Que la Side es un organismo perverso es cierto, como lo dice un lector anónimo en el post anterior. Tal vez que no debería existir también es cierto, no sirve para nada más que para hacer tareas sucias para el gobernante de turno.

Lo insólito es que la gente crea que cuando aparece “la carpeta” de la oficina oficial de extorsiones, es decir de nuevo la Side, de un personaje al que se le descubrió que trabajó en la misma Side, la reacción de mucha gente sea contra el personaje (como en la encuesta de Perfil) o que haya quienes crean que tendría que haberlo “confesado” y así y todo logren fama de grandes columnistas. Ese deber ¿de dónde sale Morales Solá? ¿del eter majulezco?

A ver: ¿No es la Side un organismo del estado? ¿El estado le pide a un individuo explicaciones acerca de por qué trabajó en el Estado? Se parece al episodio de los sobresueldos: el Estado le pide a las personas explicaciones acerca de por qué aceptaron pagos en negro que, por un lado, el Estado pagaba, y por otro, el propio Estado calificaba de “negros”.

Loco ¿no? Todo el mundo ha perdido el sentido de las cosas y los orientadores están más desorientados que turco en la neblina. No saben lo elemental sobre la organización del sistema político y sus fundamentos y creen que no tienen por qué saberlo porque eso es “ideología” y ellos son “objetivos”. Y ocupan unos lugares que no se puede creer.

¿A quién le importa si Juanjo Alvarez trabajó en la Side hace treinta años? No hay por qué pensar que trabajó mal, ni que hizo algo ilegal como lo que está haciendo el oficialismo con las “carpetas”, a lo mejor descubrió muchas células terroristas como las que operaban en la Argentina y merecería una medalla. Miren todo lo que se da por sentado en esta “condena” por presencia. No hace falta en cambio investigarlo mucho para enrostrarle su participación el gobierno de Duhalde, ni su responsabilidad en el quebrantamiento de las reglas electorales para favorecer la llegada de éste gobierno al poder. No hace falta ninguna máquina del tiempo para eso.

Hoy, no hace treinta años, el gobierno está utilizando a la Side como instrumento de extorsión hacia los adversarios. Hoy, no hace treinta años, el presidente de la nación no explica dónde puso mil millones de dólares de su provincia.

Categories:

4 Responses

  1. EstamJosè, como decìs “todo muy loco”…estamos viviendo la absoluta falsedad, la paradoja es moneda corriente, el mundo del revès. Un presidente que no se le canta devolver màs de mil palos verdes a la poblaciòn y se acusa, como dijo la inefable vieja del pañuelo “hay gente reciclada”, refirièndose a Alvarez. Y ella y su “hijo” el presidente de que repollo salieron? Todos tienen prontuario moral en Argentina…Que sociedad falsa somos!!

  2. Alguien dijo una vez que la mejor forma de gobierno era el tirano benevolente.
    El problema es que todos los tiranos quieren hacer creer a sus súbditos que son benevolentes.
    Los súbditos le empiezan a creer y a partir de ahí se genera una ventana temporal en la que les puede hacer creer cualquier cosa.

  3. Creo que el pasado de este tipo en la SIDE, es ante todo, un secreto de estado que no debía ser divulgado. No ciertamente en forma de nota periodística en la tapa de un diario (cuya calidad e independencia merecen toda una discusión aparte).

    También creo que no es del todo relevante que -una vez mal o bien divulgado ese secreto de estado- el sujeto deba dar explicaciones, sino a los organismos designados a tales efectos, que existen.

    Por otro lado creo que este hombre realmente no debe haber hecho gran cosa durante el desempeño de sus funciones, sobre todo teniendo en cuenta que se siguió desempeñando durante el advenimiento de un gobierno democrático.

    Creo además que el gobierno sí utiliza a la SIDE como instrumento de extorsión, porque se me hace como obvio.

    Pero lo que también creo, -y en todo lo que sigue posiblemente disienta con José-, es que:

    – Hace treinta años la SIDE también era utilizada como instrumento de extorsión y espionaje interno. Y no poco.

    – El tipo quiso ingresar a la SIDE durante un gobierno militar, y recomendado por el ministro del interior del mismo. Por lo tanto, es imposible suponer que no era ideológicamente afín a este régimen, y eso sí me resulta cuestionable si luego ocupa una función pública en un gobierno democrático.

    – Creo además que la democracia -si bien no es perfecta y en los terminos actuales, peligra-, es de seguro el menor de todos los males en materia de sistemas de gobierno, en mi opinión personal. Y que incluso en la peor de sus calidades, no puede justificar jamás un régimen militar o por la fuerza. Un gobierno debe estar legitimado por un pueblo soberano. Si ese pueblo emplea mal su soberanía produciendo clases políticas de baja calidad, es por sobre todas las cosas un problema de educación que debe ser solucionado. Y esto no se logra por la fuerza de algunos sectores.

  4. En realidad pienso lo mismo. Los puntos son dos. El gobierno militar no tenía ninguna idología identificable, pero de cualquier modo para un ingresado en la edad de Alvarez no creo que le hayan pedido mucha precisión. Pero el otro gran punto es que quienes le piden explicaciones luchaban para terminar con la democracia antes que los propios militares.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: