A veces un se confunde creyendo que el presidente está confundido. No lo está, sabe lo que hace. Corrido por el estudio de la Fundación Atlas sobre sus discursos, en los que no menciona la palabra seguridad, lanzó su plan para “desarmar a la sociedad” cambiando armas no registradas por dinero. El francotirador de Belgrano no estaría incluido en el plan, porque él tenía un arma registrada.

Al principio pensé que la campaña estaba basada en la misma creencia ingenua que impulsa estas medidas de que los delincuentes que se mueven con total tranquilidad iban a entregar sus armas a cambio de dinero para empezar una nueva vida. ¿Muy ridículo? Sin embargo está repleto de gente que lo cree. Más gente cree todavía que los registros que lleva el estado sirven para algo más que para enriquecer a los funcionarios que reciben coimas o aumentar la planta de empleados públicos.

Ya no hay por qué creer en la ingenuidad del presidente. El tiene claro que su política apunta a desarmar a los que quieren defenderse y no a los delincuentes. Ya dijo que “No vamos a encontrar el camino de la justicia armándonos”. Está pensando en los tiros que podrían recibir los delincuentes no en los disparos que ellos hagan. La única seguridad que puede concebir mister K es la de los delincuentes. Es el club con el que se identifican los montoneros.

Categories:

5 Responses

  1. “No vamos a encontrar el camino de la justicia armandonos”
    Claro, la justicia la vamos a encontrar a traves de los jueces garantistas nombrados por él o modificando el Codigo Penal bajandole las penas a los delicuentes, y dicho sea de paso, no era armandose como sus amiguitos idealistas de los 70 buscaban la pregonada “justicia social”?…a veces me da la impresion que este tipo toma por idiotas a 40 millones de personas.

    Jose, hoy en las charlas de quincho de Ambito se acordaron de vos aunque en el parrafo siguiente (el de Blumberg)habla de un pintor desconocido, una de cal, otra de arena que le dicen, si es que en el parrafo de abajo se refieren a vos.
    Y respecto del tema de la Facultad de Derecho, vos diste Derecho Constitucional II con Battini Vidal de la catedra de Spota, los unicos dos que quedabamos en el aula a las once de la noche en el año 85,yo debajo tuyo en la lista por orden alfabetico, yo me recibi dos años despues en el 89.
    Me acuerdo com si fuera hoy pues vos te llamabas como el tipo con el cual yo cursaba Economia politica (Benegas Lynch)

  2. Es que soy un pintor desconocido! La verdad que no me acuerdo de lo que contás de la cátedra de Spota. Ni siquiera me acuerdo con quién di Constitucional II, pero no me suena haberla dado con Spota. Puede ser otro Benegas, que no sea José. Hay un José Benegas Lynch pero creo que no es abogado.

  3. Che pasaron 21 años nada mas y se supone que son jovenes y además según el tango ese tiempo no es nada….

    Con respecto a las armas no solo no te defienden sino que tambíen te prohiben defenderte…lo más gracioso que es que estos estupidos no se dan cuenta que para los delinuentes el arma es una herramienta de trabajo y que para ellos la tenencia de un arma ilegal (robada o alquilada) es en el mejor de los casos el “delito” menos relevante que pude pesar en su consciencia

  4. La definición más simple de delincuente: persona que viola la ley penal, obviamente a sabiendas. La viola simplemente porque no le interesan los derechos ajenos, ni mucho menos la ley.

    Por alguna razón, los idealistas del movimiento anti-armas siempre piensan que por alguna mágica metamorfosis, esos mismos delincuentes que matan, roban, violan, sin importarles un cuerno con los derechos ajenos y la ley, se transformarán en ciudadanos modelo que cumplen al pie de la letra con la ley cuando ésta dice “entreguen sus armas”.

  5. La definición más simple de delincuente: persona que viola la ley penal, obviamente a sabiendas. La viola simplemente porque no le interesan los derechos ajenos, ni mucho menos la ley.

    Por alguna razón, los idealistas del movimiento anti-armas siempre piensan que por alguna mágica metamorfosis, esos mismos delincuentes que matan, roban, violan, sin importarles un cuerno con los derechos ajenos y la ley, se transformarán en ciudadanos modelo que cumplen al pie de la letra con la ley cuando ésta dice “entreguen sus armas”.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: