Me encantaría que alguien en el gobierno me explicara la diferencia entre este anuncio y este otro. Me suena a la misma respuesta para el mismo problema, pero un par de meses después sin haberse ocupado. Puedo llegar a sospechar que si el control de la Fuerza Aerea es el origen de tantos problemas y el gobierno lo sabe hace tiempo, la responsabilidad está un poco más arriba.

La señora Garré haría bien en decir algunas palabras sobre por qué tiene que repetir una medida que ya había tomado como una “solución” a una crisis que puede tener consecuencias muy serias. Crisis que la señora había dado por terminada inclusive. Se estaba ocupando de mejorar la imagen de la Fuerza Aérea.

A lo mejor deberíamos ser un poco más piadosos con la señora teniendo en cuenta que su única experiencia anterior con alguna relación con los aviones fue el ser feliz poseedora de dos registros del automotor concedidos por su amigo el ex “ministro del interior menemista” Carlos Corach. Ahí no se registraban aeronaves, pero a lo mejor ella no terminó de enterarse.

Con esa experiencia a cuestas y un poco a los manotones doña ministro parece percibir que todos los problemas están en un lugar. Hasta el clima está flojo por culpa de la Fuerza Aerea. Los problemas de esta muchachada siempre están ahí. Ellos tienen que ocuparse de ver quién atiende los free shops y la limpieza de aeropuerto que es donde están las monedas. Otros asuntos como la seguridad los tienen que atender los uniformados y cuando algo sale mal, aunque ellos sabían de entrada que en la aviación militar son todos malos, un buen palazo en la cabeza demuestra que el señor K es muy decidido y no se deja presionar.

El negocio les resulta sencillo porque hay arreglo con la información también. Ayer mi estómago sólo soportó un rato el noticiero de Telefé en el que el asunto de “le quitan a la Fuerza Aérea el control de la aviación civil” se presentaba como una novedad sorpresiva y una muestra de cuan decidido es el señor K. Era una compensación por supuesto por haber sido ellos los que contaron, sin autorización oficial, que hacía una semana, mientras nos decían que volar era seguro, casi se había producido una colisión en el aire. Y esto no había sido antes de que vieran la película de Piñeyro ni de que nos dijeran que habían solucionado todo sacándole el control a los malos. Esta vez ni se animó el gobierno a simular que les habían escondido la información como en el caso del escándalo de las valijas con 60 kilos de cocaína.

En fin, fueron tantas las veces que se ha castigado a los señores de las alitas mientras el entusiasmo estatal se utiliza para cerrar otro tipo de acuerdos que dejan más beneficios, que uno se va poniendo un poco incrédulo con un nuevo despliegue de “firmeza kakista”.

Ahora lo que me encantaría es que el señor Piñeyr o, en lugar de jugar al playboy cincuentón desencantado de la vida por culpa de los horribles años noventa como lo hace en sus películas, fuera un poquito más profundo para descubrir que el verdadero título de su producción debió ser Estado Sociedad Anómina. De otro modo podría ser protagonista de un guión mío que llevará como rótulo “Ignorancia con pretensiones Sociedad Anónima”, que será sobre la razón por la cual tantos hacen tan buenos negocios gracias a los cazadores de chimangos.

Categories:

9 Responses

  1. En lo que va de su gestión, Kirchner no hizo absolutamente nada para solucionar el problema, y cuando se le pedía presupuesto para adquirir equipamiento, decía que no.
    Ahora se pone a alquilar radares y a cargar las tintas sobre la Fuerza Aérea.
    Siempre la culpa la tiene otro, y si es militar, mejor.
    Todo es muy poco serio.

  2. Ademas de los 2 registros de la Propiedad automotor,
    la señora ministro gozaba al momento de su designación, de una jubilación de las llamadas de privilegio,
    a una edad que al común de los mortales no se les concede (ni siquiera una de las de monto mínimo).

    Cabe señalar que los aranceles que cobran estos registros a los ciudadanos se actualizan arbitrariamente
    sin el requisito de audiencia pública que se exige a las prestadoras de servicios públicos.

    Todo un curro (estilo coto de caza) creado desde el Estado para repartir entre los amigos del poder (a veces también para sobornar a los enemigos).

  3. La incompetencia que tiene este Gobierno en lo relativo a la temática militar es increíble. Basta ver las vueltas que dan, (que le saco la aviación civil a la Fuerza Aérea, que se la paso a Planificación Federal, que la dejo a cargo del chanta de Cirielli) para no reconocer la verdadera causa del colapso del sistema de transporte aéreo: Falta de presupuesto. Y si falta presupuesto para una repartición pública en la patria del superávit, es porque don Néstor no lo asigna. Total, ¿para qué le va a dar presupuesto a su chivo expiatorio favorito?

    Creía que caradurismos pingüinistas los había visto todos, pero que me vendan una medida que tomaron hace seis meses como si la hubieran decidido ayer supera todo lo visto.

  4. Estimado amigo,
    Ayer, en otra página amable, hice un resumen del funcionamiento de,los radares y toda la mentira que circula en torno a ellos. Mientras Brasil tiene radarizado el 94% de su territorio, uruguay el 100% – y ayuda a Aeroparque -, y Chile casi el 90%, nuestra Argentina tiene tan solo el 4%. No leyeron mal: el cuatro por ciento.
    La FAA suple esta falencia con tres radares móviles con 40 años de antigüedad, que estuvieron por ser canjeados – sin gastar un solo peso – por la USAF que entregaba otros, O km. y vigentes en la NATO, pero gracias a los gobiernos progre la iniciativa del Dr. Jaunarena se diluyó en la nada.

    Hay 60 vuelos ilegales diarios desde Paraguay y Brasil a las 400 pistas ilegales que funcionan entre la frontera Norte y Córdoba. La FAA detecta e informa, que es lo único que por ley puede hacer: ni perseguir, ni intimidar, ni bloquear, ni mucho menos derribar al delincuente. La injusticia ni se ocupa del tema, y las policías son demasiado pobres para poder intervenir.

    Se contrabandean 12oo millones de pesoso en cigarrillos, que significan una merma en impuestos de 88 millones anuales; se contrabandean armas, dinero, niños, prostitutas, órganos y, por supuesto, MERCA, el gran negocio de los corruptos de turno. Todos lo saben, y todos se hacen los sotas. Se atreverá Su Señoría Dr. Oyarbide a investigar estos hechos??? O Su Señoría Dra. De Cubría???? o los togados Ministros del máximo Tribunal???

    En otro orden de cosas, el señor Piñeyro, antiguo Primer Piloto y no Comandante como se autotitula, sería aconsejable que recurriera a un buen profesional para tratar su ego y su soberbia.

    Muchas gracias.
    Roberto

  5. Adhiero en un todo a lo dicho por el señor Roberto en el post anterior. Le agregaria tambien (para que cierre redondo) la palabra resentimiento al ultimo parrafo, porque en suma lo que este señor Piñeyro destila hasta por los poros, es resentimiento a lo militar. Vaya saber uno cuales seran sus razones y si realmente no hay algo mas de trasfondo en todo este asunto.

  6. Este parrafo fue extraido de una carta de los lectores del Diario La Nacion del dia de hoy y se encuentra firmado con nombre y apellido. Creo que resulta ilustrativo Benegas de quien estamos hablando, por eso me tomo el atrevimiento de incorporarlo .. “Cabe recordar que este verborrágico ex piloto, nunca pudo llegar a ser comandante de aeronave al ser rechazado en repetidas oportunidades, en el país y luego en los Estados Unidos y Europa, dado que no pudo superar el gabinete psicológico, requisito indispensable para ello.” (sic).

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: