La izquierda jurídica no deja una norma o principio jurídico en pie. Cada caso significa la creación de una norma “ad-hoc” para resolverlo según su parecer, ideología, conveniencia, repercusión emocional-mediática e intereses. No son ni garantistas ni manoduristas sino todo lo contrario.

Lo que está claro es que no los limita ni la ley, ni la Constitución, ni los principios jurídicos. Ellos son kakistas y como kakistas hacen lo que se les kante porque por definición todo lo que hace el kakismo es política nueva para terminar con la vieja. Y al que no le gusta le mandamos a D’Elía.

El derecho en la era CELS es lo que se valore en cada caso como favorable a los derechos humanos, que a su vez son una mezcla de cosas que quiere la izquierda y una especie de derecho a vivir en el socialismo sin votarlo. Si hay alguna norma que los estorba enseguida sale la teoría ad-hoc elaborada por Verbitsky que la derrumbará.

En esta maroma normativa caen desde medidas exculpatorias a medidas persecutorias, dependiendo en general de quién sea el beneficiado / perjudicado. Ese es el ambiente jurídico que dejamos que construyan para nosotros.

Ahora el señor procurador Esteban Righi, ex ministro del interior durante la masacre de Ezeiza, ha descubierto que las causas no pueden prescribir a veces aunque las leyes lo digan. No sólo cuando se trata de militares que en opinión de esta gente no merecen ni justicia pues se les aplica el derecho penal del enemigo sin problema. Ahora la arbitrariedad vale para cualquier causa que el eter zurdito considere “justa” en términos de sensaciones perceptibles al nivel, digamos, de Pettinato.

Así descubrimos, como nos enseña Righi, que las normas que disponen la prescripción de las acciones penales no son aplicables ya de manera retroactiva con aplicación del principio universalmente aceptado denominado de la “ley más benigna”. Para esta gente, sólo los castigos que ellos quieren imponer gozan de retroactividad, no las medidas beneficiosas. Todo al revés, pero al argentino medio le gusta en general todo al revés.

También hay otros parámetros nuevos que no fallan nunca para el derecho torcido estilo CELS. La responsabilidad penal por delitos cometidos con dolo es más bien flojita (salvo que los imputados sean militares por supuesto), pero los cometidos con culpa, en particular si el imputado es un empresario y tiene una camioneta cuatro por cuatro, son dignos de linchamiento. Estas nuevas pautas eran muy difundidas por los noticieros en la década del noventa, con auspicios millonarios de empresas privadas.

Eso si, si bien la ley es dudosa todo el tiempo cuando se opone a lo que quieren ellos, cuando viola derechos de ciudadanos comunes es más válida que los diez mandamientos. Ahí no habrá cuestionamiento alguno de parte de estos creadores de derecho.

Si todo es privilegio, es decir, normas que valen o no de acuerdo al gusto/deseo/lealtad del que juzga, en realidad no hay normas, hay sólo poder.

Categories:

8 Responses

  1. Hola JB

    A quien le importa lo que diga o haga este impresentable?
    Nadie
    Quien lo conoce
    Nadie.

    Para mi el tema es demasiado grave:no por estos tipos,(incluido K),que puede ser cualquier otro incluso macri,lavagna,etc,etc

    El tema es el :NADIE.

    De paso te recomiendo un librito que me lleno de espanto: Meir Zylberberg :”Las raices totalitarias del fracaso argentino”.
    Justamente se refiere a la Constitucion.
    Llamemos a Alberdi o a Fidel : no queda otra.

  2. Anónimo,

    No entiendo a que te referís cuando decis que Righi no es nadie. Ese tipo es el jefe de todos los fiscales de la nación y estos son los que dan inicio a la acción persecutoria del estado contra los ciudadanos que presuntamente han violado la ley.

    Es gravisimo que una persona con sus antecedentes sea el procurador de la nación y que pueda detentar un grado tal de discrecionalidad que le permite desconocer las leyes. Que fuera impresentable sería lo de menos.

  3. Hola JB

    No entiendo: NADIE gobierna a este pais desde 1930 o antes…

    Mi punto es que siempre en casi un siglo no hay nadie…

    Sino vamos por la inversa: quien (vivo no muerto) podria estar en Balcarce 50 sin hacer danio?

    Que jefe de fiscales propondrian para defender las leyes…

    Digan uno y entonces les creo.
    Vamos,piensen..

  4. Y pensar que algunso estupidos (entre ellos muchos que militan en ese engendro conocido como supuesta oposición) miden la “eficiencia” de los legisladores ´por la cantidad de leyes y proyectos que presentan en vez de medirlos en como estos zanganos representan nuestros intereses, que se hace con el dinero que nos quitan…entre otras cosas mantener a todos estos impresentables que parecen haber estado criogenados en los ultimos 30 años y actuan como si en ellos ni el mundo exterior (incluida la argentina) no hubiese pasado nada

  5. Anónimo, nunca los gobiernos sirven para nada. Los países funcionan cuando los gobiernos son limitados. La gente se decepciona de la política porque, en primer lugar, cree en la política más de lo que debe. En cuanto a fiscales, pondría a los de antes, pero me siento viejo diciendo esto.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: