Usar niños en las campañas electorales es una especie de pecadito entre los pecados electorales. Diría que el problema que tienen esos recursos es más estético que otra cosa. Pero a quién le preocupa la estética en este barrial de la lucha por el poder en el que han convertido a la Argentina el duhaldismo y el kirchnerismo.

El pecado mayor a mi entender es conceder y otorgarle el papel de censor a quién no tiene mérito alguno para serlo más que su propia soberbia o su caradurez.

Macri se muestra demasiado contenido. La pregunta es si esa limitación viene de afuera o de adentro de su agrupación. El PRO en general, pero más CPC parece a veces el partido de los que corren para no ser señalados por crímenes de “lesa izquierdidad”. Y de tanto correr no queda tiempo para domar al monstruo.

Categories:

8 Responses

  1. Exacto.
    Independientemente de si está mal o bien sacarse una foto, este gobierno no puede ser censor de nadie.
    Sus tropelías son de una magnitud tal que “la viga en el propio” ya es una gigantesca super-estructura de titanio llena de alambre de púas.
    No se recuerda un personaje más torpe, burdo y ruin que el actual presidente y cia.
    Este gobierno carece de autoridad moral para hacer reproches, máxime cuando descaradamente utiliza los fondos públicos para sus campañas electorales, entre otras lindezas.
    Es más, habida cuenta sus acciones, debería, por una estricta democrática repartija de la justicia, indultar a todos los ladrones que están presos.
    ¿Y los fondos de Santa Cruz?

  2. Ya lo escribí en otro post

    Macri es vulnerable a los golpes bajos de la progresía.

    Ya quedó en evidencia en la anterior campaña con Ibarra.

    Y el kakismo es especialista en golpes bajos.

  3. Sabrán disculparme pero, o yo soy peor de lo que pienso, o algo no cierra.
    A quién le pide disculpas Macri?. A su electorado de derecha le molesta tantisimo que ande por los basurales besando sacandose fotos con los chicos?
    Al tarado de fernandez (si, con minúsculas), al afrancesado ontendiente de Telerman?.
    O al público progre de frontera que ama las debilidades en los candidatos y los mea culpa?

  4. No soy quien para poner en duda la capacidad de gestion y de administracion que puede o no tener Macri. De lo que no cabe duda y en esto le hago barra a Pablito es que el hombre ha dado muestras acabadas que no puede lidiar con lenguaraces como los Fernandez, Mr K, Ibarra y tantos otros impresentables del Progresismo autoctono. Creo que si no se pone las pilas, esta vez le va a pasar lo mismo que ya le paso en las ocasiones anteriores. El no sabe, no contesta premia a los lenguaraces.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: