Los funcionarios públicos se supone que sirven al público. Se espera de ellos, sobre todo acá en la Argentina, que sean garantes de todo lo que las personas comunes, privadas, no pueden hacer. Ellos garantizarán todas nuestras expectativas y no permitirán que estemos sometidos a ningún riesgo.

Sin embargo algo debe estar fallando porque nuestros funcionarios públicos contratan personal que pagamos nosotros aunque no los necesitemos. Cuando negocian lo hacen teniendo en cuenta su interés de no tener problemas y no tienen empacho en disponer del dinero que nos afanan con impuestos para regalárselo a los grupos más agresivos. Eso es lo que ocurre por ejemplo con los llamados “trabajadores contratados” de la municipalidad de Buenos Aires, que para que no hagan manifestaciones y griten cosas feas, han sido incorporados a la también llamada “planta permanente”, es decir eternidad pública a costa de los vecinos. Algo no anda bien en el ideal estatista ¿no?

Categories:

3 Responses

  1. Mientras el pueblo garpe los impuestos, estos “empresarios públicos” tienen garantizado el éxito.
    ¿Hacen lo mismo en sus empresas provadas?
    Seguro que sí, porque son progre.

  2. fab…primero no tienen empresas siempre vivieron e intenran vivir parasitariamente de nuestros impuestos (65% por año) ,,, la clave es la que vos decìs no garpar o gapar contra reembolso de servicios.

    Jose… si algo anda mal en el ideal estatista….el ideal estatista …asesino de la voluntad y de la responsabilidad, de la creatividad y del deseo de prosperar , en defintiva exterminador de todo lo que hace que el ser humano tenga una vida digna y productiva

  3. La mayoría de los dirigentes políticos, los fondos que obtienen desde sus pésimas gestioes públicas, la invierten en negocios privados.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: