El jefe de gabinete ya echó la pelota a rodar sobre la reforma de la Constitución. Si las intensiones de limitar las reelecciones son ciertas tiene poca importancia. Es probable que escondan un propósito opuesto al expresado. Lo importante es que Kirchner quiere su Asamblea Constituyente abierta, al mejor estilo Hugo Chávez. A partir de ahí el poder ilimitado estará asegurado y la cuestión de la reelección ni siquiera será el medio más importante para lograrlo.

Después aclara el lugarteniente K, que no están pensando en una reforma en este mandato. Claro, es para el próximo como lo hizo Chávez. Eso hará que cuando empiece un nuevo período K, éste no pueda ser computado como el primero de la nueva constitución. Viejo truco.

Categories:

5 Responses

  1. Si uno se pone a pensar el origen de toda èsta lacra que avanza avasallando todo lo que una sociedad civilizada posee, surge de la ilegalidad de que un paìs tenga un presidente que lo votò el 22%. Suena viejo pero en la semilla està el àrbol…mal comienzo y mal final. Permitimos eso…a joderse ahora. El aprendizaje và a ser (una vez màs) duro. Lo “contranatura” es que una gran parte de la poblaciòn no aprende realidad.

  2. Se ve que hay una movida reformistica de constituciones en casi toda latinoamerica. la verdad yo me estaba preguntando cuanto iba a tardar el muñeco maldito en proponerla.
    Si finalmente este pueblo es tan imbécil como para permitirlo, entonces habrá que pensar en otras tierras.
    Eso si. La van a tener que parir primero.
    Estoy enfurecida.

  3. Este proyecto de desreforma constitucional seguirá vigente en tanto y en cuanto haya plata para repartir. Y creo que no falta mucho para que después de la “recuperación”, venga la tormenta. Ya hay signos de aquello…

    Si no me equivoco, Chávez cambió la Constitución de Venezuela en su 1º mandato y no en el 2º.

    Pero no estamos solos: escuché que Lula, en Brasil, quería eliminar la posibilidad de reelección para el presidente…una vez que él mismo haya sido reelegido. ¿Te suena familiar, José?

    Pero vuelvo a decir lo mismo, este “proyecto” de reforma seguirá vigente antes de que venga la tormenta. Y como dije antes, no creo que falte mucho para que venga…

    José, no sé si pensarás lo mismo que yo.

  4. Andrés, puede venir una tormenta, pero la resolución no necesariamente va a ser para mejor si no hay una alternativa política mejor, algo que ya hemos vivido.

  5. Una eventual Reforma Constitucional debería modificar solamente el artículo 30, reemplazando el mecanismo de la Convención Constituyente para (des)reformar la Constitución por el sistema de enmiendas (como en Estados Unidos).

    Prefiero el sistema de enmiendas porque el mismo perfeccionaría la Constitución, no la deformaría, que es lo que sí haría una Convención Constituyente. Además, desconfío de una eventual Convención porque a la hora de votar a sus miembros pasa lo mismo que en las elecciones legislativas nacionales: votamos un rejunte de tipos o una lista sábana, pero para algo que no es para cualquiera: ser miembro de una Convención que deforme nada menos que la Ley Fundamental.

    Pero mi propuesta no es para estos momentos, porque sería recontra-nocivo (des)reformar la Constitución en la actualidad. El único cambio que le haría es al artículo 30, NADA MÁS. Aparte, con el sistema de enmiendas se cerraría en cierto modo la posibilidad de deformar la Constitución.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: