El señor Luis D’Elía es un lumpen presidencial, por atacar una comisaría y ser líder de hordas dedicadas a usurpar y violar el derecho de circulación de las personas, fue premiado con el cargo de subsecreario de tierras para el “hábitat social” (debe querer decir amuchamiento). El gordo es una de las personas autorizadas a delinquir por el señor presidente de la nación (tiene derechos humanos porque utiliza slogans marxistas).

Su última acción como funcionario fue “ejercer la soberanía y la dignidad” y atacar la estancia del ciudadano norteamericano Douglas Thompkins. Como se trata de un personaje del riñón de mister K y como veremos no va a ser ni siquiera reprendido por su acción, podemos suponer que se trata de una acción directa del gobierno argentino contra el señor Thomkins. ¿Estamos en guerra con Estados Unidos?

Categories:

5 Responses

  1. Cuánta gente capacitada laboral y académicamente hay sin posibilidad alguna de insertarse en organismos estatales para los cuales están ampliamente capacitados porque no hay concursos de cargos todo es por acomodo, clientelismo o parentelismo ,y están impedidos de hacer cosas positivas y necesarias para el país; y tenemos que aguantar CON LA NUESTRA -porque el “Sr.” Luis D Elia gratis no hace sus trapisondas-, a todos estos personajes haciendo toda clase de barbaridades…!!!!

  2. Se imagina a los piqueteros cortando el paso a la Estatua de la Libertad, no me sorprende, es lo que más detestan.

  3. De todo el comentario recato el retrato del lamentable subsecretario.
    Tengo no obstante mis reparos hacia don Tompkins. Muy involucrado con los Kennedy, muy progre-verde. Se la pasa haciendo piquete él mismo a los chilenos, y hasta les cuestiona no tener “un plan energètico” a su medida (sus argumentos contra el proyecto Aysen, son imperdibles). No me gusta mucho ese señor, y tampoco me gusta D’Elia.

  4. Marian: sean cuales fueren tus reparos hacia Mr. Tompkins, también los progres-verdes están amparados por la garantía constitucional de la propiedad, que tutela a argentinos y extranjeros, conservadores, liberales y progres.

  5. Ningún desacuerdo con este punto. Es escandaloso. Máxime teniendo en cuenta que es un funcionario público el promotor de tal avasallamiento. Por eso aclaré al principio. Uno y otro representan aspectos de la acción pública que me parecen detestables, pero coincido que en esta ocasión uno le ganó al otro. Un abrazo

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: