El titular de la DAIA y otros representantes de la comunidad judía le quitaron el cuerpo al rabino Bergman por su discurso en Plaza de Mayo el jueves pasado, durante la marcha convocada por Juan Carlos Blumberg. Es como decirle a la gente, lo que ustedes aplaudieron cuando se animaron a manifestarse pese a las amenazas del gobierno y a las fuerzas de choque que largaron a las calles, no sirve de nada, nosotros igual hacemos la venia. Quieren diferenciarse de los términos “críticos” de Bergman, con lo cual, compartan o no lo dicho por el rabino, contribuyen a descalificar el derecho a ser crítico con el gobierno, a comportarse como ciudadano, a hacer uso de la libertad de expresión. ¿Acaso no le dan la razón así al rabino en cuanto a que vivimos en una especie de monarquía (él agregó “constitucional”, yo no lo creo).

Lo peor del caso es que no creo que nadie en la comunidad judía disienta con las críticas institucionales y no políticas de Bergman, sino que tratan de no enojar al déspota porque saben que es exactamente como se lo describió en Plaza de Mayo y mucho más también y que no someterse tiene consecuencias.

El discurso de Sergio Bergman brilló el jueves, porque no utilizó palabras de compromiso, no fue parte de ningún pacto de silencio, sino que habló desde el alma y por eso fue ovacionado. Hay que tener en cuenta, reitero, que la gente que lo escuchó venció el miedo y merecía que su valor fuera correspondido. En cambio a nadie le gustó la falta de contenido de los dichos del padre Ricardo Fernandez Caride. Lo que nadie sabe es que no fue responsabilidad del padre dar un discurso tan insulso sino que el mismo Cardenal Bergoglio se ocupó de que no dijera nada que molestara al gobierno, con lo cual sus palabras de tanto no molestar a los matones, no despertaron el más mínimo entusiasmo en la concurrencia ¿A quién debe serle fiel un orador?

El cardenal Bergoglio y el titular de la Amia están aceptando el miedo como regulador de sus acciones y palabras. ¿Realmente creen que pueden llegar a soluciones de compromiso con éste gobierno? ¿No entienden que el miedo alimenta el ego enfermo de los déspotas?

La estrategia terrorista se basa en estos mismos elementos. Generación de un clima de terror y la búsqueda de que las propias víctimas dejen de respaldarse entre si, que quienes quieran resistir se vean estorbados por sus hermanos. Abran los ojos por Dios.

Categories:

3 Responses

  1. Con el brillante discurso del RAbino , se van gestando nuevos dirigentes , COMPROMETIDOS con la libertad y su comunidad.-
    Los que van transando , con silencio o con discursos que no estan del lado de la libertad, tenderan a ser superados por la realidad de nuevos dirigentes.-
    Esto va a ir pasando en todos los ambitos ( DAia, partidos politicos etc ).-
    Los tiempos ya van cambiando .-
    En esos cambios se ven los que se quedan con el pasado y los que van a ser los verdaderos dirigentes .-
    saludos a todos .-
    MUCHOS SOMOS JUDIOS por eleccion .-

  2. Parafraseando a mi tio Winston …Pudieron elegir entre la veguenza y la guerra, eligieron la verguenza ahora tendràn una guerra (dicho en ocasiòn del pacto de Munich de 1938)

    Y les dejo otra de mi tio Winston…

    Un pacificador es el el que le da de comer a los cocodrilos esperando ser el último en ser comido

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: