Felipe se bajó de su pretensión de violar la constitución provincial con complicidad judicial para lograr su reelección.

Se baja de lo que no puede hacer, pero se baja, como un efecto más del fracaso del gobierno en Misiones. El obispo Piña se convirtió en una gran escoba nacional.

El jefe de gabinete no da conferencias de prensa para hablar del porrazo que se pegaron en la provincia mesopotámica, pero si para anunciar que don Felipe se va a casa.

Graciosa dialéctica kakista una vez más. Quería la reelección pero no para eternizarse en el poder. ¿Sería para perder las elecciones? ¿Era un chiste?

Categories:

One response

  1. En la foto que salio en Perfil al lado de Sola esta Fernandez, como para controlarlo y decirle impicitamente “Mira Felipe que estoy al lado tuyo, tene cuidado con lo que decis…”
    JAJA,solo falta en la foto la pistola, en la mano de Albertito y en la sien del Felpudillo, perdon del Felipillo..
    Se te fue la dignidad a las cloacas Felipin!!

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: