Observar el proceso de cansancio con Nestor Kirchner es una manera de entender cómo se encaramó en el poder y por qué se le permite abusar de él. Los nuevos críticos no analizan la injustificación de sus viejas adhesiones y mucho menos ven en sus superficiales reclamos del pasado el origen de todo lo que les molesta hoy. El ejemplo perfecto es Joaquín Morales Solá.

El columnista de La Nación es capaz de escribir este párrafo hoy: “Kirchner olfateó que los jueces se le estaban sublevando. ¿Cómo? ¿Justo a él, que nombró a la mayoría de la Corte? El siempre oportuno atril le sirvió para recordarles a los jueces que estaban ahí por obra del Presidente”. ¿No debería ser capaz don Joaquín de arrepentirse de haber sido promotor del desprestigio verbitzquiano de la Corte anterior y haber elogiado su asalto con que el señor Kirchner inauguró sus impulsos dictatoriales en tiempos de silencio sepulcral?

Repasemos: Sabe que K considera esta Corte como la de él y esperaba que le respondiera. ¿Por qué no atacó la burda mentira del señor Beliz cuando armó la mascarada del nombramiento “transparente” de una nueva Corte. ¿Por qué todo el sistema político fue cómplice de este crimen constitucional? ¿No era que todo este proceso era digno de elogio y debía ser contabilizado como una virtud kakista? Que los actuales jueces tengan algunas actitudes personales dignas no cambia el permiso que se le dio al poder sabiendo sus intensiones como se ve en el párrafo citado, sobre todo cuando los dos temas que requerían la violación del orden jurídico: “leyes de perdón” y pesificación asimétrica fueron cumplidos. Así como tampoco cambiaban la cosa para gente que no fuera semi analfabeta los defectos que pudiera tener la Corte anterior. La Constitución, que no fue hecha por semi analfabetos habla de la inamovilidad de los jueces sin que importe si alguien piensa que podría haber mejores. 

En la superficie más superficial entre las superficialidades podemos mirar el asunto como un problema de mesura o desmesura. Aquí se han violado la república de parada hace rato y todos se están quejando de su consecuencia número veinte. Tengo que decirlo, cuando esto pasaba, quienes criticábamos en los medios éramos más o menos tres y quién lo hacía todo el tiempo dándole la importancia que tenía era solamente yo. Y no es autobombo, me sorprendo ultimamente en la soledad de hacer lo elemental como si fuera un acto de heroísmo.

Estamos llenos de gente que llega tarde, muy tarde y que ocupan lugares que no merecen. No hay que sorprenderse de que no tengamos ni radares, ni de que quienes están para contener al poder se enteren cuando la república tiene puesta la bandera de remate.

Categories:

13 Responses

  1. Una reflexión para ver el punto ciego, en este domingo…..

    El remate, es un resultado a la tardanza…y ésta suele ser una expresión de lo inadecuado.

    La sorpresa ( en soledad ), se descubre en la conciencia de lo elemental o básico, y es ese instante de comprensión o entendimiento que de pronto.. en lo profundo de las profundidades…podemos dar cuenta de las formas – en su medición ética & estética de la mesura o desmesura de las mismas –

    en fin, la toma de conciencia es un buen comienzo para la acción.

    Saludos,
    Vivianna

  2. Lo dije ayer, el imbècil no prevee, la tormente le cae encima. Y agrego: la ignorancia absoluta de los derechos individuales constitucionales para frenar al dèspota, sumada a la indolencia hacen de èsta sociedad un cuerpo sin reflejos.
    Lo peor son quienes tienen las armas directas de respuesta como jueces, fiscales, periodismo y no actùan denunciando cada atropello. Es màs, como acà se denunciò hace dìas habando de CQK y demàs lamekulos, actùan en contra de la Republica y abonan màs republi-ka. Flor de HDP e infames traidores a la Patria.

  3. Doy fe de que José Benegas ha sido el único que ha hablado de las constantes burlas y atropellos a la Constitución. Escucho muchos noticieros y leo muchos periódicos. Nadie, absolutamente nadie dijo nada acerca de estas aberraciones cometidas por Kirchner. Hasta hubo especialistas en derecho constitucional, amigos del gobierno que justificaron burdamente este atropello, y me refiero a constitucionalista de Sabsay, pero de los demás periodistas y medios de prensa nada.
    La violación del poder judicial y de la Constitución, les va a costar caro. Más tarde o más temprano alguíen les va a pasar factura, y terminarán como los militares hoy en día.

  4. José, supongo que se refiere a la Constitución de 1853 cuando dice que no fue redactada por semi analfabetos, pues si creo que fue hecha por semi analfabetos el fatídico articulo 14 bis y toda la reforma de 1994.

  5. Muy buenas reflexiones. Los destructores comienzan a ser destruídos ¿Qué paradoja, no?
    Adelante, Benegas. En muchas cosas estamos y estaremos a su lado.

  6. La historia de K y la sociedad argentina me hace acordar a una fábula de Esopo que se llama:

    “Las ranas pidiendo rey” :

    Cansadas las ranas del propio desorden y anarquía en que vivían, mandaron una delegación a Zeus para que les enviara un rey.
    Zeus, atendiendo su petición, les envió un grueso leño a su charca.

    Espantadas las ranas por el ruido que hizo el leño al caer, se escondieron donde mejor pudieron. Por fin, viendo que el leño no se movía más, fueron saliendo a la superficie y dada la quietud que predominaba, empezaron a sentir tan grande desprecio por el nuevo rey, que brincaban sobre él y se le sentaban encima, burlándose sin descanso.

    Y así, sintiéndose humilladas por tener de monarca a un simple madero, volvieron donde Zeus, pidiéndole que les cambiara al rey, pues éste era demasiado tranquilo.

    Indignado Zeus, les mandó una activa serpiente de agua que, una a una, las atrapó y devoró a todas sin compasión.

    A la hora de elegir los gobernantes, es mejor escoger a uno sencillo y honesto, en vez de a uno muy emprendedor pero malvado o corrupto.

  7. Si bien estoy de acuerdo con tus observaciones en general, creo que La Nacion, en sus editoriales, viene denunciando con mucha altura todos los atropellos que sufre La Republica.
    Por otra parte,Morales Sola es un pendulo que va desde acertadas denuncias a reproduccion “textual” de off the records emanados desde el rinon de la corte (no suprema por supuesto). No defiendo ni ataco. Talvez no todo sea blanco y negro siempre.
    Cambiando de tema, seria interesante que los medios reflejaran tu post del “avion de mudanzas” . Si hay pruebas, seria un escandalo mayor por lo burdo.

  8. José:
    Tenés que ser mas indulgente , no todos tienen el olfato desarrollado

    como para detectar prematuramente a los hipócritas, simuladores y farsantes.

  9. Imágenes: Reconozco lo de La Nación en los editoriales. Pero el diario en si va y viene. Mi post está más referido a la incapcidad de detectar el problema cuando se origina, lo que demuestra mucha ignorancia.

  10. Sin animo de ser un defensor acerrimo de La Nacion creo que lo que pasa es que un diario en teoria tiene una posicion tomada en sus editoriales y una redaccion independiente que informa sobre los acontecimientos y busca voces (independientes) para que opinen. Entonces, la consistencia hay que buscarla en los editoriales. Si la redaccion, compuesta por periodistas que no necesariamente opinan igual que sus empleadores, no acompana esa linea editorial es muestra de su independecia de criterio. Eso no quita, y ahi opino igual que vos, que esa redaccion va y viene en forma muy tibia, que podria intentar investigar mas ciertos acontecimientos (ej “avion de mudanzas”) y que muchas informa lo que “le hacen informar” (una de las ocasiones mas notorias fue cuando se pasaron dias comentando la futura derrota en La Haya que luego no fue tal).
    Por suerte la llamada revolucion participativa hace que podamos estar enterados de mas cosas y construir juntos nuevas ideas. Abrazo

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: