Hasta ayer la justicia federal de Entre Ríos estaba de vacaciones. Se cortaba la ruta y un puente internacional, pero no pasaba nada. Todo estaba regido por el poder ejecutivo y los deseos pseudo-ecologistas de los locales. Pero basta que el jefe lance un permiso velado, para que a doña fiscal federal María de los Milagros Squivo decida filmar a los asambleístas para identificarlos (obediencia indebida que le dicen cuando ellos juzgan a militares que cumplen órdenes por ser subordinados).

Claro que como medida de una justicia que rige en un país con ley es un verdadero cago de risa. Pero aún así, es palpable y escandaloso que acá los fiscales actúan bajo permiso presidencial. No es siquiera una jugada disimulada, expresamente la fiscal actúa como instrumento de la política oficial. La Justicia se ha convertido en una fuerza irregular más. Los Asambleístas deberían filmar a María de los Milagros.

Está todo bastante Claro. Hasta en el sitio del senado de la nación, donde está el texto de la Constitución Nacional, al hacer clic sobre la sección referida al ministerio público lo que aparece es el capítulo cuarto sobre las autoridades de la nación y la jefatura de gabinete. Por si alguien se confunde.

Categories:

No responses yet

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: