Hay unos personajes que dominan el ambiente político, cultural, mediático y universitario argentino que tienen dos preocupaciones permanentes, casi obsesivas, que atienden con una visión ideológica dogmática.

Una es la pobreza, que explican por falta de reparto (destrucción) de la riqueza y otra es la delincuencia que ven como una mera consecuencia de esa pobreza, como la reacción autómata de víctimas de la sociedad que se “autoreparten” por decirlo de alguna manera. Ambas formas de pensamiento dominan en las universidades, en los medios, en los partidos políticos y hasta en las empresas que colaboran con el sistema comiéndose el caballo de Troya de la “responsabilidad social empresaria”.

Ahora, más allá de lo dispuestas que se muestran las víctimas del sistema educativo a aceptar las tonterías más disparatadas y hablar de ellas con una afectación digna de mejores causas, veamos en qué se traduce en realidad todo ese palabrerío. Les presento la cara real de la izquierda argentina, el partido del estado:

1. Pobres utilizados como ganado con dádivas de subsistencia para sostener al capo mafia. Nuestro muy mal llamada “política social” es una alimentadora se siervos políticos.

2. Delincuentes utilizados como fuerzas de choque para todo tipo de operativos políticos. Nuestro muy mal llamado “garantismo” es un proveedor de criminales para la política.

Un link más. El ex juez Llermanos, abogado de “Madonna Quiróz” que dice que a su defendido le vamos a tener que pedir perdón porque disparaba por amor, es el novio de Rosario Lufrano, titular del canal estatal que se maneja como un gabinete audiovisual del kirchnerismo, otra protegida de K.

Categories:

No responses yet

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: