La dignidad se jubila en silencio

“La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios

sino sobre las faltas de los demócratas”

Albert Camus

No puedo evitar recordar todo el tiempo aquella afirmación del ex embajador de Estados Unidos respecto a que “la Argentina es una muy buena democracia“. Sobre todo cuando se publica sin que pase nada que el presidente del principal tribunal penal del país dice que fue amenazado por enviados del presidente de sufrir “escraches” fascistas de la agrupación “hijos” y la amenaza se cumple.

En total soledad este juez debe expresar que el kakismo actúa por identificación organizaciones terroristas que operaron en el pasado en el país, lo que dicho más claro quiere decir que los montoneros presionan para continuar su guerra contra las fuerzas armadas utilizando a la justicia. Mientras tanto Macri habla de cómo administrar la ciudad, la fauna “institucionalista” de “los noventa” está escondida debajo de un helecho y agrupaciones que se identifican con “el liberalismo” y tienen tratos con la Fundación Ford hablan de dictaduras lo más lejanas posibles en el espacio o en el tiempo y se suman al coro acusatorio que le proponen los enemigos de la libertad actuales, vivitos y activos, sanguinarios en otros tiempos que no se atreven a recordar ¿O no servirán para obtener fondos?

Nuestro problema no es el gobierno, sino la miseria general.

9 thoughts on “La dignidad se jubila en silencio

  • April 18, 2007 at 11:36 am
    Permalink

    Esto dà cada vez da màs asco…a esta altura ya hay que leer los diarios con barbijo dado lo nauseabundo de èstos temas. Me pregunto…explotarà èsta banda despòtica y caerà? No es lo lògico? Toda causa tiene su efecto no? O las leyes universales no actùan en la burbuja argentina?

    Reply
  • April 18, 2007 at 11:39 am
    Permalink

    La naturaleza nunca te defiende de los salvajes. Ella tampoco los causa.

    Reply
  • April 18, 2007 at 12:10 pm
    Permalink

    Que Dios les de a nuestros gobernantes la sabiduria suficiente como para advertir hasta donde pueden estirar la cuerda, sin que se corte.

    Reply
  • April 18, 2007 at 12:17 pm
    Permalink

    Pablito…sabidurìaaaaaaaa? Lo tomamos como chiste. Gracias.
    Lo mejor que puede pasar es que todo èsto reviente.
    Creer que semejantes gusanos en el poder pueden cambiar es algo de una estupidez increìble. Librèmonos de èsta lacra por medio de la justicia con jueces que sirvan para lo que les pagamos, que cumplan la suprema tarea encomendada en representaciòn de nuestros derechos.
    Eso es lo que debe suceder si queremo salir de èste fangal de años.
    Sinò, serà cada vez peor.

    Reply
  • April 18, 2007 at 12:18 pm
    Permalink

    De acuerdo con vos Josè, la naturaleza no…para èso los hombres encomendados a impartir justicia.

    Reply
  • April 18, 2007 at 8:34 pm
    Permalink

    Estoy con vos en cuanto al rol de los que deberían defender las ideas liberales, en Rosario, mi ciudad, hay una fundación que se llama presisamente “Libertad”, participa internacionalmente del grupo liderado por Vargas Llosa, en abstracto, defienden los valores liberales y el respeto por los derechos individuales, pero le dan prensa a los socialistas locales, que son por supuesto lo anti liberal e incluso a los mismos Rosi y Bielsa, dos ejemplares K de la peor calaña. Claro, son muchachos del barrio digamos, como si Stalin o Hitler ho hubiesen tenido amigos de la infancia en el vecindario. La municipalidad bautiza “Che Guevara” a un importante viaducto y lo pone como ejemplo, la provincia hace actos de homenaje del asesino Walsh. Nuestro gobernador debe tener el record de viajes a Cuba a sobarle el lomo a Fidel y su banda. Por supuesto esta gente nada dice sobre el tema, más aún hacen eventos y los invitan a todos. En fin, si seguimos así nos pasará lo del versito de Bretch

    Reply
  • April 18, 2007 at 9:58 pm
    Permalink

    Miguel,ese es un caso idéntico. Pero todo cae bajo la indignidad del clientelismo. Esa defensa en abstracto del liberalismo acompañada de la defensa en concreto del antiliberalismo es negocio y reparte plata. Muchos liberales verdaderos tratan con esa gente porque reparten viajes e invitaciones a eventos (a los que por supuesto no me invitarían nunca). Le hablás del tema y se quedan en silencio para no comprometerse. Así estamos, para quienes creemos en la libertad se hace dificil inclusive mantener relaciones y colaborar con otros liberales. Esa clase de liberalismo que trabaja para los enemigos de la libertad es otro de los fenómenos miserables antinoventistas nacidos en esos años. A los liberales les encuentran pelos en la lengua, pero tratan con gente asociada a Fidel Castro. Para tu asombro, tienen plata provista por el anticastrismo.

    Reply
  • April 18, 2007 at 11:57 pm
    Permalink

    En una calle peatonal de la ciudad de San Juan, muy a menudo una banda de roqueros, drogadictos y descerebrados, realiza un recital con el fin de construir un monumento al Che Guevara, y también quieren cambiarle el nombre a varias plazas y calles de la ciudad. No se exactamente que nombres proponen para reemplazar a Sarmiento, San Martín, Belgrano, Mariano Acha o Antonino Aberastáin que son los próceres que aborrecen. Estos mismos que tanto despotrican contra la dictadura militar por violaciones los derechos humanos, querrán seguramente poner nombres de otros criminales, asesinos, bandidos y ladrones como Che Guevara, Comandante Fidel o Comandante Ortega.

    Reply
  • April 19, 2007 at 12:26 am
    Permalink

    José, respecto de lo que dices en el punto 8 de este post, recuerdo muchas personas afiliadas a la Ucedé hacia fines de los 80, cuando esté partído pasaba por una buena época que militan ahora en las filas del Frente para la Victoria. Previamente han sido aliancistas, y menemistas.Pero se hacen los desmemoriados. El liberalismo les da una libertad de cambio ilimitado. Prefiero no decir nombres porque este no es mi blog y deben haber muchos a los que me estoy refiriendo, pero el partído identificado con el libertad estaba lleno de oportunistas y no de liberales sinceros. También hay escritores y personalidades identificadas con el liberalismo, desde siempre, que ahora no dicen nada, cuando tenemos el gobierno más avasallador de libertades y de derechos individuales. Estos intelectuales dicen lo que les queda cómodo, y repito este término que alguien participante de este blog dijo hace un mes atrás.

    Reply

Leave a Reply