Hoy desaparece del aire otro programa político. Se trata de Fuego Cruzado, en el que trabajé cuando estaba en Canal 9, un programa que no responde a los cánones que la Casa Rosada ha dispuesto para la televisión controlada.

Uno de los temas de éste último programa fueron los Fondos de Santa Cruz. Ya que nos vamos.

Relacionado con esto y con el historial delictivo que acumula el oficialismo, elaboré esta encuesta. La idea no es constar en base a los deseos sino a que creemos que es más posible que ocurra cuando el kirchnerismo abandone el poder.

¿Cuál será el destino de Kirchner cuando abandone el poder?
Se retirará del cargo a la vida privada o continuará en la política desde un papel de menor compromiso
Tendrá que responder ante la justicia por asuntos relativos a su gobierno pero sin mayores consecuencias
Pasará un largo período recorriendo tribunales que lo requerirán sobre todos los asuntos que fueron tapados durante su gobierno
Será procesado y condenado por numerosos hechos de corrupción terminando sus días en la carcel
Será investigada por una comisión especial junto con sus cómplices en la justicia, congreso, provincias y municipios, empresarios. Muchos irán presos.
  
Free polls from Pollhost.com

Categories:

6 Responses

  1. Longobardi venia sugiriendo que le pasaban cosas en su vida privada, algo mas que llamadas con sermones oficialistas a cualquier hora. Amenazó el periodista, si todo seguia asi hiba a tener que contar.
    Si yo contara….

    y ahora se sstreso!!??

    se veía la bronca en los ojos de leuco…

  2. Kirchner ya tiene asegurado su lugar en el Panteón de los Grandes Prohombres de la Historia Argentina. En ese sentido, su fracaso, lejos de restarle meritos, será fundamental para consolidar su estatura de Héroe Nacional.
    Al recordarlo, la gran reflexión popular será “si sólo lo hubieran dejado hacer”.

  3. Faltan opciones. Puede ser que escape en una cañonera bolivariana (no paraguaya, porque a esta altura ni Paraguay le da bola), y desde el exilio envíe instrucciones grabadas en la cinta de un Geloso a los Guardianes de la Democracia, del ex Ministro De Vido.
    O puede ser que el día que se le termine la caja termine colgado del poste de una estación de servicio, como Il Duce. O tal vez muera en ejercicio del cargo, de un ataque de pingüinitis aguda, y sea enterrado con honores de la Guardia Montonera, en el Panteón de la Patria Liberada.
    O puede ser que todos los “compañeros” y “cumpas” que hoy lo siguen por los dineritos de su inagotable billetera sencillamente le den la espalda y termine en una quinta en Calafate, escribiendo sus memorias (con faltas de ortografía y todo) que irá a terminar amarilleándose en los estantes junto a la primera edición del libro de De la Rua, a las biografías de la Carrió, y al libro de propuestas electorales de Lopez Murphy.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: