Por fin después de mucho esfuerzo conseguí algo de publicidad oficial:

Categories:

10 Responses

  1. Recordando a Paco Manrique….Montoya sos un reverendo HIJO DE PUTA…
    Lo peor son algunos periodistas que gozan de mi simpatia como Malu Kikuchi diciendo que es un fucionario que hace bien su trabajo y que su misiòn es recaudar y que en todo caso el problema es de los que gastan, implicando de esa manera que uno por alguna razòn metafisica es deudor del del gobierno provincial y que este tiene derecho a reclamar el dinero que dice que se le debe y que como ese dienro es legitimamente de esa excecrable insititucion (el gob. de la provincia) esta con el dinero puede hacer lo que le venga en gana…es increible la confusiòn que existe con respecto a la moralidad de la recaudaciòn impositiva, aun entre la gente decente y mas o menos bien pensante…
    El recaudad y gastar son dos caras de la misma moneda, si en gastasen solo en lo que deben deberian recaudadr mucho menos de lo que pretenden y seguramente las alicuotas serian menores y la gente pagaria , la evasiòn no es sino la manifestaciòn mas directa de la negativa a convalidar el saqueo impositivo, asi qeu toda esa chachara disparatada sobre la autoridad de la que ellos , como supuestos representantes del peublo, estan investidos ha quedado una vez más al descubierto, es solo un mito para tratar de domesticar al que produce para que pague las extravagancias de los parasitos qe okupan sillones…pero gracias a dios la moralidad que se predica no es la que se practica y la gente en genreal, al menos la que puede, en el fondo no se la cree y hace lo que tiene hacer…no paga…

    Asi que al gusano excecrable de montoya solo me queda una cosa por decirle….apestosa rata de albañal anda a laburar en vez de vivir parasitariamente de la riqeuza que los demas producen…

  2. El verdadero ideólogo del saqueo provincial es un señor poco conocido que se llama Daniel Lorea*, responsable de la Política Tributaria, que con el impuesto inmobiliario razona en los sigientes términos:

    “Como usted Sr. contribuyente es dueño de una propiedad incluída en un barrio cerrado o country, (predio protegido en el que se ha refugiado por la delincuencia y la inseguridad que la Provincia no se molesta en combatir a pesar de que le cobra impuestos para ello).

    “Esa pertenencia exclusiva por la que Vd. paga cuantiosas expensas, ha valorizado grandemente su propiedad, por lo tanto le cobraremos el impuesto por esa mayor valorización y lo haremos con alícuotas progresivas”.

    Para hacer una analogia, tomemos el caso de un inquilino que alquila una propiedad deteriorada al dueño, por una suma acorde con tal condición.

    El inquilino incurre en cuantiosos gastos para mejorarla y hacerla confortable y segura y le comunica orgulloso tal noticia al dueño, quien le responde:

    “Señor inquilino, ahora que usted disfruta de una casa confortable y remozada he decidido aumentarle el monto del alquiler”.

    * Admirador de J.K Galbraith.

  3. Este tipo de apellido Montoya, concibe de que el estado no puede usar los mismos métodos que los asaltantes. El estado es quien debe proteger a la comunidad de los asaltantes, pero paradojicamente el estado actúa como un asaltante. Desconoce todos los límites que debe tener una autoridad, sus procedimientos son delictivos. Hay un límite a la imposición de impuestos y también un límite a los procedimientos. No puede ser posible que la legislatura que debe representar al pueblo no imponga límites a estos delincuentes que se vienen contra los quienes la legislatura representa. Un impuesto no puede ser confiscatorio y en ningún caso la privacidad de las personas puede ser violada, ni siquiera el estado tiene esa facultad.

  4. Roark:
    La Legislatura de la Provincia que es la que determína la cuantía y la naturaleza de los impuestos aplicar a los ciudadanos,

    está actualmente sometida a investigación por la emisión de facturas truchas de empresas fantasmas.

    Creo que hemos llegado a un límite en el cual comienza a tener sentido el precepto constitucuional de salir en su defensa y desalojar a esta escoria del poder.

  5. Señores, la rebelión fiscal es la respuesta a la que nos obligan.

    Con el cierre de la canilla de los recursos tributarios, se les acaba la fiesta.

    Hagamos nuestra propia “Taxpayers Union” y regalémosle un “Bosten Tea Party”.

  6. Si no lo quieren en Buenos Aires, mándenlo a Santa Fe. Nosotros podríamos utilizar sus servicios para aquellos que se quejan de la seguridad, la escuela y los hospitales públicos, pero miran para otro lado cuando llega la hora de contribuir.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: