Los más viejos lectores del blog si son muy memoriosos se acordarán de cuando el ex director del Instituto del cine don Jorge Coscia se deshacía en oficialismo para hablar de la no crisis energética. Hacerse oficialista otorga muchas ventajas y no morales precisamente. Siguiendo el derrotero del presidente de River parece que a don Jorge no le va nada mal abrazando “los ideales de los 70” (70% tal vez).

Categories:

4 Responses

  1. Este señor Coscia, un multidisciplinario amanuense del kakismo, escribió alla por el 12 de enero de este año en el diario La Nación

    un curioso artículo titulado “La deuda del medio ambiente” sobre el que dediqué un post en su momento en este blog.

    En él insinúa una nueva forma de opresión de los paises “centrales” en detrimento de los “periféricos” consistente en instalar en éstos tecnologías productivas obsoletas y contaminantes que resultan inaceptables en los primeros.

    Primero fue la “Teoría del deterioro de los términos de intercambio” luego se le sumó la “teoría de la dependencia”.

    Ahora somos “acreedores ambientales”.

    Omite decir en su artíciulo que si no fuera por el desarrollo de las tecnología de los países centrales nosotros vagaríamos por las pampas con un primitivo taparrabos.

    Algunas de esas tecnológias las contribuimos a desarrollar con cientificos argentinos que huyeron de este paraíso de mediocres y obsecuentes del poder al que él pertenece.

  2. Siguiendo la lìnea de Pablito, habrìa que rcordar que dos señores que pensaron la Patria como por ejemplo Sarmiento y Alberdi, fueron a aprehender del hermano mayor americano, allà a mediados del siglo XIX.
    Educaciòn y bases para ese contrato social – la Constituciòn.
    Ese era – y gracias a Dios sigue siendo y no Norcorea ò Iràn – un paìs central, con sus errores como todo lo humano. Y a todos los populistas que hoy despotrican en contra del “imperio” y que los vemos en TV, justamente los vemos gracias a ese gran paìs del Norte que inventò la TV, por sòlo nombrar una de cientos de cosas que “el imperio” aportò al mundo. Lo demàs es envidia y cerebros lavados y personalmente no me interesa la pluma y el taparrabos, aunque desde hace dècadas se los enaltece.

  3. Respecto del tema taparabos. Toda la progresia sigue enamorada del “Noble salvaje” de JJ Rousseau. Por tanto, nos quieren convertir a la fuerza en nobles salvajes, mientras ellos cargan con la cruz de los lujos innecesarios (agua corriente, electricidad, etc.)
    Que manga de hipocritas, por no decir hdp.
    Saludos desde Beijing

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: