Advertía hace unos días de la terrible amenaza que pendía sobre nuestras cabezas por la intención del millonario anticapitalista George Soros de comprar SanCor y que eso significaba, en lenguaje carrioístico, que “venían por la leche”. Ya no les bastaba “venir por el agua”; y esto ya se parecía a una escalada que seguramente terminará trágicamente cuando vinieran por el vino. Ahí creo que hay que resistir con las armas (¿quiénes vienen? Pues los malos ¡obvio!)

Mientras tanto, como a Soros le preocupa el “fundamentalismo del mercado”, su intensión egoísta de hacer negocios en la Argentina (seguro que para ganar plata y no para hacer algo por nosotros, que escándalo) está siendo remediada por acción del comandante socialista Don Hugo Chávez que ofreció 80 palitos de los venezolanos para apoyar a la empresa y que no se la vendan a Don George. Ahora nuestros niños tomarán leche bolivariana y podrán literalmente mamar el fundamentalismo del estado desde la cuna.

¿Qué otro negocio le podemos arruinar a Soros? Estoy seguro de que él estará encantado ¿por qué no darle el gusto?

Categories:

3 Responses

  1. Me imagino la leche bolivariana estampada con la cara del lìder, asi mamà nos dice “viste que bueno es Chàvez, gracias a èl hoy podès tomar la mejor leche del mundo”.

    Claro si la compra Chàvez està bien, pero si es otro empresario es un salvaje asesino con ansias de dinero y muerte.

    Que hipòcritas son…

  2. Chavez vendrá a perder dinero???? o van a fundir a los tamberos y obligarles a venderles la leche por monedas?? es decir hacer relaidad el fundamento del kakischavismo de esclavizar (es decir obligar a un sector de la poblacion a trabajar en beneficio de otro) a la poblacion

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: