Siguiendo la línea del post anterior y a raíz de un comentario de Juan, comprobé que el Gobernador de Chubut Sergio das Neves es 80% abogado. Juan había corroborado 60% pero es probable que el porcentaje haya crecido en los últimos meses por la inflación.

La duda que me queda es si un 80% de abogado puede intervenir en el 80% de un juicio o redactar el 80% de un contrato.

ACTUALIZACIÓN: A raíz de las entradas desde un blog que está un poco a la izquierda del universo de lectores de No me parece según ellos mismos aclaran, llegue a esta nota de Urgente 24. Parece que cuando era jefe de la Aduana Das Neves casi de olvidó de que le faltaba el 20% para el peso.

Categories:

9 Responses

  1. José, esto de los porcentajes es sólo otra manera de ver las cosas. Ahora me doy cuenta de que soy un 0,0000001% millonario…Es como la noticia de télam sobre el gas: no hay crisis, sólo se priorizan los consumos…es el estilo de la “nueva política”.

  2. ¡¡¡Que bueno che!!!! la argentina kakista ha implementado un nuevo grado universitario, el grado porcentual …ahora con solo haber leido un par de libros podes ser lo que vos quieras, siempre y cuando aclares a que porcentaje del titulo llegaste…..eso si un arquitecto 50% te dejara la casa por la mitad o un medico 70% te curarà el 70% de la enfermedad…

    Lo de este payaso das neves es patetico y refleja precisamente lo que hablabamos en el post anterior…, aparentar y parecer es el paradigma de la era K en donde la gran matrik kakista nos muestra un realidad virtual en donde nada es lo que parece…hay racionamiento de energia pero todo esta bien, faltan US$ 1000.000.000 de Sta. Cruz pero el que roba es Macri etc. etc. etc.

  3. Benegas yo dejé Ingenieria en cuarto año, que vendria a ser? Ingeniero al 50% por el tercer año completo o Ingeniero al 60% por el cuarto año imcompleto ?- Que duda existencial se me ha planteado carajo. Mire, no sé para que lo leo.

  4. Elbueno, es cuestión de decidir si quiere pertenecer al grupo de los que ven el título medio lleno o medio vacío.

  5. El oropel de un título ya era codiciado a principios del siglo XX. Un título daba lustre y prestigio. Recuérdese la obra de Florencio Sánchez M´hijo el doctor. En la historia de esos años también hubo truchadas parecidas a las que comentamos, especialmente en el ámbito de la política donde, al parecer, sino se era “dotor” no se podía acceder. El Gordo Villanueva, el inefable personaje de Luis de la Plaza era el “bla bla bla de la Nación”, título que mencionaba con apuro y entredientes para ocultar el timo. Con todo esto quiero decir, que nuestras taras son viejas, las traemos montadas en la herencia. Se potenciaron durante el peronista con el invento de los títulos “Flor de ceibo”, verdaderos diplomas universitarios que se otorgaban por un plan especial a algunos “amigos” que sólo debían rendir unas pocas materias de la carrera. Hubo miembros de la Corte Suprema y Camaristas “Flor de ceibo”. A los de nuestros días podríamos llamarlos “Flor de Kardos”

  6. Elbuenodegeorge: acepto la corrección, pero quizás debiéramos expresar el mismo concepto diciendo que son “flor de kaka”

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: