Dentro de la política de mejorar las instituciones uno de los pilares fundamentales debe ser el disciplinamiento de la Justicia. La diputada Conti detenta la jefatura política de los jueces y no tiene ningún problema en marcarles el paso. Así como derechos humanos quiere decir que ellos pueden matar sin ser molestados, calidad institucional quiere decir que las instituciones tienen que estar a su servicio.

El consejo de la magistratura no tiene facultades de superintendencia. No puede dar instrucciones, es solo juez de los jueces, no jefe de los jueces. Pero en un contexto kakista donde se hace lo que se le canta al mandón chiflado, estas son diferencias sin importancia.

Puede parecer un chiste que estas son formas de mejorar instituciones, pero esto el kakismo lo hizo desde el primer día con la Corte Suprema de Justicia (otra vez realizando un proyecto duhaldista) y en todo el espectro político se lo convalido como un acto para mejorar a la justicia. También se le reconoce al señor K el haber “puesto el acento en los derechos humanos y en terminar con la impunidad de los militares” cuando ninguna facultad tiene el presidente de la nación ni para juzgar u opinar sobre el desempeño de la Corte, ni para juzgar a los militares y llevar a cabo una política represiva. Nada de eso es función del poder ejecutivo pero tuvimos bobos asintiendo, desde Carrió que tiene la misma “óptica” institucional del kakismo, hasta el llamado centro que cree no ser parte de ningún conflicto y convalidó todo.

Lo que quiero decir, tanto para los miembros de la Asociación de Magistrados como para todos los que ahora están asustados porque el agua también les llega, es que esto no empezó ayer.

Categories:

16 Responses

  1. Es interesante de señalar que desde el primer gobierno de Perón a la fecha, únicamente respetaron la integración de la Corte Suprema, los presidentes Arturo U. Illía y Fernando de la Rúa. Perón comenzó cambiando la Corte que presidía el Dr. Repetto con el argumento de que ella había convalidado el golpe militar de 1930. ¡Qué paradoja! Peron había sido el secretario de actas del grupo revolucionario.

  2. Y otra cosa importante Ricardo es ver como una vez que se quebrantan las reglas no se vuelven a restablecer. Por eso es que creo que, por múltiples responsabilidades acumuladas el estado nacional no tiene salvación.

  3. Donde dice “Nada de eso es función del poder judicial pero tuvimos bobos asintiendo,” Debería decir …función del poder ejecutivo…??? NO ???
    Lo podrán corregir ? asi lo difundimos.

  4. Obviamente Ricardo, Peron formo parte en la Secretaria de Trabajo del gobierno golpista de 1943, el cual instala el populismo en la Argentina.

  5. Jose: coincido. El estado tal como lo hemos concebido, no puede tener más posteridad que estas dictaduras disfrazadas de democracia a través del voto. El estado es la gran mentira que nos hemos comprado los argentinos, una entelequia que, en definitiva, no es otra cosa que el dirigismo del populista de turno. Pero esto sólo se puede remediar con docencia, en largo tiempo, cuando aprendamos que cada uno de nosotros somos los responsables de nuestro destino y veamos en el estado, sólo una ficción jurídica para reglar nuestra convivencia.

  6. Ricardo, te referiràs a una docencia no impartida por la “educaciòn pùblica” supongo. De allì proviene la mentira y la deseducaciòn justamente.
    De donde entonces? No esperemos nada del Estado, como nos enseñò Alberdi, sòlo limitaciòn de libertades a los individuos.
    Yo no sè cual seràn los caminos para desestupidizar y deslobotomizar a la poblaciòn cuya capa ùltima de neocortex està tapizada de ideas y conceptos opuestos a la realidad.
    Yo creo que falta tocar fondo en forma mucha màs jodida y desde allì rearmar la repùblica.
    El populismo vino para quedarse y sigue muy còmodo, alimentado por la indolencia y la ignorancia.
    Es un paìs estatista queramos o nò y eso surge en gran medida de esa concepciòn ìtalo-española de paternalismo, hermano no muy lejano del fascismo.

  7. Agrego al comentario 1 de Ricardo un dato interesante. De la Rua no respetó a la Corte Suprema Menemista. Negoció su permanencia a traves de un fallo escandaloso por un reclamo de haberes militares mal pagados. Para quien le interese profundizar en la lectura de esta asunto, hay abundante información en los diarios de la época en Internet.

  8. Juanjo: no hablo de la educación pública, sino de la docencia que debe hacerse desde foros como éste, que debieran multiplicarse para que el mensaje, de modo claro y contundente, vaya llegando a todos los sectores del país. También me refiero a la docencia que puedan realizar los pensadores, como Martinez Estrada o Perez Amuchástegui -por nombrar a dos de los más conspicuos que tuvo el país- a través de ensayos que promuevan la discusión pública.
    Porque así como el populismo cree que vino para quedarse, también lo creían las tantas revoluciones que hubo en el mundo y que hoy sólo existen en las páginas de la historia..

  9. Juanjo, ojo que no es asimilable la descendencia italo-española con la idea de populismo y socialismo. Es mas, en la propia Reforma, tal como dice Armando Ribas en un articulo llamado Roma, Lutero y el Cesar, ya existen indicios de socialismo. Ademas, el estatismo tambien fue valorado por autores anglosajones como Hobbes con su famoso Leviathan. Hegel y Marx tambien eran sajones.
    Y nosotros mismos tenemos un ejemplo de respeto por las libertades que instauraron Mitre, Sarmiento, Urquiza, Roca y la generacion del 80. Todos ellos eran descendientes de españoles e italianos e incluso muchos eran catolicos, por mas que se haya roto Relaciones Diplomaticas con Roma en la primer presidencia de Roca. Lo que estoy queriendo decir es que en gran parte, la decadencia argentina se inicio por querer lograr los ideales de la Revolucion Francesa, sobre todo el de igualdad. No es incompatible la busqueda de la libertad en una sociedad latina ni la libertad es propia de los pueblos anglosajones.

  10. Darìo, me referìa a paternalismo. Este como semilla para el presidencialismo, donde papà-presidente-estado nos observa celosamente y nos proteje. Nò en forma directa al populismo, sino como consecuencia indirecta ò campo fèrtil para ello.
    Eso es muy hispano-italiano. Digo que es una natural derivaciòn cultural, desde esa estructura piramidal, la cual està
    mucho màs repartida en padre-madre en el mundo sajòn (p.ej.).
    La divisiòn de poderes no es justamente una concepciòn hispano-italiana.
    Agrego que si de base tenemos una cultura paternalista, por consiguiente y siguiendo a C. Jung, tenemos un incosnsciente colectivo que promueve y simpatiza con derivaciones o degeneraciones de la autoridad paternalista. Lèase autoritarismos y populismos personalistas que nos ha regalado a un tipo como Peròn, papà salvador de sus hijos, las masas.

  11. Te agrego que yò mismo soy hijo de padre español y por otro lado me estàs nombrando a gente con cerebro, individuos como los hacedores de nuestra repùblica.
    Yo me refiero a lo cultural, colectivo que està insertado en la sociedad, no a gente con inteligencia y libertad de pensamiento, que pueden ser provenientes de cualquier cultura y no cargar con sus males.

  12. Darío Damián: los hacedores de la Patria no se inspiraron en la Revolucion Francesa sinó en la Americana de 1776 la primera única y verdadea revolución liberal que hubo (hubo algo parecido en Inglaterra en 1688 pero no fue estrictamente liberal) no sé porque la Revolución Francesa tiene tan buena fama cuando fué el caldo de cultivo de despotismos nefastos como los terrores de Robespiere y luego el imperio Napoleonico, todo lo contrario al liberalismo, me parece que justamente tomar como modelo esa revolución y no la Americana, (en las escuelas la nombran solo de refilón) contribuye en gran parte a nuestra decadencia actual.

  13. Martin, en realidad yo precisamente dije que la decadencia argentina se inicio por querer lograr los objetivos de la revolucion Francesa, principalmente el de igualdad. Por supuesto que en los mejores años del pais(1853-1930) los ideales de la revolucion francesa y el socialismo fueron dejados de lado. Ya lo decia el mismo Alberdi sobre la Constitucion de 1853. El intervencionismo y el estatismo se hicieron fuertes en la decada de 1930 y su maximo esplendor se dio en la decada de 1940.

  14. A mi me pasa que no le tengo nada de aprecio a la Revolucion francesa pero le tengo mucha admiración a Napoleón…es que creo que son 2 cosas distintas el terror de robespierre con el Imperio de Napoleon quien mucha de sus conquistas fue en defensa del bloqueo inglés y no tanto por ser un delirante asesino como muchos lo señalan.
    También me veo influido por mi profesor de historia de 5to de liceo quien le tenia profunda admiración. Mi padre también le tiene una gran admiración a Napoleón…

    Estoy de acuerdo con que la Revolución Norteamericana fue la gran revolución, la que realmente vale considerar para el futuro, la que realmente marcó una forma de pensar y de vivir que hasta entonces nadie habia luchado por esa forma de pensar y de vivir…

  15. Darío, se ve que como a mi a vos tambien te ha influenciado el gran Armando Ribas. Disculpame, recien no habia leido bien tu comentario.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: