La hora oficial es fundamental. Imaginen que todo el mundo tuviera la hora que quiere, el equilibrio mundial estaría en serio peligro. La hora oficial, en ese sentido, debe ser mucho mejor que la extra oficial, o que la hora como mero trascendido. El estado siempre vela por todo lo que necesitamos, hasta saber la hora.

La Armada compró un “relós” por 60 luquillas verdes. Carísimo, pero debe ser mucho más lindo que un rolex. Yo soy más modesto y utilizo los servicios de www.horamundial.com que es gratuito.

Ahora que estamos recuperándonos del consenso de Washington ¿no habría que prohibir esa mala costumbre de preguntar por la calle “señora qué hora tiene”?

Categories:

6 Responses

  1. Si haberse gastado ese dinero en semejante pavada te parece un horror, te sugiero no se te ocurra analizar lo que se gasta por ejemplo en el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, te aseguro que terminas internado en terapia intensiva del disgusto…!!!

  2. Tenés razón Magnus, para colmo y para pesar de mi gastritis me entero que a Patricia Palmer le habían otorgado un subsidio de $10.000 para colocar una puerta antipánico en su teatro, y como ese dinero no tiene contraprestación alguna ni devolución de ninguna clase, se le dá plata a esta mujer para PONER EN VALOR SU EMPRENDIMIENTO COMERCIAL CON NUESTROS IMPUESTOS…!!! Grande el Ministerio…Grande Telerman y su clan…!!!
    Así es como se garantizan la asistencia de una carnestolenda de “artistas” poniendo cara de circunstancia en cuanto acto trucho organiza este Telerman.
    Y todo salió a la luz porque a la hora de cobrarlo se lo habían pagado en EL BANCO CIUDAD DE BUENOS AIRES a otra fulana que se hizo pasar por ella con identidad trucha… TODO TRUCHO : la Palmer, el Ministerio de Cultura, el Banco, el subsidio, los que intervinieron en todo esto….y sigue la lista…!!!
    Tal vez haya servido el reloj de 60.000 verdes para monitorear el tiempo que le llevan a todos estos transfugas hacerse de nuestros impuestos…!!!

  3. Um… puerta anti-pánico… podría instalar entonces un telón o cortinado pesado… por $10.000… y cuando le preguntan, “y este telón?” “…pues es una puerta anti-pánico!!!”. Nadie va a morir aplastado, por diez lucardas! Qué lindo es ser progre!

Leave a Reply to Sofia Cancel reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: