del gataflorismo político.

  2. Recordemos también que el Sr. Acevedo estuvo en un organismo muy sensible,la SIDE,

    que el Sr. K ha usado para provecho propio y para sus “operaciones” contra opositores y disidentes

    e inclusive para espiar a su propia tropa.

    Ni hablemos del uso de fondos reservados del organismo, que siempre se usaron para fines inconfesables.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: