¿Quién no habla sobre el hambre en la política argentina?

Por ejemplo, los majules y compañía dijeron esto.

K lo reafirmó y agregó esto.

Yo mismo dije esto.

¿Adivinan cuál fue el resultado no? Si, este.

Categories:

11 Responses

  1. Despues de tantas decadas de populismo hay niños muriendose por desnutricion?. Como dirian algunos. Es el sistema!.

  2. Alguna vez los argentinos deberíamos abandonar las excusas con que justificamos todos los horrores y aceptar, lisa y llanamente, que nuestros males nos los provocamos nosotros mismos. Tal como dice Dario Damián: es el sistema..el sistema de mentirnos con las viejas recetas populistas que nos condujeron hasta aquí.

  3. Hay una cosa segura: Pino Solanas va a mirar para otro lado y hacerse el dolubo.

    Toda la maldición recae sobre el neoliberalismo (panfleto falso y erróneo para mí).

    ¿Se animará el muy turro director-progre hacer el documental-denuncia sobre el hambre kakista? Apuesto que no…

    Saludos.

  4. Pino Solanas no es el único, tambien está nuestra kultura: Gieco, Heredia, Parodi, Sosa, Alterio, Sbaraglia, Zorrilla, Aleandro etc. Para estos imbéciles la culpa es de “el Fondo” el “neoliberalismo” “la globalización” “el capitalismo salvaje” “la codicia de los empresarios chupasangres” “del imperialismo yanki” cuando en realidad es culpa de las ideas populistas y totalitarias que ellos sostienen y pregonan constantemente.

  5. COn la pobreza, el hambre y la miseria ocurre una gran y aparente paradoja. Aquellas sociedades que mas producen son las que mejor pueden costear amplios programas de limosna publica, pero es precisamente en esas sociedades en donde menos se necesitan esos programas por que todo aquel que quiere puede satisfacer razonablemnete bien sus deseos y necesidades . En cambio en las sociedades en donde la pobreza y el hambre son un verdadero problema (y no hechos aislados) losindividuos apenas producen para su propia subsistencia y por lo tanto la sociedad no puede costear el costo de estos pretendidos programas de asistencia.
    Por que digo aparente paradoja? por que lo que hay que explicar no es la pobreza y el hambre sino el por que algunos individuos han podido superar definitivamente ese estadio. La pobreza, la miseria, la ignorancia y el hambre son los estados naturales en los que vinimos al mundo y entonces lo quehay que descubrir es que mecanismos han permitido a un puñado de individuos sobrevivir. Muchos autores trataron el tema y solo los verdaderamente liberales enfocaron el tema desde esta optica y en vez de “diseñar” poposos, complicados y ambiciosos esquemas politico-sociales-economicos , solo se limitaron a estudiar los mecanismos de coperación social que estaban vigentes en las socieades prosperas del planeta (es asi que el titulo completo de la famosa obra de A. Smith es Una “Indagación” sobre el origen y causa de la riqueza de las naciones”, generalmente simplificado con las dos ultimas palabras). Es decir el pensamiento liberal no invento ni elmercado, ni la mano invisible, ni el interes ni ninguna de las ideas base en las que se cimienta el liberalismo, simplemente son las conclusiones que un gurpo de pensadores saco a aprtir del profundo estudio de los mecanismos de cooperación social.
    Y cuales son esos mecanismos?…basicamente 3: división del trabajo, respeto al derecho de propiedad y cumplimiento de los contratos…existe una correlación perfecta entre prosperidad (es decir ausencia de pobreza y hambre) y el grado en el que estos 3 procesos de cooperación se aplican.
    Resumiendo, no se trata de inventar grandes esquemas distorsivos y “redistributivos” (saqueo demagogico) sino que de lo que se trata es de producir más y esto solo se conseguirá cuando cada uno pueda dedicarse a lo que mejor sabe hacer en el entendimiento que otros proveeran el resto de sus necesidades (división del trabajo), cuando uno tiene la seguridad que no le van a quitar ni el fruto de trabajo (via impuestos, prohibiciones, o lisa y llanamente robo como con el corralon), y cuando alguien o cumpla con lo acordado tendrá una pena y yo obtendré una compensación por mi perjucio…Si los politicos los empresarios, los gremialistas, los votantes y el gobierno realmente quieren terminar con el hambre deberían exigir la implementación de sistemas que aseguren los 3 requisitos basicos que mencioné y dejarse de aparecer como grandes chapulines sociales que vienen a salvar a las personas (con el dinero de otros por supuesto) de la trajedia del hambre.
    Reitero solo atavez de mayor producción se terminará con el hambre, el resto es basura y los que pregonan, soportan o piden este tipo de basura deberán sufrir las consecuencias de ello…por eso nada mas lejos que remordimiento o culpa siento ante la pobreza de muchos de los integrantes de esta sociedad ya que ellos obtuvieron lo que consciente o inconscientemente quisieron obtener.

  6. Leandro: estoy totalmente de acuerdo solo que, para que exista mayor producción es necesario mayor inversión de capitales y para que los capitales se inviertan, hace falta un país previsible, con seguridad jurídica y estabilidad politica y económica. Nada de esto se verifica en la Argentina de hoy y por eso es necesario que la dirigencia lo entienda. De seguir como hasta ahora, cada vez se registrará más pobreza, menos trabajo, menos educación y más populismo.

  7. Coincido con Leandro, yo no siento ni remordimiento ni culpa (porque ciertamente no es culpa mía y no tengo esa costumbre católica de sentirme culpable por tener más), siento lástima porque estos gobiernos populistas han hecho todo lo posible por mantener una masa miserable a la que pueden manejar a su antojo con el viejo sistema clientelista inventado por Hipólito y Juan Domingo, estas personas nacieron en la miseria y nunca los dejaron pensar por si mismos, no creo que eso sea culpa de ellos porque tampoco tuvieron acceso a una educación que los alentara a pensar como individuos y no como una masa idiota y sumisa.

  8. Y para que todo el mundo se beneficie hacen falta mercados desregulados y sobre todo ninún impuesto al trabajo.

    El asunto acá es que no se trata de pobreza como condición dada para cualquier ser humano, sino de pobreza producto del estado de binestar.

  9. No exageren.
    El Chaco no es Siberia.
    Para morirse de hambre ahí hay que ser infradotado.
    Casos extremos y desgraciados hay en todas partes del mundo, incluso en los países ricos, debido a varias causas que sería utópico analizar aquí.
    Pero lo cierto es que los muchachos están en campaña, y parece que lo único que tienen son algunos aborígenes tuberculosos terminales que se fueron a morir al rancho.
    Yo, que soy una infeliz, hago la apuesta: me voy al Chaco sin nada de nada, y sin trabajar no me muero de hambre ni mucho menos.
    Estoy dispuesta a hacerlo, mañana mismo.
    Y no tengo nada de aborigen, ni nací ahí, ni conozco nada.
    Aún en la miseria más extrema, con lo que hay en los tachos de basura en este país ENGORDÁS.
    ¡Que casualidad que ahora que vienen las elecciones los peronistas se ocupan de los pobres en las provincias radicales!

  10. concuerdo con todos en general. El ensayo de José en http://www.hacer.org es impecable como siempre. Sólo las empresas y los individuos trabajando producen riqueza. Chaco es la provincia con mayor número de planes sociales de todas las 23 provincias, y esta visto que en Chaco son muy poco los que laburan. El resultado de tanto clientelismo, y de usar a la gente políticamente es este resultado. Si el cura dice que esta es la tierra del pan, pues que vayan a sembrar la tierra.
    Está muy bien lo que dice Martín, no debemos sentir culpa por esto, no es lo que hemos elegido hacer.

  11. Rebeca, el problema es que en el interior el clientelismo es muy fuerte. Los planes sociales son una metástasis cancerosa. Hay que extirparlo antes que se ramifique. La gente que se está muriendo de hambre no trabajan ni con un revolver en la cabeza. Son parásitos en todo el sentido de la palabra. Quieren los beneficios de la tierra, pero no sembrar, quieren el pan servido en la mesa. Los planes sociales son tantos y abusivos que han creado una clase de gente que no tiene noción del trabajo, ven el trabajo como una maldición. Esta clase de gente es la perdición de la raza humana. En Caucete, provincia de San Juan, una población de 36.000 habitantes hay más de 12.000 planes trabajar. Y es una ciudad semi industrial con fábricas y una de las tierras más fértiles del país. No se puede medir el desempleo, por la distorsión que producen estos planes. Para el gobierno no son desocupados, y a veces creo que tienen razón, no son desocupados si no quieren trabajar. Viven como las esposas de los ricos, con puras reuniones sociales pero tirados en la misería.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: