El aumento de la recaudación fiscal es motivo de alegría entre los contratistas del estado que se ven obligados a retornar algunos pesillos a los que toman la decisión de contratarlos. Como en el caso Skanska, cuanto más se recaude más contratos para dibujar, mayor posibilidad de hacer felices a los funcionarios con regalitos.

Me gustaría que este tipo de noticias se titulen mejor: “Fuerte caída del patrimonio de los productores y consumidores en 13.000 millones”. Que increíble todo lo que hay que entender para darse cuenta por qué esta es la verdadera noticia, cuántos prejuicios hay que derribar. 

Categories:

2 Responses

  1. Cada peso que aumenta la recaudación es un peso más en el bolsillo de un ladrón, y un peso menos en el bolsillo de un honesto productor.

  2. Siempre es bueno recordar que el país mas próspero de la tierra, nació a partir de una rebelión fiscal.

    !Viva la contracultura tributaria!

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: