El presidente y su entorno tienen serias dificultades para distinguir entre una conquista impúdica y un logro a exhibir con fines electorales. Lo demostraron cuando se jactaron de cooptar a un diputado que acababa de ser electo en la lista de Macri y se pasaba al oficialismo.

En lugar de darles vergüenza por este acto que inauguró un término que se incorporó al lenguaje político como “borocotización”, lo mostraban porque en si mismo servía a uno de los objetivos kirchneristas más apetecidos, que es el de humillar al otro.

Siempre me llamó la atención el gusto de algunos enriquecidos con la política por mostrar lo que tenían. Era como si hubieran desnaturalizado hasta los fines de la corrupción. Ya ni siquiera se roba para vivir mejor sino para sentirse mejor que el de al lado o que aquel ser insignificante que sienten que son.

El kirchnerismo es como una vuelta de tuerca sobre la misma decadencia de la decadencia. Las trampas se hacen para ser mostradas. La indignidad es una forma que tiene el poder kakista de decir “miren, yo la tengo más larga”.

Hoy tenemos a la hasta ayer enemiga del kirchnerismo, denunciante del kircnerismo, borocotizándose como su precursor, ante su alteza kakal. Pero no lo hacen a escondidas fijándose primero que no haya micrófonos, sino mientras sonríen (es una forma de decir) para las cámaras.

Y la prenda con la cual ambas partes de este negocio político visten el acto es una que es y seguirá siendo un gran negocio para trabajar en el estado y para enriquecerse con el estado que es la de los derechos humanos. Una prenda para toda ocasión. Tal vez podríamos decir que la cerrutización vendría a ser algo así como la borocotización pero bendecida por Bonafini.

Categories:

14 Responses

  1. Lo que sucede con toda èsta kaka, es como haber revuelto el vaso y toda la basura que habìa decantado al fondo enturbia todo el contenido(social).
    Creo, son lo màs ruin que ha tomado el poder en dècadas. Ni Peròn era tan descarado, algo de vergûenza tenìa incluso ese dèspota.
    Vanagloriarse de actuar como delincuentes y no aceptar que se los acuse de tal es su disociaciòn mental, en el fondo unos chiflados.
    Cada dìa que pasa imagino lo que serà el bùmerang para ellos cuando pierdan el poder. Supongo que la exacerbada reacciòn de violencia contra el triunfo de Macri, es muestra de que algo de eso vislumbran.
    Muchachos, vale la pena recordar èstos geniales versos màs que nunca:
    Que el mundo fue y será
    una porquería, ya lo sé.
    En el quinientos seis
    y en el dos mil, también;
    Que siempre ha habido chorros,
    maquiavelos y estafaos,
    contentos y amargaos,
    barones y dublés.
    Pero que el siglo veinte
    es un despliegue
    de maldá insolente,
    ya no hay quien lo niegue.
    Vivimos revolcaos en un merengue
    y en el mismo lodo
    todos manoseaos.

    Hoy resulta que es lo mismo
    ser derecho que traidor,
    ignorante, sabio, chorro
    generoso o estafador…
    ¡Todo es igual!
    ¡Nada es mejor!
    Lo mismo un burro que un gran profesor.
    No hay aplazaos ni escalafón,
    los ignorantes nos han igualao.
    Si uno vive en la impostura
    y otro roba en su ambición,
    da lo mismo que sea cura,
    colchonero, Rey de Bastos,
    caradura o polizón.

    ¡Que falta de respeto,
    qué atropello a larazón!
    cualquiera es un señor,
    cualquiera es un ladrón…
    Mezclao con Stravisky
    va Don Bosco y La Mignon,
    Don Chicho y Napoleón,
    Carnera y San Martín…
    Igual que en la vidriera
    irrespetuosa
    de los cambalaches
    se ha mezclao la vida,
    y herida por un sable sin remache
    ves llorar la Biblia
    junto al calefón.

    Siglo veinte, cambalache
    problemático y febril…
    El que no llora no mama
    y el que no afana es un gil.
    ¡Dale, nomás…!
    ¡Dale, que va…!
    ¡Que allá en el Horno
    nos vamo´a encontrar…!
    No pienses más; sentate a un lao,
    que a nadie importa si naciste honrao…
    Es lo mismo el que labura
    noche y día como un buey,
    que el que vive de los otros,
    que el que mata, que el que cura,
    o está fuera de la ley.

    E.S.Discèpolo

  2. Gabriela se casó con el hijo de un desaparecido.Es notable que se comprometiera con K con el caváder caliente de Telerman.

  3. Sólo puedo decirte, que este y el de Venezuela son la misma clase de gente, quieren mostrar al resto del mundo que ellos son muy buenos con el pueblo cuando en realidad se están enriqueciendo con el dinero del pueblo.
    Al final no les interesa.

    Saludos!!

  4. Y ojo con los piquetes, escraches y demas yerbas, a partir del triunfo de Macri (si no hay un machazo fraude de por medio). Van a querer mostrar (como siempre los perucas), que si ellos no son gobierno, no dejaran a nadie serlo. El pueblo?????? bien gracias!!!!! Esos perejiles, mientras me voten estan ok. Si no son agentas de la sinarquia, contras, no entienden, son giles a los que la clase media les lavo el cerebro.
    Patetico.

  5. Gracias Juanjo por recordar, una vez mas, lo que es el Himno Nacional Argentino por estas epocas. Del original…… huelgan los comentarios.

  6. Coincido con vos Guillermo Enrique, estos satrapas no van a dejar gobernar a nadie que no sean afines a ellos. Estoy seguro que en los primeros dias de Macri como jefe de gobierno se le van a venir todos los piquetes, cortes y demas. Y vas a ver que si llega a intervenir y pasa algo con algun encapuchado, lo van a tildar de fascista como lo hicieron con Sobisch.
    Patetico.

  7. En realidad, no está “borocotizada”. Es zurda desde siempre, y no me extraña que apoye a otro zurdo.
    El día que las fuerzas que no son de izquierda (me niego a entrar en el juego de la zurda de calificarlas de derecha) dejen de coquetear con los izquierdistas, y hagan lo mismo que la izquierda (si para la izquierda no hay derechistas buenos ni matices, no tenemos por qué buscar el zurdo democrático, ni elogiar a la izquierda “vegetariana” (término acuñado por Vargas LLosa y Montaner para referirse a los izquierdistas más o menos razonables en materia económica). La izquierda, cuando respeta las libertades y acepta en términos generales la iniciativa privada y el mercado, está abjurando parcialmente de sus postulados. El único elogio que les cabe, en esas circunstancias, es que no son del todo izquierdistas.

  8. Julio, te agrego algo a tu concepto sobre la asquerosa zurda…
    No me acuerdo què periodista del ex-programa de Mariano Grondona dijo (supongo que parafraseando a alguien) que en realidad la idea de la “derecha” es un invento de los fracasados, ineptos e inùtiles para ponerse de igual a igual con los que triunfaron desde sus postulados y acciòn polìtica. O sea que hay fracasados y exitosos y nò derecha ò izquierda. Me parece brillante.
    Lo realmente màs que curioso, es que se pretenda insultar “calificando” a alguien de derechista…surrealismo polìtico.

  9. En 1939 -es decir hace 68 años- el filósofo español Jose Ortegva y Gasset dictó una serie de conferencias en nuestro país. Una de sus lacerantes conclusiones fue esta: “La crisis argentina no es ni económica, ni política, ni social, sino moral e intelectual: faltan ormas para vivir e ideas para orientarse” Y agregó en uno de sus pasajes: “¿Han perdido la fe sus propios principios?

    Recordemos que gran parte de la producción intelectual de Ortega está dirigida a los argentinos y como anticipándose a nuestro devenir intentó alertarnos sobre los peligros que se cernían sobre nuestra nación.

    Es recomendable leer su obra “La vieja y la nueva política” para ver los anacronismos y los vicios que él detectaba, ya entonces,en la vida política argentina.

  10. No comparto que sea “asquerosa”. No quiero entrar en el mismo juego de la izquierda, de la descalificación personal y del argumento “ad hominem”. Si es zurda, resulta coherente que apoye a otro zurdo. Además, es una una señora o señorista, y se le debe respeto.

  11. Coicido con Guillermo Enrique, la letra de ese tango es más representativa que pueblo argentino que el producido por Vicente López y Planes. Cambalache es el himno nacional.

  12. Repito y me hago cargo con “asquerosa” no como epìteto sino como adjetivo calificativo bien ganado desde y gracias a ejemplos como la URRSS y Castro…hace falta màs?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: