Parece que en el norte ya no leen los diarios argentinos para enterarse lo que ocurre aquí. Durante muchos años eran presas de toda operación en circulación, porque se informaban en medios muy truchos como son los nuestros, para quienes los propios son santos y los del otro bando son culpables hasta de las tormentas.

La impunidad mediática que el señor K tiene asegurada con un aparato opresivo y sobornador no llega a los Estados Unidos y distintas expresiones en el Wall Street Journal, en el New York Times, en el New York Post y en solicitadas que lo muestran a los abrazos con Hugo Chávez lo hacharon durante su visita.

La recepción de la prensa al grupete presidencial es una muestra ínfima de lo que podría ocurrir acá con un poco de libertad de prensa. El diario Clarín refleja la nota del New York times sobre lo que pasa en la Argentina, entre otras cosas, el control de la prensa. Es gracioso porque hasta tal punto es cierto lo del NYT que los términos están invertidos. Es Clarín quién se hace eco de una nota de un medio extranjero sobre lo que pasa en la Argentina y no al revés.

El New York Post se ocupa de los desvaríos de nuevos ricos de los miembros de la comitiva comiendo pasta por 40 dólares el cubierto y vino de 70 dólares. Nuevos ricos con nuestra plata, claro. Imaginen si CQC en lugar de ir a joder a un acto de homenaje a Ricardo Balbín se permitiera cierta libertad con el gobierno el festín que se hubieran hecho en ese restorán.

El cónsul general de privilegio Héctor Timmerman, consciente de que sus palabras no tendrán la menor repercusión y que su puesto no depende de hacer las cosas bien, no tuvo mejor idea que tratar de contrarrestar la mala imagen que se está ganando el señor K en Estados Unidos, que lanzar la típica acusación idiota del kirchnerismo: “No me sorprende lo que dicen. Al menos son consecuentes con ellos mismos. Antes apoyaron a Videla, a Menem y a Cavallo. No veo por qué apoyarían a este gobierno” ¿Se imaginan la aflicción que esto les habrá causado a los “acusados” no? Señor cónsul, a nadie le importa un pito si a usted le sorprende o no, a mi personalmente me sorprende que usted sea cónsul, el punto es que la Argentina tiene problemas porque las cosas que se dicen de su jefe político son enteramente ciertas.

Categories:

2 Responses

  1. “No me sorprende lo que dicen. Al menos son consecuentes con ellos mismos. Antes apoyaron a Videla, a Menem y a Cavallo. No veo por qué apoyarían a este gobierno”
    Bueno, salvo Videla, Kirchner hizo y apoyo todo lo que quisieron los otros dos durante el Gobierno de el primero. Asi que a nosotros no debería asustarnos que tengan tanto doble discurso. Es obvio que no pueden contar su pasado completo, sino sería peor que cualquier escrache que le hagan en EE.UU. Degraciadamente en la Argentina si queremos ver periodismo independiente, tenemos que mirar canales de segunda linea ( si es que no los sacan del aire)y ademas la mayoria de los medios legibles estan en internet, el resto son pura basura proselitista.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: