Mister K acaba de decir sobre la detención de Isabel Perón que no puede haber impunidad para nadie.

Agregelé un “casi” a la frase mister president, porque ni sabemos dónde usted puso mil millones de dólares de su provincia y ni siquiera le piden que lo explique, porque su hermana viaja en el avión sanitario de la provincia mientras muere la gente por emergencias, porque Verbitsky fue declarado impune por su pertenencia a la organización criminal terrorista, porque su seguidor incondicional Miguel Bonasso junto con otros cómplices fue indultado por Menem por sus crímenes y porque esas bandas de secuestradores, asesinos por la espalda y terroristas que usted glorifica no sólo no han pagado por sus horrores sino que viven del dinero estatal a modo de consuelo porque la Argentina no se dejó destruir por ellos, porque el papelón del caso Gerez no produjo todavía una sola renuncia y porque la compra de Borocotó casi se transmitió en cadena.

Señor Presidente: sólo falta que paguen los suyos.

Categories:

3 Responses

  1. Perón fue el que sugirió la creación de “un Somatén” para acabar con la subversión. A ese Somatén se lo llamó “Triple A”. Perón, en su carácter de “primer trabajador” era el “conductor” del “movimiento” cuando se decidió poner en acción la “Triple A”. En el acto del 25 de mayo, donde habló el Liberticida Supremo, todos homenajearon a Perón: Los montoneros en ejercicio, la “patria peronista” sindicalista que mató a los montoneros y los arrojó a los hornos María Eva y María Liliana de Somisa, la “patria socialista” que mató a Rucci, etcétera, etcétera.
    “No puede haber impunidad para nadie”… No hace falta investigar demasiado para darse cuenta de que López Rega se hizo cargo de la Triple A porque se murió Perón. María Sáenz Quesada, en su biografía sobre Isabel Perón, rememora un diálogo entre Perón e Iñiguez cuando el primero le sugiere que no informe a los jueces qué es lo que hace con los subversivos detenidos. ¿Van a condenar a Perón post-mortem? No sería extraño: Al virrey Garzón se le ocurrió iniciar una causa contra Hernán Cortés.
    En este zafarrancho en el que el Liberticida Supremo homenajea a su “conductor” -sostenedor de la “juventud maravillosa” (a la que luego echó de Plaza de Mayo)y creador del Somatén- deberíamos preguntarnos, en una Argentina que, hace demasiado tiempo, ha dejado de ser una República y no se respetan las garantías constitucionales fundamentales, si la revolución vulgo-montonera no se devorará a sus propios hijos y el hechizo no se volverá contra la bruja (dejo constancia de que estoy escribiendo en forma genérica, no estoy haciendo campaña por la consorte del Liberticia Supremo).

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: