La desorientación del Departamento de Estado respecto de Latinoamérica es cada vez mayor. La Nación titula un comentario hoy sobre el diferente trato que Washington piensa darle a Correa, Morales y Chávez respecto del resto de los izquierdistas a la violeta que padecemos en otros países “Washingon traza una raya entre dos izquierdas”. No se ven muy preocupados sus enemigos con sus rayas por cierto. Ser aliado de los Estados Unidos sigue siendo más caro que estar en su contra. No quiero ni pensar cómo va a terminar el gobierno Iraquí cuando lo abandonen como parece irremediable que lo hagan a la larga.

Las izquierdas que el Departamento de Estado quiere dejar del otro lado de la raya cumplieron todos los pasos que ellos mismos consideran como santificadores del poder. Fueron elegidos. Es todo lo que la legalidad internacional a los ojos de Estados Unidos requiere para la corrección. Esto es fruto de una raya un tanto vetusta que es la que separaba a los países comunistas tradicionales del resto. “Democracia” pedían contra Fidel. Chávez les dio la “democracia” y también Evo y también Correa. ¿Cuál es el distintivo de la nueva raya? ¿Democracias reales contra democracias cautivas o falsificadas? Esa falsificación ocurre después de que llegan al poder.

Una seria reflexión en Estados Unidos los llevaría a trazar rayas dentro de su burocracia dedicada a la política exterior. Se darían cuenta de que la izquierda Latinoamericana es casi una consecuencia, entre otras cosas, de su propio y torpe intento de aislar a Fidel Castro con izquierdistas (anticapitalistas) “buenos” que un día se les vuelvieron “malos”. El propio Chavez no importaba mucho, el problema era Fidel. Ahí lo tienen a Fidel sostenido sólo por Chavez.

Ahora están haciendo lo mismo. Hay sátrapas catalogados como izquierdistas “buenos” que serán mantenidos a costa de la gente que los padece para ver si con eso contienen a los “malos”. Si lo sabremos nosotros.

Categories:

3 Responses

  1. Algun día entenderán que lo importante (para los pueblos y para ellos mismos) es un orden internacional basado en el respeto irrestricto de los derechos individuales (vida, libertad y propiedad), esa es la unica receta que da resultado, es la unica que garantiza un sistema de organización social basado en la división del trabajo y en intercambios voluntarios y que produce riqueza y bienestar para todos. Creer que solo es una cuestion de ritos de dudosa o nula eficacia (como las elecciones) o en clasificaciones geométricas que pretenden encasillar a todo el mundo en un espacio euclideano (derechas, izquierds, centros, centros derechas, centros…. etc.)es cuanto menos una estupidez…
    Para mi no entender esto es el error fundamental que cometen todos los opinologos que pretenden analizar las causas de los “fallos” de los “programas” basados en las mejores intenciones y es por eso que le atribuyen esos “errores” a causas cada vez mas inverosimiles (conspiraciones, alineamientos cosmicos etc.)…mal de muchos consuelo de tontos …

  2. Parece icreible que todavia a esta altura del siglo 21, cuando el resto del mundo derribó a mazazos la muralla de Berlin, haya todavia desvariados que pretendan reinstalarla.Y mal no les esta yendo. Claro que estos socialistas a la indigena del sur de America en cuanto pueden van a disfrutar las mieles del capitalismo que dicen combatir. Y si no preguntale a Cristina por su shopping en NY que hacer parecer a Zulemita una ahorrativa indigente. Saludos

  3. Localmente, el gobierno practica para adentro un mix estrategico de soborno, apriete y extorsión para sostenerse en el poder.

    Para afuera consiste en una máscara de “moderador” del payaso Chavez y una postura oscilante y ambivalente en otras cuestiones que interesan a Washington.

    La idea es cosechar adhesiones de todos lados y no irritar demasiado a nadie.

    El objetivo es permanecer en el poder todo lo posible.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: