Esta tarde el problema de la bolsa de dinero encontrado en el despacho de la señora ministro de economía se convirtió en una cuestión de corrupción entre privados al quedar desempleada doña Felisa.

El Jefe de Gabinete no tenía ninguna duda de sus explicaciones. El presidente se la llevó a Tucumán. No alcanzó.

¿No habría que privatizar a unos cuantos más?

Categories:

No responses yet

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: