Si en lugar de describir la realidad los dirigentes políticos actuaran, los abusos del gobierno no serían posibles o por lo menos no serían gratuitos. Una cosa es ser cronista y otra es ser jugador. Si la oposición sabe, como sabemos todos, que el gobierno espía a los que no comulgan con su proyecto feudal y nacional socialista, deberían considerarse llamados a presentar proyectos, realizar investigaciones, aportar elementos, porque de otro modo el lamento aburre y no conduce a nada.

Lavagna y Macri podrían auditar sus líneas telefónicas y accionar contra los funcionarios de la SIDE y quién les haya dado las órdenes. Afirmar que el kakismo los espía no es una crítica, es una denuncia y las denuncias desde un lugar de responsabilidad deben sostenerse. Mientras tanto el gobierno se muere pero de risa y se da el lujo de ser riguroso con los seguimientos de inteligencia se hacen sobre los funcionarios mientras ellos hacen lo mismo con la oposición.

¿Cómo pensarán los que sólo se quejan que se terminarán estos delitos? En Estados Unidos cayó un gobierno por algo que acá es cosa de todos los días.

Categories:

2 Responses

  1. Jose acertado diagnostico del triste papel que cumple esta cafila de inutiles , irresponsables, improvisados y amorales que procuran nuestro apoyo para convertirlos en amos de la kaja para hacer sobre sus adversarios lo mismo que hoy hacen son ellos.
    El tema no es que solo la oposición (o los que se disfrazan de tales) se quedan en la cabina del relator mirando el partido, lo triste que la mayoria de las veces es el mamaracho de gobierno que tenemos tambíen se queda en la tribuna, mirando por ejemplo como un gurpo de vecinos exhaltados y asustados por uno de esos cachivaches que okupan gobernaciones, maneja la politica exterior y podriamos seguir con miles de ejemplos mas

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: