El entorno del testigo de oído Luis Gerez se muestra reticente a la investigación del secuestro. Son citados como testigos pero alarman por la prensa para que los fiscales investiguen en otra parte y no comparecen. Gerez no habló con los medios para contar lo que le pasó pero si para pedir que busquen por otro lado.

Un testigo no tiene abogado, por la sencilla razón de que se supone que no tiene de qué defenderse. Pero Luis Gerez si tiene abogado. Es el doctor Cesar Sivo. El cree que a los investigadores les falta experiencia en investigaciones de “delitos de lesa humanidad”. Hasta ahora creíamos que Gerez tal vez había sido secuestrado pero parece que fue “genocidado” o algo parecido. De cualquier modo la experiencia de Sivo parece conducirlo a creer que la corrección en este tipo de procedimientos consiste en caer sobre aquellos que son objetivos políticos en esas investigaciones. Es decir, fiscales lean Página 12 y entérense de lo que “deben” hacer.

Sin embargo los diarios están fríos. Este macabro episodio tiene menos cobertura que las ratas descubiertas por América TV.

Categories:

4 Responses

  1. Los protagonistas de este torpe montaje ya han dejado de ser creíbles,

    ya no importa lo que digan o hagan.

    Evidentemente Patti les debe estar muy agradecido,

    pues ahora hasta pasa a ser dudoso el testimonio que Gerez expuso en el Parlamento y que fue utilizado para impedir el acceso a su banca de diputado.

  2. ¿Dudoso testimonio? a este testimonio no le cabe el beneficio de la duda, es una mendacidad lisa y llana. Un tipo que no se acuerda lo que le pasó hace menos de un mes se acuerda de una voz de hace ¡35 años! y los más probables es que no distinga un eructo de un DO de Plácido Domingo.

    Y los Bonassopartistas tuercen la voluntad de la gente con un testimonio inaceptable sin considerar ya los intereses políticos contrapuestos de Gerez y Patti que inhibe al primero de dar testimonio en contra del segundo si ya no es suficiente inhibición lo dicho y el hecho de que en la fecha de las presuntas torturas Patti era un bisoño oficial que lejos debía estar de DIRIGIR un “equipo de torturadores” ¡por favor..! a esa edad estaría a cargo de perseguir rateros y ladrones de gallinas cosa que GErez por supuesto ¿no era?.

  3. Ya decia Don Juan Ruiz de Alarcon en su celebre obra La verdad sospechosa ….”Que, dado que es necedad, dar crédito al mentiroso,
    como el mentir no es forzoso y puede decir verdad” y “Que la boca mentirosa,incurre en tan torpe mengua, que solamente en su lengua es la verdad sospechosa”.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: