Sería toda una novedad para mi que se demostrara que es necesario impartir educación sexual en el preescolar como se propone hacer el gobierno porteño. Suena al menos extraño. Si lo que se intenta es hacer algo con el abuso infantil, habrá que ver si se la puede prevenir con una respuesta de este tipo.

De cualquier modo el problema no es si este plan es útil o no, si es el adecuado o si los que lo diseñaron en realidad quieren degenerar a los niños, sino quién decide qué. Si una mujer denuncia que ha sido violada a nadie se le ocurriría contestarle que el violador podría ser un buen partido para ella. Pero en esta era del bienestar estatal el sentido de las cosas se ha perdido tanto que en el borrador del proyecto que se debate en la Legislatura se afirma algo como esto Los padres tienen un derecho central como agente primario de formación y deben ser informados a fin de acompañar y facilitar el proceso de enseñanza de sus hijos”.

Se ve que los derechos son ya centrales o periféricos y que central ni siquiera es algo muy importante, se limita a la facultad de recibir las novedades junto con la obligación de acompañar y facilitar lo que quieren los legisladores. Me imagino lo que será periférico.

El ministro de educación de la ciudad Alberto Sileoni dijo algo menos perceptible pero igual de grave: “Hoy son minoría los que plantean que no hay que debatir nada sobre Educación Sexual en las escuelas; son minoría también los que piden que se hable sobre cuestiones sobre las que pensamos que la comunidad educativa y la sociedad en general no están preparadas para discutir; es decir, las posiciones extremas son minoría. Esta situación más la posibilidad de que antes de fin de año la Legislatura sancione una ley específica, nos dan todo el marco y respaldo necesario para avanzar en la decisión de incorporar como contenido y de manera transversal a la Educación Sexual en todo el sistema educativo porteño”. La paternidad se reduce hoy al control de los horarios de los hijos, que no se ejerce y a la manutención económica. Lo demás debe ser debatido en ámbitos políticos donde las mayorías argentinas, convertidas en “comunidad educativa” o en “sociedad” dirán que cosa se planta en la cabeza de los menores.
Lo peor es que el resultado más palpable de la educación regimentada es que se pierde la capacidad de percibir qué es lo grave y qué lo accesorio. En este caso producirá alguna alarma que se hable de sexo, pero a nadie le preocupa que bajo el mismo sistema se imparta historia. Nadie percibirá que el argumento central del gobierno de la ciudad es el de la respuesta sobre el buen partido que representa el violador.

El derecho, que no es eso que se define ahí como central, no es gratis. No se lo da por sentado y se llora cuando se pierde. Cuando te tocan el bolsillo, se protesta. Cuando te tocan un hijo se hace lío de verdad. Cuando una Legislatura adopta un comportamiento así se la pone en su lugar. Caso contrario el derecho no se merece ni se tiene. La oposición opa como siempre.

Categories:

4 Responses

  1. En la mayoría de las escuelas secundarias del país, la abrumadora mayoría de los alumnos al recibirse no sabe interpretar correctamente un texto.
    ¿Por qué no empiezan por enseñar a leer y escribir?
    ¡Desopilante!

  2. El avance del Estado Totalitario en la vida privada de los individuos, es la concepciòn marxista. Estos fascistas de izquierda, lo hacen dìa a dìa. Impartir conceptos de como vivir y pensar es su misiòn. Si por ellos fuese, èsto yà mismo serìa algo asì como la Cuba del extremo Sur. A eso apuntan y hay que reconocerles que gracias a la nula reacciòn republicana de èsta sociedad, avanzan a pasos agigantados sin atisbo de enemigos en su horizonte. Habrà tiempo pàra volver atràs?

  3. Creo que es momento de empezar a considerar MUY seriamente un sistema de vouchers en el sistema educativo argentino.

  4. Este nuevo disparete y desatino (tal como plantea fabiana) de la partidocracia progresista no merece ser ni siquiera debatido por que el sujeto del debate no deberia darse, ya que es violatorio de las mas minimas libertades individuales, tal como el derecho inalienable que le asiste un padre a educar a su hijo sobre todo en lo que al uso de su cuerpo se refiere. No necestiamos a ningùn degenerado diplomado o ninfomana experta que nos venga a decir como se raliza la actividad por la cual todos nostros habitamos esta tierra…
    Algún dia cuando nos pongamos de pie termianremos con este monopolio estatal de la “educaciòn?” uqe lo unco que sirve es para adoctrinar y lobotomizar a los ciudadanos que cada dia aceptan en forma mas pasiva todo tipo de violaciones a sus derechos …¿en los cursos de educaciòn sexual enseñaran a evitar o gozar de estas violaciones (que encima son sin vaselina)?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: