Nuestro corresponsal en Uruguay (yo, claro) estuvo en el estreno de “No a los papelones” de Eduardo Montes Bradley. Diría que más que un documental sobre el conflicto de las pasteras sobre el Río Uruguay, la película de Montes Bradley es una gran carcajada que se contagia con facilidad, sobre la profunda estupidez argentina mirada por unos pocos, cada vez menos, que no terminan de asombrarse de sus congéneres.

Gualeguaychú es después de todo el perfecto reflejo de lo que es la Argentina post peronista, seguidores del Pocho o de Balbín, de River o de Boca, o de San Lorenzo. Lectores de Página 12, admiradores de Sábato y rebeldes a lo Felipe Pigna. Un grupo de ciudadanos de una elite local de ese pueblo que lucha desesperadamente por no desaparecer de los diarios y volver a ser Macondo. ¿En nombre de qué? De la ecología, y si no de la dignidad, y si no de la nacionalidad, y si no de Gardel y el dulce de leche. “Si no nos dan la razón es porque están vendidos al capital, mientras que nosotros respondemos al corazón”. La Pocha, el Cholo, la abuela, los chicos saltando la soga y el perro. Todos confundidos en una “gran causa”. La única que creen que pueden tener parecida a la de los héroes que les vendió el Billiquen.

La Argentina es como los cortadores de puentes. Mira el horizonte para distraerse un poco de su propio ombligo. Mientras Gualeguaychú tiene un sector industrial con 23 fábricas que tiran humo, es un barrial cuando llueve y padece sin quejas de la típica contaminación visual de carteles de romería en sus calles, ha encontrado a 50 kilómetros de distancia una razón para quejarse de Uruguay y de paso de su propia insignificancia.

¿Y el resto de Gualeguaychú? En silencio como espectadores. Esos no dicen nada, no conocemos su opinión porque hasta ahora nos guiamos por la mirada de las cámaras de televisión para las cuales este picnic verde es el pueblo entero. Votación no hubo ninguna, salvo entre los mismos piqueteros. De cualquier modo tal vez la ganarían. Nada produce tanta vergüenza en la Argentina como mantenerse cuerdo.

En fin, en lugar de un referendum, Bradley le da a esta historia lo que le hace falta para ser real: la risa.

Calificación: 5 velitas (una contribución de No me parece a la no crisis energética)

Categories:

29 Responses

  1. Vamos muchachos, no hagamos en este Blog la de los otros o los muchachos de Pagina 12. Que importa que este hombre sea hijo de….. o nieto de…., Ese es un argumento para descalificar opiniones en contrario que esta corriente politicamente correcta siempre nos ha vendido y parece que algunos ya han comprado. Lo importante son las ideas de…, que me importan los arboles genealógicos.

  2. Para el usuario anonimo hago referencia a lo que se lee tras abrir el vinculo sobre el director de la pelicula (renglon 2 del post de Jose). Si me fui del tema del post lo lamento, pero me molesto esta forma de ver las cosas.

  3. Es donde se refiere, creo que Leandro, sobre que este hombre es mitad argentino y mitad americano o sea descendiente del General bradley o algo asi y por esta razon tiene este tipo de reacciones. Creo que deberia agregarse que el hombre es argentino, tanto como nosotros, y esta podrido de muchas cosas que ocurren en este pais, tanto como nosotros y eso es todo.

  4. Una nueva y vernácula versión de la “teoría de la explotación”
    y sus sucedáneos:

    la de la “dependencia”, el “deterioro de los términos de intercambio” etc.

    ahora es: “La deuda ambiental” segun el art. de Jorge Coscia, (un incondicional K) que cita palabras de su patrón en un artículo de La Nación del 12/1/07.

    Nada dice este Sr. de los beneficios de acceso a la tecnología que disfrutan los países subdesarrollados a cuyo desarrollo en nada contribuyeron.

    Este Chirolita del poder K parece ignorar que su patrón tiene sus oficinas a poco mas de mil metros de una de las cloacas a cielo abierto mas grandes del mundo,

    y ahora resulta que viene a amonestar al grupo de países que invierten cuantiosas sumas en el desarrollo de tecnologías limpias.

    Seguramente este diputado K se desplaza en un lujoso automóvil fabricado en el primer mundo con tecnologias de combustión de baja contaminación.

    Difícilmente consiga uno de estos fabricado en un país subdesarrollado.

    Es importante refutar a estos sofistas como el Sr. Coscia y su contribución a la teoría de la “deuda ambiental”

    antes que ésta comience a crecer a expensas de los “ignorantes activos” (Fauna a la que temía Goethe).

    Una sola estadística para demolerla:

    La tasa de contaminación de los países subdesarrollados por unidad de producto,

    es notablemente a la de los desarrollados.

  5. Errata omisión:

    La tasa de contaminación de los países subdesarrollados por unidad de producto,

    es notablemente INFERIOR a la de los desarrollados.

  6. Esta novela ambiental viene fogoneada por la izquierda nostálgica, que quedó colgada del pincel con el fracaso de las profecías marxistas sobre el fin del capitalismo.

    Ahora inventan esta variante de teoría de la explotación al amparo de la “Deuda Ambiental” una suerte de “plusvalía macro” que extraerían los países centrales de los periféricos, a partir de la instalación de “tecnologias sucias”.

    Este es un nuevo paso previo a la próxima extorsión.

  7. Bueno parece, que me cambiaron el teclado por uno modelo Alzheimer
    quiero decir:

    “La tasa de contaminación de los países subdesarrollados por unidad de producto,

    es notablemente SUPERIOR a la de los desarrollados”.

    Disculpen paro hoy me olvidé de tomar la pastilla.

    De todos modos, las estadísticas no me dejan mentir.

  8. La pelicula de Bradley es como musica para los oidos para los politicos corruptos uruguayos que viven de las coimas de Botnia, los uruguayos nacionalistas que estan resentidos porque siempre los consideraron una provincia de Argentina y ahora ven una posibildad de reivindicarse, los que odian a los argentinos, los desesperados que estan dispuestos a vender a la madre con tal de conseguir una changa, y los ricachones que veranean en Punta del Este y que les molesta hacer unos kilometros mas para llevar sus 4×4.

  9. agrego:
    y para la prensa uruguaya que ha hecho una cobertura vergonzosa y absolutamente parcial de lo que esta sucediendo, y la gente que odia a los ecologista y la izquierda en general.

  10. Cristian,
    sos un buen ejemplo de tipico Argentino, que “cree” que Uruguay es una provincia Argentina y que nunca se acuerda de la ecologia hasta que les conviene para atacar a alguien.
    Ya se dijo, son una manga de ladrones, asi que antes de criticar a nuestros politicos y hacer acusaciones falsas mira un poco para adentro que tu pais ya no tiene corrupcion porque es un feudo que el presidente maneja como se le canta como si todo fuera de el al igaual que los millones que se robo antes en su provincia.
    Santiago

  11. Hace unos tiempo descubrí este excelente blog en el que he leído opiniones de todo tipo generalmente expuestas con sinceridad e inteligencia. La execpción es Cristian que por lo visto se inspira en el “manual del psicobolche argentino ignorante”. No dejó de decir ninguno, pero ninguno, de los lugares comunes que le enseñaron algunos reyes del resentimiento como Vervitsky, Bonasso, Pigna, Borón, etc.
    Dice que le gusta la socialdemocracia pero estoy seguro que comparte las ideas de Castro, Chávez, Evo y, por supuesto, el gran Guevara que dedicaron su vida a luchar por la humanidad y combatir el imperio.
    La culpa siempre es de los otros Cristian, sobre todo de los ricos y del consenso de Washington.

  12. Santiago,
    No creo en absoluto que Uruguay sea una provincia de Argentina. Es mas, aborrezco a los que creen eso (en general, portenios agrandados con un aire de superioridad insoportable, de los cuales muchos estan ahora veraneando en Punta del Este).
    Desde ya que hay muchisimas empresas e industrias que contaminan en la Argentina. A esto me vengo oponiendo desde hace mucho antes que salte el tema de las papeleras.
    Creo que hay que dejar los nacionalismos de lado. Esto no es una lucha de argentinos con uruguayos (como erroneamente creen algunos militantes de nacionalistas de Gualegauychu), sino una lucha de la gente para no transformar la region en un basurero.
    Saludos
    Cristian

  13. Luis (o anonimo),
    Lo que decis sobre Verbitsky, Bonasso y Pigna es falso. Jamas me base en las ideas de ellos. Con respecto a mi posicion politica, ya la aclare en el comment anterior. No es necesario repetirtela.
    De paso te hago notar que, como veras, Benegas no es “boiled milk” como vos y deja que uno comente abiertamente, lo cual hace que uno tenga mas ganas de elaborar los comentarios.
    Saludos y espero que nos encontremos pronto en tu blog, el torturador compulsivo, upss, perdon, el opinador compulsivo.

  14. Cristian, además de todas esas explicaciones conspirativas acerca de lo malos que son todos los que no están en tu posición (lo que te podría convertir en protagonista de “basta de papelones), hay otra gente podrida de la estupidez argentina. Me encantan las papeleras. Pienso lo contrario a lo que dice el bobo que cité en la película. Los “nuestros” hablan con el corazón (que es un músculo) o con sentimientos (de odio y envidia, de desesperación por su insignificancia) los uruguayos hablan porque necesitan laburar, NECESITAN EL CAPITAL QUE ES LA FORMA EN QUE SOBREVIVE EL HOMBRE. Fray Bentos y todo el Uruguay necesita desesperadamente esas plantas pasteras. A mi me encanta Bamby, pero mucho más me gustan las personas.
    Todos los violentos que cometieron matanzas en masa durante el siglo XX hablaron contra el capital y por el corazón.

  15. Te equivocás Cristian ni me llamo Luis ni tengo ningún blog. Soy un simple ciudadano al que le molestan los tipos que piensan como vos porque a ustedes se les debe el atraso del país.
    Siempre me consideré socialdemócrata porque creo que el estado no puede desentenderse de la gente, pero jamás tuve la persecuta o resentimiento que vos tenés ni veo fantasmas donde no los hay.

  16. ¿por que la subestimacion hacia quienes protestan por las papeleras?..¿¿que es lo inteligente?? ¿¿permitir que contaminen un rio??

  17. Apoyar que se clarifique la situacion de las papeleras me parece bien. Pero lo que no entiende es porque bloquean puentes? Los que se van a uruguay en auto no son la autoridad competente para dirimir el problema. Los responsables fueron elegidos por el voto o designados por ellos.

    A esta gente deberian reclamarles. Y por mi que les tiren huevos si creen que no se oupan, porque para servir estan.

    Que los Piqueteros de gualeguaychu no crean en una solucion del gobierno no justifica la venganza para los que se quieren ir a Punta del Este o a Colonia o donde sea. Como si los oligarquitas de la 4×4 fueran culpables de la papelera. Con esa actitud no se construye nada. Solo desde la desesperacion que da el miedo -manipulado o no- puedo entenderlo. Lo que es injustificable son nuestros defensores de cafetin que escriben aca y que defienden posturas “ambientalistas” mientras toman agua potable que es mas cloro que agua por la contaminacion que tenemos nosotros mismos. Y apoyan el “dejar hacer” como simbolo de libertad.

    Ustedes confunden la incapacidad del gobierno para solucionar problemas con intereses foraneos. y porque no creen en lo que votan, quieren hacer justicia por propia mano, vengandose con los mismos argentinos.

    Ustedes se cagan en la democracia.

  18. Creo que los argentinos estan desarrollando una inquietante discapacidad para detectar e identificar

    entre los actores de la vida nacional a los farsantes simuladores, tergiversadores e hipócritas,

    fauna que bajo el nombre de fraudulentos incluyera el Dante en la Divina Comedia uno de los mas profundos circulos del infierno, el 8º.

  19. Cristian
    1. soy uruguayo y en estos momentos estoy descansando en punta del este y sabes que? las 4×4 y los autos de lujo estan por todos lados, sabes por que? porque a sus dueños les da lo mimso pagarse la nafta de sus autos o tomarse un avion o un barco, pero sabes quienes faltaron el año pasado y vuelvo a notar que faltan? la clase media que no viene en 4×4 sino que con lo justo vienen por los puentes y aunque no te pàrezca son quienes llenan punta y son quienes dejan tanto o más dinero que los “ricos”(como tú resentidamente decis).

    2.el gobierno que sufrimos en Uruguay, el Frente Amplio (fauna politica que incluye desde moderados de centro hasta terroristas y comunistas y resentidos)ha manejado pesimamente la situacion especialmente por su estupido, inculto, bestia y resentido socialista canciller que no ha sabido controlar la situacion y todo se le ha ido de las manos.

    3. creeme que los politicos uruguayos no son corruptos, tienen muchisimos defectos, intelectualmente cada vez son mas limitados pero no somos corruptos, por algo en el ranking de menor corrupcion aparecemos siempre entre los paises menos corruptos del mundo y botnia es finalandesa considerado el pais menos corrupto del mundo. Y eso es asi, y eso que el gobierno que tenemos en uruguay me parece de lo mas siniestro y cinico que he visto

    4. desde cuando le preocupa a la gentuza esta la contaminacion? desde que ellos no recibieron el boom economico que significaria una inversion tan grande, esa es la unica razon porque sino la argentina deberia estar toda cortada

    5. yo la verdad, a los piqueteros de los puentes los hubiese sacado a patadas hace rato y hubiese procesado a muchos pero claro, eso no seria politicamente correcto para un retardado como vos. Y empezando con el delincuente mafioso de busti

    Rodrigo

  20. George..creo que mal interpretaste mi comentario. Mi alusión a la doble ascendencia de Bradley es por que creo que lo que animo a poner un poco de claridad de en el asunto y a exponerse al escarnio de toda la progresia local es su mitad norteamerciana , si fuese por su mitad argentina haria lo que todos los cineastas y periokistas argentinos hacen…desinformar, convertir la realidad en fantasia, etc. etc.

  21. Tomen por ejemplo la Nakion que publica ayer una foto recotnratrucada del impacto visual de la chimenea de botnia sobre el rio Uruguay. Les recuerdo a todos que Gualeguaychu esta sobre el rio homónimo y que las chimeneas estan a 40 Km de la ciudad, y que el rio Gualeguaychu vierte sus aguas en el parana y no al reves, y que la playa de cualeguaychu mas cercana a Botnia esta a 25 Km por lo que por una razón fisica (la redondez de la tierra) hace imposible que desde la costa de gualeguaychu se vean las torres. esto es fácilemnte comprobable en Google Earth, pero ninguno de los periokistas que nos pretenden desifnroamr se molesto en chequearlo.
    El rio a la altura de ese balneario privado que aparece en la Nakion de ayer tiene no menos de 2000 metros de ancho y la chimenea no es mas que un punto en el horizonte (tengo una foto que muestra este punto)..en fin todo ridiculo, mas ridiculo aún es la negativa de los “empresarios” locales en no dar la pelicula….total el pueblo no quiere saber

  22. Erratas…el rio a la altura del puente que une argenta con uruguay tiene 3000 metros y no es como parece indicar la nakion de ayer un mero hilo de agua…en fin da verguenza que una bosta dedicada a informar se autodenomine o pretenda ser un diario “serio”….bueno en todo caso esta en sintonia con el pais serio del kakismo…

  23. Hola, ya que se esta hablando del tema, quiero, con todo respeto hacia el webmater de esta web, anunciarles que tengo un blog en donde toco el tema de las papeleras con mucho humor. Es en http://noalospapelones.com Aclaro que no tiene nada que ver con el documental.

  24. “Un hartazgo exasperado, liberador, que permite decir exactamente lo que se piensa, sin las intermediaciones represivas de la conveniencia o de la sociabilidad. El gran simulador es una enorme, ruidosísima puteada contra la estupidez. En la previsible oleada de críticas que se desató cuando se supo (o se imaginó) el contenido de la película, muchos calificaron a Montes-Bradley como un mero provocador. Y eso es justamente lo que es: el provocador que necesitábamos, el que nos dijera lo que a veces pensamos y nadie se atreve a decir.” Gustavo Noriega, El Amante, Buenos Aires

    La película es un gran teatro del ansurdo llevado por un personaje volcado al dadaísmo que obliga a reflexionar sobre nuestras propias lenguas culturales. La irreverenccia de Montes-Bradley es un llamado a la discusión donde haya menos enojos y más reflexión. Horacio González, Director de la Biblioteca Nacional. Buenos Aires.

    “El filme de Montes Bradley es una sátira, una humorada a risa franca; una farsa hecha y derecha; una comedia cinematográfica concebida como una oposición dialéctica; una mirada lúdica, impiadosa, arrojada, quizás valiente, quizás frívola, o al menos despreocupada pero siempre divertida o más bien festejante, a una intransigencia colectiva que la puesta en escena transforma en estupidez consuetudinaria. Un desenmascaramiento del peronismo rural y urbano desde la vereda de enfrente, que no queda en la orilla oriental del río Uruguay. Un arrojo humorístico políticamente más cercano a una rediviva y antipopulista revisión del Cándido de Voltaire que a cualquier tratado (anti)marxista.” Ronald Melzer, Brecha, Montevideo.

    “El espectador sale remachadamente convencido de que los perseverantes ecologistas piqueteros sufren de algo parecido a un retraso mental que les impide disceir claramente entre un poquito de olor a huevo podrido y una hecatombe ambiental. Véala y comprobará que identificar a los estúpidos en la película de Montes-Bradley es mucho más fácil que en la vida real.” Natalia Uval, La diaria, Montevideo.

    Montes-Bradley no es un fantasma recorriendo Occidente, pero tanta es la estupidez y la ceguera reinante, tanta la intolerancia a que a nuestras causas justas aparezca alguien que se oponga, que desde el vamos, sin que nadie sepa de qué habla, se convirtió, de un día para otro, en objeto de escaio público por parte de los asambleístas de Gualeguaychú, poniendo en evidencia la estupidez que el mismo Montes-Bradley denuncia en su documental. Guliiermo Piro. Perfil. Buenos Aires.

    En la tradición de las Vidas de muertos de Ignacio B. Anzoátegui, Montes-Bradley es abiertamente escandalizador y recorre ese género infrecuente que podría clasificarse en una acción única: patear el tablero Julián Gorodicher. Página/12. Buenos Aires.

    Con toques de humor e ironía, la película aporta una lectura distendida y enérgica del conflicto, que no se ha visto en los medios de cominicación Laura Gandolfo. Búsqueda. Montevideo.

    Se carga de ironías y plantea hipótesis que son de absurdo puro, pero que en su devenir se convierten en materia de choque para obligar a repensar una situación que nadie puede aceptar por racional. La película ha sacado su mejor partido a un proceso presente para convertirse en un valioso ensayo Henry Segura. El País. Montevideo.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: