Hace unas semanas publiqué mi disgusto con Windows Vista y la sensación de que Microsoft se convirtió en una compañía más preocupada en que los clientes no puedan dejarla que en tenerlos cada vez más contentos. Un perfecto motivo de divorcio por decirlo de algún modo.

Pero hay un aspecto en que Microsoft merece defensa y es respecto de los ataques políticos que recibe. Por un lado de la izquierda estúpida que considera a Bill Gates como un representante del demonio capitalista explotador, por otro de la Unión Europea que ve a Microsoft como una “amenaza comercial” de Estados Unidos y por ultimo del propio gobierno norteamericano enamorado de su confusión enorme entre mercado libre y “control de los monopolios” (diferencia que Leandro explicó varias veces en en sus comentarios).

Esta costumbre de la política de ver en todo negocio próspero una oportunidad para la regulación que ponga al exitoso bajo su control es universal y fue bautizada por el columnista del National Journal Jonathan Rauch como “economía parasitaria”. Mientras Microsoft se encontró una década atrás con el problema y hoy no tiene líneas de conexión con la política, Google reaccionó a los primeros síntomas de que le ocurriría lo mismo y se lanzó al lobby sin problemas. Lo cuenta David Boaz en un artículo publicado en la página del Cato Institute que a su vez remite a una información del Washington Post que lleva por título “Aprendiendo de los errores de Microsoft, Google construye una maquinaria de lobby”.

Hay dos posibles reacciones a esta cuestión. Desde un “deber ser” constitucional habría que lamentar que al final de cuentas el sistema induzca a los peores incentivos y que haya que recurrir a pactos políticos para defender derechos que el gobierno está para defender. Pero también se podría ser un poco más realista y comprender que los políticos no son como el sistema constitucional espera que sean y están atentos como todos a los beneficios que pueden obtener de un poder que se les ha dado y no deberían tener. Menos que menos lo deberían tener con la esperanza infantil de que lo usen en su contra.

Y en ese plano de mayor realismo político lo que podríamos pensar como problema es si el capitalismo es compatible con una postura empresaria, la de aquellos que están en la primera línea de los ataques políticos, que supone que son free-riders del sistema y que la libertad y el derecho de propiedad se sostienen, como lo supone la Constitución, con sólo declaraciones y tribunales. O en el caso de Google agregando una tercera opción que es la franela.

Mi argumento es que el estado no se mantiene a raya con meras reglas que lo limiten. Se encontrarán los resquicios para interpretarlas de otra manera o para invocar emergencias que ameriten pasarlas por encima, a menos que quienes están expuestos a la arbitrariedad estén a la vanguardia en la defensa de sus propios derechos. El estado está en actividad permanente para avanzar a donde no debe, la sociedad debe estar en actividad permanente para ponerle freno.

Es ahí dónde Microsoft no hace nada para defender más allá de la oficina pública en la que da explicaciones un sistema que le ha permitido llegar a dónde llegó. No difunde los principios que están detrás de ese sistema, ve el asunto como ajeno y se limita a contratar abogados y perder. Y Google no se queda atrás en su ausencia de compromiso aún cuando aborda el problema con mayor amplitud apostando a la componenda.

Le pondría a la nota el título contrario al que tiene en el Washington Post: Google no aprendió nada de la lección de Microsoft porque lo único que hace es tratar de zafar de la situación y alimentar al monstruo que lo domesticará. Tienen la capacidad para difundir las ideas de la libertad como nadie pero elige pagar rescate por decirlo de algún modo. Para los negocios piensan a lo grande, para las amenazas políticas como hormigas.

¿No es obvia la urgente necesidad empresaria de defender ideas que significan que hay derecho a trabajar libremente y beneficiarse de los resultados sin dar explicación a ningún imbécil? ¿Es esto una idea muy sofisticada difícil de entender?

Categories:

16 Responses

  1. Estoy de acuerdo en general con el comentario. Sin embargo, la duda que me surge es:

    ¿Es función de una empresa “defender” o “promover” ideas? Si hiciera eso, ¿no dejarían de ser empresas estrictamente hablando para ser otra cosa?

    Es como quienes le piden a las empresas que sean “socialmente responsables”. ¿Acaso la responsabilidad social de las empresas no es producir eficientemente para generar empleo y ganancias?

  2. Ese es justamente el corazón del dilema que estoy planteando Destructor.

    Fijate que te preguntas si es esa la función de una empresa y mi punto de vista se refiere a que es problema de la empresa la existencia de justicia. No hay empresa sin libertad y la libertad no es gratis.

    Podríamos preguntarnos también si es función de una empresa defenderse cuando quieren avanzar sobre sus derechos. No es su función, pero es su problema y por lo tanto lo resuelven.

    No se parece a la idea de “responsabilidad social” porque ella supone un deber altruista. Yo hablo de una acción de supervivencia para mantener al sistema en que le permite ser.

    No es función de un pasajero trabajar para evitar que se hunda el barco. Pero cuando el barco se está hundiendo no tiene ningún sentido que el pasajero se acuerde de cuales son sus funciones.

    Por último, no hay diferencia cualitativa entre una empresa y un ciudadano cualquiera. No es función del ciudadano actuar contra el avance del poder, pero es su problema y se tiene que ocupar. No veo en qué se diferencia una empresa a un ciudadano en ese aspecto.

    Tan poco altruista es mi planteo que nuestros empresarios brillantes que la tienen clara y no quieren meterse en problemas que no sean de ellos, un día van a desaparecer expropiados o empalados. Y en ese momento deberíamos alentarlos recordándoles que al menos nunca hicieron nada que no sea su función.

  3. Transcribo el párrafo de José:

    “El estado no se mantiene a raya con reglas que lo limiten”.

    o sea que las Constituciones y las divisiones de poderes son frenos al parecer débiles.

    Y eso es real porque los estados no paran de crecer e invadir cada vez mas el ámbito individual.

    Recordando mis estudios en teoría del Control Automático, hay un concepto que se denomina “realimentación negativa” que pone el freno necesario a los outputs indeseados de un sistema mas o menos complejo.

    Esa realimentación negativa la veo por el lado del voto. Un voto que llamo “ponderado” (No confundir con voto calificado que es excluyente) que tiene su analogía en el gobierno de las sociedades comerciales por acciones.

    El problema es el ponderador a elegir.

  4. Yo creo que es un problema de balance entre lo positivo y lo negativo lo que mueve a cualquiera a tomar una u otra posición. Tanto Google como Microsoft deben evaluar (a mi juicio correctamente) que es preferible hacer alguna concesión o tratar de convencer al monstruo estatal en lugar de pelearlo francamente. Ya Google, p. ej. cedió con el gobierno chino censurando el buscador, pero gracias a eso está en China y puede mostrar millones de usuarios más. Esto puede, en algunos casos, significar un peligro grave (por ejemplo en republiquetas como la nuestra, donde el avance del estado puede ser incontenible y llevarse a todos puesto) pero no lo creo así en los EEUU donde hay algunos recortes a los derechos de propiedad pero nunca llegan a poner en riesgo la propiedad toda.

  5. Me quede pensando en la frase de que google para los negocios piensa en grande y para la política como hormiga… creo que son cosas distintas, que por mas que se crucen, hay que encararlas de diferentes formas. Google para sus negocios conoce sus clientes, el entorno, etc y puede planificar estrategicamente con horizontes de 15, 30 o mas años. Conoce bien las reglas del juego, por mas que vayan cambiando con los años. Pero la politca esta marcada por el corto-plazismo y por los caprichos del gobierno de turno. Quiza por eso se les hace dificil planificar e invertir en tratar de defenderse explicandole a la gente y tratando de modificar la opinion publica. Puede que prefieran ir tapando y esquivando los problemas cuando le surjan (al estilo Microsoft) y apostar a que el proximo gobierno piense distinto y no los ataque… evitando invertir mucho en cambiar la opinion “publica”.

  6. Será negocio eso Cochi? Me parece que ni siquiera lo evalúan. Mi apreciación sobre las hormigas de cualquier modo no es para Google en particular sino que es general.

  7. La idea que plantea José es asertada, sin embargo en las grandes corporaciones no hay incentivos económicos para una defensa de largo aliento del negocio empresarial porque a medida que la corporación crece y aumenta su complejidad, sus dueños van dejando la conducción en ejecutivos profesionales que son retribuidos en base a resultados de corto plazo.

  8. Las actitudes de muchos empresarios respecto de al libre empresa, son de dos tipos:
    1) Están los que quieren sacar ventajas de alianzas circunstanciales con el poder político, para obtener o consolidar monopolios. De eso algo sabía Adam Smith cuando escribió “La riqueza de las naciones”.
    2) Están los que, a veces por conveniencia, a veces por miedo, a veces por conciencia sucia, y a veces por temor a la descalificación como políticamente incorrectos, financian, alientan o no combaten campañas antiempresarias, serruchando las ramas sobre las que se asientan su modo y nivel de vida, y sus propias libertades. Schumpeter destacaba en su obra “Capitalismo, Socialismo y Democracia” la actitud a la larga suicida de muchos empresarios.
    3) Se suman a lo anterior problemas que han sido analizados por James Buchanan, acerca de la racionalidad: es “racional” hacer lobby cuando una medida, pese a ser contraria al interés general, presenta un grupo compacto de apoyos de gente directamente interesada, que experimentarán concretos beneficios, y los afectados -la generalidad de la población- tienen intereses que individualmente no justifican una acción contraria, o ni siquiera son conscientes de los perjuicios que sufren (caso típico, la protección arancelaria.
    4) Pese a todo, las garantías constitucionales son necesarias, aunque muchas veces se las viole o se haga trampas, de igual forma que son necesarias las reglas en el fútbol, aunque existan Maradonas y “manos de Dios”. La infracción de una norma, por frecuente que sea, no significa que sea inútil, y no debe confrontársela con los pobres resultados que arroje su aplicación práctica, sino con los que surgirían de su inexistencia.
    Uno de los problemas -en lo que concierne a los abogados que luego son jueces- es que la formación que reciben en las facultades de derecho y peor aún en los cursos de posgrado y doctorado es antiliberal, pese a que todavía quedan restos de liberalismo en la Constitución (los artículos 1 a 33, excluyendo el art. 14 bis; el artículo 109; los artículos 116 y 117, y algún otro que tendría que analizar). No estudian nada de economía liberal, entienden menos, y se les ha enseñado que la libertad de empresa es la libertad del zorro en el gallinero.

  9. José, por supuesto que cuando se está hundiendo un barco, los pasajeros tienen que hacer lo posible por evitarlo. Pero eso no quiere decir que esos pasajeros tengan el conocimiento para hacerlo bien (de hecho, muchas veces pueden ser más un estorbo que una ayuda).

    Me parece lógico que cuando el Estado las jode, las empresas quieran zafar el momento. Lo suyo no es la política (ni debería serlo). De hecho, si se preocuparan por “difundir ideas”, dejarían de hacer lo que verdaderamente se espera de ellas desde el punto de vista social: generar riqueza.

  10. Destructor, nadie tiene el conocimiento para hacerlo bien. Lo que se hace es recurrir a gente que lo haga. Contratan ingenieros para hacer obras, especialistas en sistemas para sus departamentos de informática, médicos para atender problemas del personal o contratan ambulancias para emergencias. Tampoco se dedican al derecho y como no saben llaman a un abogado. En consecuencia pueden hacer lo mismo para saber cómo difundir lo que deben difundir. Que no sepan del tema no significa nada. De lo que si saben es de cómo se gana plata honestamente, cuando lo hacen. Eso es suficiente conocimiento.

    A mi no me parece nada lógico que nadie, persona individual, persona jurídica, funcionario, trate de zafar de una situación sin pensar si no se está alimentando un problema mayor. Eso es ignorancia. Eso es lo que se le reprocha a los políticos, invocar emergencias para no cumplir su deber.

    Lo tuyo y lo mío tampoco es la política. Y no se en tu caso, pero yo también intento generar riqueza. Tengo mis fines propios superiores a cualquier proyecto colectivo y en eso nada me diferencia de una empresa. No veo que tengan las empresas, o los empresarios para ser más preciso, que si tenga yo para que ellos se dediquen a los copetines y se den el lujo de sentir cierta aprehención cuando se les habla de política.

    Tampoco creo que se espere algo de las empresas desde el punto de vista social, ni siquiera producir riqueza. Eso es lo que esperan los accionistas. Lo unico que espero como derecho es que no violen derechos.

    A mi me parece que las empresas y los empresarios difunden una versión de si mismas como si gozaran de una indulgencia política especial. Y no creo que eso resista el menor análisis.

  11. Guauuuu que post …esta semana con este y con el de la lista negra de paises patronizada por ese senador de chicago creo que hicimos Bingo. Obviamente estoy 200% de acuerdo con Jose (con el post y con sus respuestas).

    Los temas que plantean ambos post son para mi la raiz de todas las cuestiones que se nos plantean a diario que podriamos resumir entre ¿cual es la division entre economia y politica, o sea donde termina la economia para empezar a hablar de politica (imposición de la voluntad del poder sobre el resto).

    Acertadamente Julio trae el recuerdo de J. Buchanan que se dedico junto con otro grande de la economia, Gordon Tullock a estudiar estos temas en lo que se denomina la Escuela del Public Choice. Además de lo que plantea Julio estos estudios demuestran con claridad que el afan de lucro, es decir extraer un beneficio de tu trabajo, esta presente en todos los seres humanos independientemnete de si tu salario te lo pagan los clientes (si sos comerciante), un accionista (si sos empleado) o los ciudadanos (si sos empleado publico). Solo en las lobotomizadas mentes de la masa, los funcionarios publicos, por el solo hecho de serlos se hallan imbuidos de un saber superior que los hace reclamar para si la omnisciencia (meterse en todos lados) y la omnipotencia para imponer su voluntad o sus preferencias (o por que no sus negocios) a toda la sociedad: cabe recordad que estos dos atributos son solo propios de Dios y un empleado publico dista mucho de serlo. Por lo tanto los ciudadanos , en el rol que sea, tienen que internalizar el hecho que los funcionarios publicos querran beneficiarse a si mismos (a sus amigos, hinchas partidarios y familiares tambíen) y no confiar ciegamente , tal como parece insinuar destructor que otros son los que tienen que ocuparse.

    Dado lo produndo del tema me tomo el atrevimiento de hacer algunas reflexiones sobre los comentarios que algunos de los lectores hicieron…espero no romperles la paciencia …

    Miguel lo de yahoo en China es algo excecrable y algo para avergonzarse no algo para presentar como una acertada “estrategia” de penetración en ese gran espejismo que es “CHINA”. Ceder ante la extorsion parasitaria de las burocaracias a cambio de que te dejen vivir tranquilo solo re-alimenta el circulo vicioso y lo que hoy es insignificante mañana sera todo (el caso concreto de China da para rato y lo dejo para otra oportunidad,por ejemplo para el club de lectura que esta organizando Jose entre los participantes del Blog). Fijate como van mundando las demandas, de la mano de la ley 1420 que tenia sentido en un desierto en culis mundi hace 150 años hoy te encajaron educación sexual obligatoria (esto es un orgullo para Michetti del PRO por ejemplo) a los chicos de 5 años, dengándole a sus padres el derecho de dedicidir que tipo de educación quieren para sus hijos , y quien es el que se las va a dar. COn las empresas pasa lo mismo, del “inocente” y disparatado concepto de responsabilidad social empresaria (que los sigliofilicos amantes de estas estupideces ya bautizaron como RSE) hoy hay un proyecto en el congreso que lo quiere convertir en obligatorio , constituyendo una contradiccion, y en europa estan construyendo un sistema de certificación igual al disparatado sistema ISO para poder manipular con este “certificado” a su antojo a todos los accionistas sobre hacia donde y como deben manejar el producto de sus inversiones y que consittuyen su inalienable propiedad. Con estos ejemplos intento ilustrar brevemente las consecuencias de “ignorar” los principios de fondo que se esconden detras de cada demanda o sacrificio que pide el poder….

    (bueno la sigo dentro de un rato me voy a morfar…)

  12. Estoy de acuerdo con Jose de que tanto empresas como ciudadanos no estamos exentos del entorno político que nos rodea y que debemos ser conscientes de eso y participar para mejorarlo porque una buena parte de nuestro destino depende de eso (cuanto mas produce uno, mas se da cuenta de la importancia que tiene). Pero me cuesta creer que empresas prestigiosas como google no hayan evaluado esto… Me encantaría que algún día se cansen de esto, armen una defensa “randiana” de su caso y desplieguen todas sus herramientas para dejar expuestos a los parásitos que los extorsionan constantemente. O nunca tuvieron el tiempo ni le dedicaron los recursos para evaluar seriamente las consecuencias y costos de estas extorsiones, o ya lo hicieron y creen que es mas beneficioso seguir con el lobby. Creo que vos te inclinas por la primera, yo pienso que hicieron la segunda opción (por mas que estén equivocados)

  13. Estimado Leandro, permitime marcarte una contradiccion. Para empezar debo deccir que me califico como agnostico, y he aqui la razon: Se dice que Dios es omnisciente (que lo sabe todo) y que es omnipotente (que lo puede todo). CREER (La Fe) es un acto profundamente humano, que toma por cierto algo que no conoce. Ahora bien, si Dios es omnisciente, quiere decir, que lo conoce tod. Para El no hay ningun secreto. Si esto es cierto, Dios no es omnipotente, no puede todo ya que para El, el acto de Fe es imposible.
    Si, en cambio, Dios es capaz del acto de Fe, eso quiere decir, que El toma por verdaderas ciertas cosas que no conocey, por tanto no puede ser omnisciente.
    Me disculpo de antemano si he herido sentimientos. Sin embargo pienso que es necesario aclarar TODOS los puntos. Porque esas debilidades son por las cuales entra el codigo altruista en nuestras vidas.
    Saludos Guillermo

  14. Cochi..no creo que el entorno de Google sea mas estable que el de Microsoft sino todo lo contrario, pero de todos modos ese no es el punto. El punto es, que si para defenderse las “empresas” necesitan destruir el entorno que permite su existencia no se estan defendiendo sino canibalizamdp y eso no puede ser justificado bajo ningún concepto (ni etico ni empresarial). En la selva solo sobreviven algunos pocos seres aislados y por lo tanto en un mundo sin reglas, donde lo unico que cuenta son los capricho y/o intereses de los poderosos solo sobreviviran algunas organizaciones (que ya no deberiamos llamarlas empresas) ergo la cantidad de bienes y servicios a disposición disminuirian rapidamente sumergiendo a todos en la miseria,la violencia y la barbarie. Sin ir mas lejos esto es lo que esta pasando en el sector energético aca en argenta (no es en el unico). La mejor defensa es la de sostener el sistema que garantiza reglas claras y de respeto de tus derechos, que te permitan vivir por tus propios meritos y no por lo caprichos de un gobernante. EL argumento de que yo cedo algo para poder seguir trabajando es en el mejor de los casos una falacia que te conduce a un suicidio en cuotas..

    Martin el corto y el largo plazo no son entidades separadas sino estadios de un mismo proceso, las cosas no suceden en el vacio ni por generación espontanea, es el resultado de una compleja red de interrelaciones a lo largo del tiempo. Por lo tanto la fiesta de hoy en algún momento la pago, vuelvo al ejemplo de la energía..la fiesta de subsidios durante el lustro kakista hoy hay que pagarla…la situación a dilucidar es quien tiene que hacerlo. Que los dueños de una compañia remuneren a sus ejecutivos por resultados financieros en el corto plazo es culpa precisamente de estos ultimos y tambíen de los dueños por no advertirles (en realidad ni si quiera se dan cuenta) a los accionistas que lo que estan haciendo es incentivando el consumo de su propio capital y que tarde o temprano se quedarán sin compañia.

    A propósito de esto último uno de los discipulos más brillantes de Murray Rothbard, Hans Hoppe, en una serie de ensayos publicados bajo el titulo Democracia el Dios que Cayó, hace un análisis (con el que yo concuerdo 500%) en el que contrapone los incentivos de las monarquias y las democracias modernas a respetar los derechos de los individuos y concluye que las monarquias al ser “propietarias” del gobierno tenian más incentivos a preservar el valor del capital (la capacidad contributiva futura de sus subditos) y por lo tanto los reyes rara vez exporpiaban sus riquezas via impuestos o confizcaciones de su propiedad y actauban con mesura lo que asi no lo hicieron fracasaron y perdieron sus reinos o principados (hay que recordar que los reyes tambíen eran terratenientes y por lo tanto el hecho de no respetar el derecho de propiedad de algún subidito ponia en tela de juicio tambíen la propiedad del monarca sobre sus tierras y sobre el gobierno) es por ello que rara vez, y solo en caso de guerra, los impuestos en los regímenes monarquicos alcanzaban valores superiores al 4% del PBI…hoy ya van por el 50% y encima el Leviatan gubernamental y burocrático pide mas comida, y vos estas justificando en razones utilitarias que hay que dársela…pregunto ¿cual es el limite?. Resumiendo esto ultimo, justificar por “pragmatismo” el lobby como una herramienta para ganar competitividad es cuanto menos una falta de vision y un desprecio abosluto por los valores que realmente estan en juego, y digo esto para no decir que es una inmoralidad que solo pretende esconder por pudor la comisión de un acto de excecrable genuflexia …

    Y por ultimo para destructor…de las empresas nadie deberia esperar nada y menos aún un colectivo imaginario e inexistente como el “punto de vista social”, los unicos que tienen derecho a esperar algo de la “empresa” son sus accionistas y sus empleados y sus proveedores (por el bien de sus propias empresas). De una empresa lo que sus dueños y trabajadores deberian “esperar” es que provea a los individuos de bienes y servicios que estos quieren/necesitan en forma eficaz (los mejores ) y eficiente (al menor costo), si lo logran se llenarán de dinero y habrán producido riqueza, ya que todos los que adquieren sus productos se entiende que estarian mejor (economica y/o psicologicamente) despues de haberlo hecho sino, tal como se deriva lógicamente, no los hubiesen adquirido. Si los dueños y empleados esperan otra cosa, como enriquecerse sin proveer bienes y servicios (es decir enriquecerse sin causa) ya no podriamos llamar a esa organización empresa sino deberiamos utilizar otro nombre, cáfila, banda, mafia etc. etc. . Que la mayoria de las organizaciones hoy, por ignorancia , inmoralidad, inocencia y/o una mezcla de todo esten mejor descriptas bajo cualquiera de estos nombres mejor que bajo el titulo empresa no los absuelve de su culpabilidad ante el actual estado de cosas que no es otra cosa que el resultado que la realidad construida a imagen y semejanza de las acciones, “negociaciones”, “conseciones” que los dueños y empleados (incluyo al managment) quisieron hacer…es decir estos son parte del sistema, jugadores no espectadores.

    Bueno y ahora si la corto…

  15. Guillermo interesante reflexion nunca lo había analizado gracias este es el tipo de contradicciones en las que uno cae inadvertidamente por no llevar los analisis hasta sus ultimas consecuencias . No obstante los burocratas (y la mayroia les concede ese rol) creen que todo lo saben y que solo con su conocimiento superlativo todo lo pueden.

    No pretendi dar catedra ni mucho menos, simplemente quise poner en blanco sobre negro lo que yo creo que son los grandes equivocos en lo que la gente incurre precisamente por no llevar los análisis hasta sus ultimas consecuencias y por lo tanto se pierde perspectiva y nunca llegan a dilucidar que es lo que realmente esta en juego.

    Cochi si lo ven o no es la misma situación, si se dieron cuenta de que es lo que se juega y aún asi eligieron el lobby son unos imorales (cosa que no me extrañaria ya que estos cerdos han contribuido a la esclavitud masiva de toda una sociedad como la China por el solo hecho de esta ahi) y si no lo vieron son unos irresponsables e improvisados que tarde o temprano desaparecerán sumergidos en el mar de estupidez e ignorancia que ellos mismos se metieron, si la elección fue consciente o no no los exime de la responsabilidad de hacerse cargo de los resultados de sus acciones. Y en este caso ninguna de las dos posibilidades es auspiciosa, nadie obligó a nadie a entrar en China , siempre estuvo abierta (y esta) la opción de no entrar (o retirarse) pero ellos optaron por complacer a una burocracia totalitaria. Aca con la UIA, los bancos, los gremios etc. pasa lo mismo..
    Lo que no pueden pretender es cometer estupideces e inmoralidades y pretender zafar de las consecuencias (economicas y/o morales) de sus decisiones

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: