El lirismo atrae mucho al gobierno. Cambiar “armas por alimentos” suena parecido como marketing a “hagamos el amor no la guerra”. El problema es que buena parte de la generación que repetía ese aforismo digno de Naroski en estas latitudes terminó matando y mucho “por amor” como una síntesis un tanto macabra de aquel pensamiento. En fin, perdón por la digresión, lo que quería decir era que la ministra de defensa doña Nilda Garré se está entusiasmando con hacer un canje de esa naturaleza para que Rusia entregue armas a la Argentina a cambio de alimentos.

En la Argentina hubo varias iniciativas de esa naturaleza, se suponía que el propósito era mejorar el nivel de seguridad desarmando a la población (Hitler tenía ese mismo “sueño”), pero el proyecto Garré / ruso muestra otras intenciones. No está hecho para desarmar a Rusia, claro, sino para adquirir armamento. ¿Iremos a atacar a alguien?

Se suponía que las fuerzas armadas acosaban al señor presidente. ¿Ya no habrá motivos para que les tema que se decidió a rearmarlas? Puede ser.

Lo más curioso del caso es que el gobierno ruso tiene armas, pero el gobierno argentino no tiene alimentos, sino que éstos pertenecen a los productores. A lo mejor tienen la idea de producirlos en tierras fiscales por medio de brigadas al estilo cubano, o estén pensando en confiscarlos. Es cierto que las retenciones son una forma de apoderarse de alimentos, pero de cualquier modo lo que obtiene el gobierno por ellas es dinero. No podemos subestimarlos tanto para creer que comprarían alimentos para canjear. En fin, es un poco bobo todo esto, pero todo lo bobo se ha vuelto tan progre, tan chic, que dejemos correr esta fantasía a ver a dónde llega.

Categories:

2 Responses

  1. Los slogans no rebatidos de hoy serán las proclamas politicamente korrectas que esgrimiran los gobiernos (politicamente korrektos) de mañana

  2. Posiblemente sea un intento de “blanqueo”. Pareciera que si cambio armas por alimentos es algo que está bien. Pero es una obviedad, porque la mayor parte del dinero que está en manos del gobierno argentino es el derivado de los impuestos sobre los alimentos que el país (privados) produce (su principal fuente de ingresos). Siguiendo el hilo, todo lo que se compra aquí es a cambio de alimentos, ya que es casi lo único que producimos. Armas por alimentos, bombachas por alimentos, computadoras por alimentos. No creo que la idea se base en producir en tierras fiscales con “voluntarios” o “brigadas”, la Argentina es un país de vagos, y eso es imposible aquí. Toda compra de armamentos es peligrosa. Hay que estar atentos, no sea que como Chávez compren armas para reprimir con alguna excusa idiota.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: