Me encantaría saber qué tiene para decir Mauricio Macri sobre la cámara oculta a Karina Mujika o la desaparición del testigo López y el intento demostrar que es una pérdida poco importante porque no era miembro de la organización criminal Montoneros. Va a decir tal vez que todo es culpa de la poca eficiencia.

Con esa forma vegetariana de hacer política el sector no saldrá jamás de los alrededores del barrio. Menos mal, porque si así entusiasmaran a la gente ya no habría esperanza. Ahora bien, mientras tanto Elisa Carrió que debiera sentirse con poco para decir como la UCEDE en tiempos de Menem toma los problemas con seriedad y estoy lejos de pensar como ella. Al menos habla de lo que tiene que hablar y si se tiene que enfrentar a Bonafini, lo hace.

Y no creo que sea un problema de aprender. Lo que transmite el macrismo y sus alrededores es que ninguno de estos problemas les alteran el copetín.

Categories:

15 Responses

  1. Lamento disentir.
    Lo que dice la Hebe Bonafini no es importante, cualquiera sea el sentido de sus palabras.
    Lo grave y serio es que se la escuche, que se opine sobre ella, que sea tapa de diarios, que sea “tema”.
    Para mí, por ejemplo, esa persona no es nadie, directamente no existe.
    Tal vez sin quererlo, quienes se oponen públicamente a ella de alguna manera la sostienen, le dan entidad.
    Macri la ignora, y no se si es porque no le da la cabeza para contestarle, o porque no quiere hacerlo.
    Lo que no puedo es criticar a Macri por su silencio luego de que la Bonafini bocifera sus aberrantes ideas.
    Siento que es “invertir la carga de la prueba”.
    Yo no soy macrista, así que no me interesa, que se defienda él.
    Pero sí soy un lector de tu blog, al que considero muy valioso e interesante.
    Tu comparación con la Carrió me parece también algo fuera de foco.
    Puedo votar o no a Macri, pero no tengo dudas que será mejor gestionador que la Carrió, a quien no le confiaría ni la administración de un kiosquito.
    Si yo fuera un dirigente político no hablaría de la Bonafini, la ignoraría olímpicamente.
    ¿La razón? Es una vulgar impostora, una bruta resentida que no tiene mejor idea que asociarse con un parricida confeso, que no tiene mejor ocurrencia que festejar el atentado a las torres gemelas, etc. etc.
    Ser dirigente no me obliga a opinar de lo intrascendente.
    Ser dirigente me obliga a planificar y a hacer aportes serios para un nuevo país.
    Un país donde la Bonafini no consiga tan fácilmente tanta prensa.
    ¡Un abrazo!

  2. @carlitos, coincido en no poner foco en lo que diga Mamá KK, extensible a demás gramscianos; lamentablemente la prensa les sigue el juego y termina convirtiéndose en coloquial todo acto delictivo. Ejemplo, cuando uno lee en primera plana: “Quebracho está cortando tal o cual calle (hecho). Dicen que es por… (y aquí sonamos)”. No tenemos que engancharnos en “explicaciones” (diseñadas por otro lado para meternos contradicción en los razonamientos). No nos debe interesar lo que dicen estos sujetos. Saquemos el volumen y veamos qué hacen.

  3. Totalmente de acuerdo Klausbert.
    Si le sacamos la “explicación” sólo queda el delito.
    Estos delicuentes “explicadores” viven (muchos de ellos hasta se enriquecen) gracias a la teta del estado.
    O sea, de los que pagamos impuestos.
    Si polemizamos, caemos en su juego, ya que de delincuentes pasan a ser opinadores.
    Por eso mi crítica al post de José.
    No me atrevo a afirmar que José cayó en la trampa, pero en lo de los “enanos dormidos” creo que anduvo muy cerca.

  4. Magnus, la respuesta es no.
    Carlitos, eso estaría muy bien si los valores de Bonafini no fueran prevalecientes. Ignorarla es evadir. Macri no sabe ni qué decir al respecto. Peor que eso, cree que no es necesario saber qué decir.
    Por supuesto que no quiero que me defienda. Pero él quiere representarme, por ahora todo me dice qeu voto en blanco.

  5. Utilizo la palabra libertario para alguien que considera positivo que todo o un 90% del Estado desaparezca, y sea reemplazado por el mercado, obviamente es una categoría personal. Liberal clásico llamo a aquellos que ven al Estado como un garante de la seguridad, la justicia, y a veces un poquito de intervención les parece justificado. Me falta profundizar sobre las divisiones del liberlismo, pero por ahora así es como lo divido.

  6. Insisto, con buena intención.
    No puede ser que cada vez que la Hebe abra su boca-cloaca tengamos todos que, políticos incluídos, polemizar con ella.
    Los “valores” de esa tipa (nulos) no son prevalecientes para nada.
    Jamás va a ganar una elección a nada, en realidad no existe, es sólo un gasto más de este mal gobierno.
    Subsiste con la complicidad del poder, la prensa paga y los que creen que hay que contradecirla.
    Distrae.
    Creo que subestimás a Macri, pero en definitiva no me preocupa porque no soy macrista, como ya te comenté.
    Como creo que sobrestimás a la Carrió que es una simple e inútil oportunista bucal.
    No obstante es tu opinión, es tu blog y lo respeto y lo seguiré visitando, porque me gusta.
    El que tendría que decir algo es el patético de Kirchner, que cree que porque sostiene a Hebe la izquierda no le va a hacer quilombo.
    Mientras la boca-cloaca esporádicamente se abre, Kirchner y sus secuaces están re-fundiendo el país, dejándolo en la ruina más absoluta.
    Eso sí es importante, como Atucha que salió de servicio por una fuga de radioactivos, dejándonos más cerca de un brutal apagón.
    O el desastre con los combustibles.
    O el desastre de la educación.
    O el aislamiento internacional.
    O la ausencia de inversión productiva.
    O la incapacidad del gobierno en pensar a futuro.
    O lo peligroso de la junta con Chávez.
    O la guerra medio inevitable en Bolivia.
    O el mal manejo de la relación con Uruguay y Chile.
    O el empecinamiento en continuar con el corrupto Mercosur.
    O la elevadísima presión fiscal.
    O el negociado de los fondos de Santa Cruz.
    O la inflación.
    O los fideicomisos.
    O la política previsional.
    O las violaciones a la Constitución.
    O la censura y las pautas oficiales.
    O etc. etc. etc.
    Frente a todo eso, la boca-cloaca… no me altera el copetín, como vos decís.
    ¡Saludos!

  7. El silencio de Macri (y de López Murphy, y de Sobisch), en el contexto en que vivimos, es funcional al pensamiento único de izquierda. La izquierda ha copado el centro del tablero en los medios masivos de comunicación. Si tienen dudas, lean “La Nación” -que pasa por ser el diario “liberal”- y su deplorable sección “Los intelectuales y el país de hoy”, en que jamás se entrevista a nadie que no pertenezca a la izquierda.
    En un enrarecido ambiente como el de Argentina, el silencio del “centro” juega a favor del gobierno y de la izquierda en general. No se gana nada con ignorar a Hebe de Bonafini; sólo se ceden espacios para conquistar el voto de no sé quién (¿piensa Macri que obtendrá un solo voto proveniente de la izquierda?), o para quedar bien con la “corrección política”, o por ausencia total de ideologías, de ideas o de ideales.
    En cuanto a Lilita Carrió, hay que decir dos cosas:
    1- Al provenir del mismo arco ideológico, o estar más cerca del gobierno (celebró como un triunfo personal esa barbaridad que es el procesamiento de De la Rúa y Cavallo por no haber devaluado y pesificado, y por el megacanje), no tiene complejos para criticar al gobierno.
    2- Desde mi punto de vista, y aunque no le confiaría la administración de un quiosco, hay que reconocer que tiene más coraje, más elocuencia y más convicción en sus ideas que nuestro timorato centro.
    Retribuyendo las atenciones que dispensó a López Murphy, creo que es una persona honesta con ideas horribles.

  8. dijo julio:

    “Retribuyendo las atenciones que dispensó a López Murphy, creo que es una persona honesta con ideas horribles”

    clap clap

    javier.

  9. Carlitos, Macri tampoco habla de esos temas. En cuanto a Bonafini, nunca nadie le contesta. Y no digo tampoco que haya que contestarle, mi post está referido a que no se mete en temas morales e instucionales. De Carrió nunca dije que fuera una genia, porque no lo pienso, sino que no tenía problemas en meterse con una intocable como Bonafini.
    No se animan, y si no se animan que se dediquen al golf.

  10. Coincido 150% con la psotura de Jose (no por que sea obsecuente del dueño de casa),. Tambien tengo claro que la gorda inmunda es una de las responsables que estemos viviendo este calvario (se dedico a destruir por prejucio ideologico y desde una posición de ignroancia absoluta) el orden institucional vigente hasta el 2001, lo peor es que creo que lo hizo por que ni siqueira se dio cuenta de lo que estaba haciendo…
    Bueno a esta altura les debe quedar claro que nada mas en las antipodas de mi pensamiento que Carrio no obstante debemos reconocer que al menos cuando habla no lo hace con un ojo en las encuestas y si tiene que salirle al cruce a esa masa humanoide apestosa autodenominada bonafini, lo hace…otros que estan mas cerca de mi pensamiento prefieren esperar a ver que piensa la masa antes de opinar…Dios nos libre de ser represetandos por lideres que no lideran sino que son liderados por la multitud….Esto ya se lo advertia Pericles a los Atenienses en los inicios de la guerra del Peloponeso, es decir es un concepto que paso la prueba mas dura de todas…la del tiempo

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: